Inversiones de Beijing en Latinoamérica representan amenazas a la región, en donde “China es primero”

Por Eduardo Tzompa
25 de Junio de 2020
Actualizado: 25 de Junio de 2020

Los compromisos económicos del Partido Comunista Chino (PCCh) en Latinoamérica solo buscan beneficiar a China y representan una amenaza a la posición estratégica de los EE.UU., dijo este miércoles el investigador en estudios de América Latina y experto en China, Evan Ellis, ante la Comisión de Revisión de la Economía y de Seguridad entre EE.UU. y China.

“En América Latina, [China] ha expandido rápidamente su posición e influencia en las últimas dos décadas a través del comercio, los préstamos y las inversiones”, dijo Ellis, agregando que el comercio de China con la región ha crecido de USD 12,000 millones en 2000 a USD 278,000 millones en 2017.

Asimismo, las empresas chinas han invertido más de USD 122 mil millones en Latinoamérica entre 2000 y 2018. “La gran mayoría de esas inversiones han implicado adquirir el control sobre los productos básicos o construir y dominar la infraestructura para evaluar los productos básicos y los mercados”, dijo el economista, quien ha investigado en los últimos dieciséis años las actividades del PCCh en América Latina y el Caribe.

“Aunque [el PCCh] llama a sus compromisos un ‘win-win’ [ganar-ganar], se describen mejor como ‘China primero’, dejando luego que los EE.UU. y la región asuman las consecuencias y recojan los pedazos [del desastre]”, agregó.

Ellis presentó los resultados de su investigación y enumeró seis amenazas, principalmente económicas, que el PCCh usa para competir con Estados Unidos: El impulso de las empresas chinas para dominar sectores críticos, el uso de incentivos económicos para silenciar las críticas, el apoyo económico a regímenes anti-EE.UU., el despliegue de estructuras de comunicación y seguridad para que el PCCh obtenga datos de otros países asociados, el suministro de comercio y préstamos a gobiernos en Occidente menos dispuestos a tratar con EE.UU., y el compromiso para fortalecer sus sistema de armas para un futuro conflicto con EE.UU.

Un ejemplo que dio Ellis sobre el daño que causa China a la región a través de sus compromisos, es el caso de Venezuela.

El PCCh proporcionó más de USD 62,000 millones en préstamos a los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro “para fomentar sus actividades subversivas y criminales” mientras expropiaban a las empresas occidentales y “desmantelaban la democracia”.

China ha recuperado casi todos los préstamos otorgados al régimen de Maduro a través del bombeo del petróleo venezolano para poder pagarse a sí mismo.

En relación a Ecuador, Ellis dijo que el gobierno de Rafael Correa contrajo una deuda de más de USD 6,000 millones con China por proyectos de infraestructura “con numerosos defectos”, lo cual obligó al país a entregarle al régimen chino el 90 por ciento del petróleo del país hasta 2024.

En Argentina, el régimen chino reaccionó frente a las medidas antidumping de sus productos impuestas por el Congreso, y suspendió la compra de USD 2000 millones en aceite de soja argentino, para luego obligar el gobierno argentino a comprometerse con USD 10,000 millones en proyectos de infraestructura ferroviaria, de acuerdo con el investigador estadounidense.

También destacó que China vendió en la región una creciente gama de sistemas de vigilancia, y que según el marco de la Ley de Seguridad Nacional del régimen chino de 2017, el PCCh puede obligar a las empresas chinas a entregar datos que pasan por estas estructuras, lo cual “les permite comprometer a los líderes u obtener influencia en las interacciones comerciales y políticas”. Ecuador, Bolivia y Panamá son algunos de los países que utilizan estos sistemas de monitoreos.

Ellis dijo que este compromiso de seguridad del PCCh en la región, “aunque modesto hasta la fecha, juega un papel importante para ayudar al EPL a desarrollar capacidades técnicas y de soporte, conocimiento y relaciones que le permiten operar de una manera cada vez más global”.

“Si bien las ventas de armas de la República Popular China en los últimos 5 años fueron de USD 615 millones, las donaciones son mucho mayores”, añadió el economista, señalando las transacciones militares hechas con Venezuela, Bolivia, Ecuador y Argentina. “[China] también ha utilizado ventas y donaciones de equipos de seguridad para fortalecer sus lazos con las fuerzas policiales latinoamericanas, creando conexiones y buena voluntad potencialmente útiles para proteger los intereses de las empresas y personal chinos que operan en las naciones receptoras”, dijo Ellis.

De acuerdo con Ellis, el enfoque del PCCh es “fundamentalmente neomercantilista”, y utiliza sus empresas para dominar la infraestructura y operaciones de mercados extranjeros. En América Latina, “la herramienta principal de la RPC en este avance ha sido sus enormes recursos financieros (…) De hecho, el setenta y cinco por ciento de la inversión de la RPC en la región durante el período ha sido a través de fusiones y adquisiciones”.

El pasado martes, el director del FBI Christopher Wray, señaló a Beijing como la mayor amenaza para Estados Unidos, revelando que el organismo de aplicación de la ley tiene actualmente más de 2000 investigaciones activas que se remiten al Partido Comunista Chino (PCCh).

Wray dijo a Fox News que en la última década ha habido un aumento de aproximadamente 1300 por ciento en las investigaciones de espionaje económico con vínculos al régimen chino. Acusó al PCCh de intentar interferir en la política de Estados Unidos y de espiar a las empresas de la lista 100 de Fortune, las 100 empresas más importantes del país de acuerdo a la clasificación de sus empleados.

“No hay ningún país que presente una amenaza más amplia y completa a la innovación de Estados Unidos, a nuestra seguridad económica y a nuestras ideas democráticas que China”, dijo Wray a Breit Baier de Fox News en una entrevista que salió al aire el miércoles.

Asimismo, dijo que el FBI tiene más de 2000 investigaciones activas que se remontan al régimen chino y que su oficina se encuentra abriendo una nueva investigación de contrainteligencia cada 10 horas.

Con informes de la reportera de The Epoch Times, Isabel Van Brugen.


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo.


Descubra:

El complot entre cárteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS