Inspirador: Adolescentes de Ride2Freedom se esfuerzan por ayudar a otros

17 de Julio de 2015 Actualizado: 17 de Julio de 2015

Un grupo de niños y jóvenes adultos de 14 países comenzaron y han perseverado en un viaje de bicicleta a lo largo de Estados Unidos. Ellos llaman a su misión Ride2Freedom, y hasta ahora han enfrentado el calor, el frío, vientos, tormentas y montañas. Han también inspirado calidez, alegría y apoyo de la gente en su viaje.

Mi colega Cat Rooney estuvo un tiempo con ellos en Kansas. Me dijo que cuando estaban en grupos siempre notaban e incluían a todos. Eran siempre amables, según Cat. Ella dice que si fueran a crear la sociedad del futuro, le gustaría verlo.

Me pregunto qué clase de experiencias moldearon a los ciclistas de Ride2Freedom. Ellos están aprovechando el verano para alcanzar un desafío. Todos ellos practican Falun Gong, según entiendo, e intentan rescatar otros jóvenes que quedaron huérfanos por la persecución a Falun Gong en China.

Grupo de adolescentes en RideToFreedom. (La Gran Época)
Grupo de adolescentes en RideToFreedom. (La Gran Época)

Falun Gong es una práctica espiritual de ejercicios y meditación y sigue los principios de verdad, compasión y tolerancia. Han sido brutalmente suprimidos por el Partido Comunista Chino desde el 20 de julio de 1999, hace casi 16 años. Algunos de los ciclistas son más jóvenes que eso.

Olivia Zhang tiene 15 años y nació en China. Cuenta que comenzó a practicar Falun Gong, también conocido como Falun Dafa cuando “era muy pequeña”.

“Yo realmente pasé por la persecución y conocí mucho la persecución, así que por eso decidí representar a China”, dijo.

Su familia fue más afortunada que muchas otras familias en China, quienes enfrentan tortura, abuso sexual, separación, ruina financiera, extirpación de órganos y la muerte. La suya no. Pero ella y su madre sintieron que debían hablar por otros que están sufriendo. Es la misma razón por la que ahora monta su bicicleta.

De niña, “en realidad, mi familia … nunca estuvo directamente perseguida. Mi mamá o mi hermana nunca fueron a prisión o arrestadas, pero casi todos los días mi mamá y yo íbamos a clarificar la verdad”. Les daban volantes a la gente contándole los hechos sobre los abusos a los derechos humanos en su país, y colgaban carteles por la noche, lo cual brindaba información censurada como “Falun Dafa es bueno; la persecución está mal, cosas por el estilo”, dijo Olivia.

Era algo riesgoso y valiente de hacer. Ella tenía miedo pero lo hacía de todas formas.

“En la escuela expliqué un poco la verdad a mis amigos y maestros, era algo bastante peligroso también, así que pienso que ese fue el impacto que la persecución me dio cuando era pequeña, en mi infancia. Luego vine a los EE. UU., todo está bien”, dijo Olivia.

Siento que son tan innocentes y son tan pequeños por eso quiero unirme a este proyecto, es para realmente rescatar los huérfanos.  

— Olivia Zhang, 15 años, ciclista, Ride2Freedom 

Su familia vive ahora en Indiana. Pero Olivia no ha olvidado a sus niños compañeros de Falun Gong en China.

“Siento que tengo una clase de conexión con los huérfanos aunque mi familia nunca fue realmente perseguida, pero me identifico con los huérfanos, siento que son tan innocentes y son tan pequeños, por eso quiero unirme a este proyecto, es para realmente rescatar los huérfanos y con la esperanza de que podamos dar fin a la persecución al contarle a más gente sobre lo que pasa en China”, dijo Olivia, todo en un respiro.

El grupo ha ganado apoyo de funcionarios electos y el público en general. Ella dice que le cuenta a todos los que se encuentra sobre su causa.

“El alcalde y el consejero municipal de O’Fallon, Missouri … reconocen los esfuerzos sinceros y del corazón de la juventud de Ride 2 Freedom por crear conciencia de la lucha de millones de niños en China, y por la presente proclama el 30 de junio de 2015 ‘Día de Ride to Freedom'”, escribió el alcalde Bill Hennessy.

Ese es uno de los muchos actos formales e informales que reconocen a los ciclistas y a sus corazones puros.

Cuando oí por primera vez de su plan, este invierno, comencé a llorar. Probablemente no haya sido la única.

Olivia dijo, “cada vez que voy y le hablo a la gente, la gente queda siempre muy impresionada por lo que estamos haciendo, por qué lo hacemos. A veces se toman selfies con nosotros para mostrar su apoyo, a veces incluso hacen donaciones”.

Chris Jasurek de Florida es uno de los adultos que acompañan al grupo. Él escribió en Facebook, “Hay aún mucho trabajo que hacer para acabar finalmente con la persecución a Falun Gong en China. Ride2Freedom no ha sido fácil y las tareas por delante tampoco lo serán. La esclavitud terminó. El apartheid terminó.  Las injusticias arraigadas, endémicas pueden acabar. La persecución de Falun Gong acabará. Ride2Freedom es un gran paso hacia ese fin”.

TE RECOMENDAMOS