Inteligencia humana del PCCh en Estados Unidos: por qué Beijing está furioso

Por Antonio Graceffo
07 de Febrero de 2024 5:40 PM Actualizado: 08 de Febrero de 2024 8:25 AM

Opinión

El Partido Comunista Chino (PCCh) está furioso porque Estados Unidos acusó a sus estudiantes de espionaje, a pesar de que el PCCh utiliza regularmente a estudiantes con este fin.

Beijing acusó a Estados Unidos de acosar a estudiantes chinos; algunos fueron interrogados por espionaje y otros deportados. Sin embargo, las sospechas no eran infundadas, ya que la Ley de Inteligencia Nacional de China obliga a los ciudadanos a ayudar al PCCh en la recopilación de información de inteligencia.

Según la Oficina Federal de Investigaciones, el régimen chino está decidido a alcanzar sus objetivos de desarrollo para 2025, recurriendo a un amplio espionaje. Esto implica robar secretos en 10 industrias estratégicas para mejorar la competitividad de China y dominar estos sectores en el futuro. La comunidad de inteligencia estadounidense identifica al PCCh como la principal amenaza de espionaje, que a menudo implica el reclutamiento de estudiantes como agentes.

El proyecto 2025 cuenta con el respaldo del Estado y combina recursos militares y del sector privado en una fusión militar-civil. Utilizando la vigilancia satelital, el cibercrimen y la recopilación de inteligencia humana, el PCCh busca recopilar amplia información. Las empresas e instituciones educativas estadounidenses son vistas como objetivos fáciles para el espionaje, y los estudiantes de posgrado e ingenieros chinos participan con frecuencia en investigaciones cruciales, ya sea en colaboración con empresas privadas estadounidenses, el gobierno estadounidense o una combinación de ambos.

Los agentes de inteligencia chinos frecuentemente persiguen los mismos objetivos mediante múltiples ataques coordinados utilizando diversas herramientas. Si bien algunos agentes trabajan de forma remota y participan en piratería informática y delitos cibernéticos para robar información confidencial o de propiedad exclusiva, esto representa solo una pequeña parte de su estrategia. Numerosos agentes se centran en adquirir información disponible públicamente mediante búsquedas en la web y escaneo de publicaciones en redes sociales en plataformas como Facebook, Twitter, Instagram y TikTok. También se sabe que los espías aprovechan las aplicaciones de citas o los sitios de empleo para dirigirse a personas específicas que pueden poseer o tener acceso a la información que buscan.

Estos agentes suelen trabajar para el Ministerio de Seguridad del Estado o el Segundo Departamento del Departamento del Estado Mayor (2PLA), también conocido como Departamento de Inteligencia del GSD. GSD tiene la tarea de recopilar y analizar inteligencia militar y política, similar a la Agencia de Inteligencia de Defensa de Estados Unidos. Combina funciones similares a las de la Agencia Nacional de Inteligencia Geoespacial y la Oficina Nacional de Reconocimiento, abarcando funciones de reconocimiento espacial y satelital.

Las capacidades de recopilación de Inteligencia Humana (HUMINT) de 2PLA incluyen operaciones HUMINT abiertas y clandestinas. Los agentes de inteligencia suelen reclutar personas de empresas estatales o instituciones académicas. Además, 2PLA supervisa los agregados militares chinos estacionados en las embajadas chinas en todo el mundo. En 2019, la participación del 2PLA salió a la luz cuando las autoridades estadounidenses descubrieron que el consulado chino en Houston estaba involucrado en actividades de espionaje, incluida la gestión de estudiantes chinos reclutados como agentes.

Aunque la amenaza de espionaje del PCCh es bien conocida por los funcionarios estadounidenses, la Agencia Central de Inteligencia está algo paralizada a la hora de contrarrestarla. En 2021, la CIA estableció un Centro de Misiones en China, experimentando un nivel de expansión y urgencia similar al aumento de los esfuerzos antiterroristas posteriores al 11 de septiembre.

Sin embargo, a diferencia de ese período, hay indicios mínimos de que el Congreso haya aumentado el presupuesto de la CIA o aumentado su personal. La asignación específica para la CIA dentro de la Ley de Autorización de Defensa Nacional de 874,200 millones de dólares para el año fiscal 2024 no se revela. Aún así, constituye solo una pequeña porción en comparación con los fondos dirigidos al Pentágono o a las avanzadas plataformas de recolección de satélites del país.

A medida que la China comunista emerge como la principal amenaza militar, el Departamento de Defensa recibe un presupuesto que supera los 800 mil millones de dólares. Sin embargo, dado el estatus del régimen chino como principal amenaza de inteligencia, la financiación de la CIA también debería ser cuantiosa, pero, en realidad, es solo una pequeña fracción del Departamento de Defensa.

Protegerse contra los espías del PCCh es un desafío excepcional debido a las formidables capacidades técnicas de contrainteligencia del régimen y su compromiso con la población en general, incluidos estudiantes, ingenieros y empresarios.

El líder chino Xi Jinping alienta al público no solo a espiar para Beijing sino también a espiarse unos a otros, lo que recuerda a la era de Mao Zedong y la Revolución Cultural. Este paso atrás indica que el PCCh no tiene intención de participar responsablemente en el orden internacional basado en reglas generalmente aceptado. También implica que la comunidad de inteligencia del PCCh no enfrenta las mismas restricciones financieras y legales que Estados Unidos.

Beijing expresó su indignación por los supuestos “infundados interrogatorios, acoso y repatriación de estudiantes chinos”, citando posibles amenazas de espionaje. Sin embargo, esta preocupación no era infundada. Debido a la Ley de Inteligencia Nacional de China, estos estudiantes calificaban como agentes extranjeros según la ley estadounidense.

El artículo 7 de la Ley de Inteligencia Nacional exige que “Todas las organizaciones y ciudadanos apoyarán, ayudarán y cooperarán con los esfuerzos de inteligencia nacional… protegerán los secretos del trabajo de inteligencia nacional de los que tengan conocimiento”.

Además, el artículo 14 establece que “Todas las organizaciones y ciudadanos apoyarán, ayudarán y cooperarán con los esfuerzos de inteligencia nacional… protegerán los secretos del trabajo de inteligencia nacional de los que tengan conocimiento”. Y el artículo 14 dice: “Los órganos de trabajo de inteligencia del Estado… podrán exigir que los órganos interesados , organizaciones o ciudadanos brindan el apoyo, la asistencia y la cooperación necesarios”.

Este requisito de ayudar al PCCh en la recopilación de inteligencia y mantener el trabajo de inteligencia en secreto se alinea con la definición de agente extranjero de la Ley de Registro de Agentes Extranjeros de EE.UU. como “cualquier persona dentro de los Estados Unidos que actúa como agente, representante, empleado o servidor, o actúa de otra manera por orden, solicitud o bajo la dirección o control de un gobierno extranjero o cualquier funcionario del mismo”.

Al PCCh no le importa espiar a Estados Unidos; simplemente odia que lo acusen de espionaje.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de The Epoch Times

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.