Inspector General halla “17 errores significativos” en solicitudes para espiar a asociado de la Campaña Trump

Por Ivan Pentchoukov
09 de Diciembre de 2019 Actualizado: 09 de Diciembre de 2019

El inspector general Michael Horowitz encontró que las cuatro solicitudes de orden para espiar al asociado de la campaña de Trump Carter Page contenían 17 errores significativos, según un informe publicado el 9 de diciembre.

“Identificamos al menos 17 errores u omisiones significativos en las solicitudes FISA de Carter Page, y muchos errores adicionales en los Procedimientos Woods”, señala el informe, refiriéndose a los procedimientos que guían la verificación de los reclamos en las solicitudes de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA).

“Estos errores y omisiones fueron el resultado de que los agentes de casos proporcionaron información incorrecta o incompleta a la OI y no señalaron temas importantes para la discusión”, continúa el informe, refiriéndose a la Oficina de Inteligencia (OI) y a la División de Seguridad Nacional del FBI.

Horowitz concluyó que los errores y otras fallas constituyen “fallas graves de desempeño por parte de los agentes supervisores y no supervisores”.

A finales de octubre de 2016, el FBI obtuvo una orden de vigilancia de la Ley de Inteligencia Extranjera (FISA) para vigilar al asociado de la Campaña Trump, Carter Page. La oficina renovó la orden tres veces, vigilando a Page por un total de doce meses.

La solicitud de aplicación de la orden de la FISA incluía reclamaciones de un expediente no verificado de investigación contra Trump. El exfuncionario de inteligencia británico Christopher Steele compiló el expediente utilizando fuentes de segunda y tercera mano relacionadas con el Kremlin.

“El propio Steele no fue la fuente de ninguna de las informaciones objetivas de sus reportajes. En cambio, Steele dependía de una sub-fuente primaria para obtener la información, que utilizaba su red de sub-fuentes para recopilar información que luego se pasaba a Steele”, dice el informe.

La Campaña de Hillary Clinton y el Comité Nacional Demócrata finalmente pagaron por el trabajo de Steele, un hecho que el FBI no reveló en la solicitud de la orden.

Aunque el alcance de la vigilancia otorgada en el caso de Page sigue estando clasificada, las órdenes FISA permiten vislumbrar algunas de las formas de espionaje más intrusivas que permite la ley. Bajo la llamada regla de los dos saltos, los investigadores podían recopilar las comunicaciones de cada persona con la que Page interactuaba, así como de cada persona que se comunicaba con los contactos de Page. Como resultado, es posible que el FBI obtuviera las comunicaciones de toda la Campaña de Trump, tanto retroactivamente como en tiempo real.

Varios funcionarios que participaron directamente en la preparación y firma de las órdenes de aplicación de la FISA se han marchado o han sido despedidos del FBI. El grupo incluye al director James Comey, al subdirector Andrew McCabe, al subdirector Peter Strzok y a otros.

El escándalo que rodea a las órdenes de vigilancia se amplificó con el descubrimiento de mensajes de texto sesgados entre Strzok y la abogada del FBI Lisa Page, con quien Strzok estaba teniendo una aventura extramatrimonial. Strzok y Page expresaron su odio a Trump, hablaron de sus escasas posibilidades de ganar las elecciones, se comprometieron a impedir que fuera elegido, discutieron una “póliza de seguro” en el improbable caso de una victoria de Trump y reflexionaron sobre el “juicio político” una vez que se unieron al equipo del abogado especial Robert Mueller.

Strzok dirigió la investigación de la Campaña Trump y la investigación del uso de Hillary Clinton de un servidor de correo electrónico privado no autorizado para llevar a cabo el trabajo del gobierno. En un informe sobre la revisión de la investigación del correo electrónico de Clinton, el inspector general del Departamento de Justicia, Michael Horowitz, concluyó que los mensajes sesgados de Strzok y Page “crearon incertidumbre” sobre la investigación, pero no pudo encontrar pruebas que apoyaran la afirmación de que el sesgo tenía un efecto en las decisiones de investigación.

Horowitz anunció formalmente la investigación sobre la FISA de Carter Page en marzo de 2018. En septiembre presentó un proyecto de informe al Departamento de Justicia. Horowitz dijo en ese momento que su equipo revisó más de un millón de documentos y que entrevistó a más de 100 testigos.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov

Descubre

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

TE RECOMENDAMOS