Investigadores perforan 900 metros de hielo y descubren vida en la oscuridad total en la Antártida

Por Louise Bevan
26 de Febrero de 2021
Actualizado: 26 de Febrero de 2021

En un increíble descubrimiento, científicos polares vieron vida marina en el fondo del océano bajo una enorme plataforma de hielo de la Antártida, una zona que hasta ahora se creía inhabitable.

Los científicos del British Antarctic Survey (BAS) bajaron una cámara a un pozo de la plataforma de hielo Filchner-Ronne, en el sureste del mar de Weddell, para recoger muestras de sedimentos. La cámara descendió a través de 900 metros (aproximadamente 0.5 millas) de hielo sólido y luego salió a las profundidades de la Antártida.

La temperatura en el oscuro fondo del océano, que no ha sido tocado por la luz del sol, registró -2.2 °C (aproximadamente 28 °F).

La perforación de la plataforma de hielo Filchner-Ronne, de 900 metros de profundidad, en el sureste del mar de Weddell (Cortesía del Dr. Huw Griffiths/British Antarctic Survey)

Cuando la cámara rebotó en un peñasco, captó imágenes de dos tipos diferentes de esponjas marinas que se alimentan por filtración y que estaban adheridas a una formación rocosa. Las esponjas, a 160 kilómetros (aproximadamente 99 millas) de los avistamientos anteriores de los investigadores, reportó CNN, son las primeras vidas marinas estacionarias que se documentan en el área.

“Este descubrimiento es uno de esos afortunados accidentes que impulsan las ideas en una dirección diferente y nos muestra que la vida marina antártica es increíblemente especial y está sorprendentemente adaptada a un mundo helado”, dijo el biogeógrafo y autor principal del estudio, el Dr. Huw Griffiths, en un comunicado de prensa del 15 de febrero.

El peñasco antártico que alberga esponjas marinas, posiblemente una o muchas especies desconocidas hasta ahora. (Cortesía del Dr. Huw Griffiths/British Antarctic Survey)

“Esperábamos extraer un núcleo de sedimento debajo de la plataforma de hielo”, añadió el Dr. James Smith, geólogo del BAS, “así que nos sorprendió un poco cuando golpeamos el peñasco y vimos por las imágenes de video que había animales viviendo en él”.

En esta zona se ha registrado vida marina móvil, como gusanos, peces, medusas y krill, bajo las plataformas de hielo antárticas, pero nunca organismos estacionarios que se alimentan filtrando el agua. Cabe destacar que el pozo del BAS se perforó a 260 kilómetros (aproximadamente 161 millas) del mar abierto y a más de 300 kilómetros (aproximadamente 186 millas) de la fuente de alimento más cercana.

La plataforma de hielo Filchner-Ronne en el sureste del mar de Weddell (Dominio público)

Griffiths especuló con que las esponjas podrían ser una “versión increíblemente resistente de lo que normalmente vive en la Antártida”, antes de aventurar que podrían ser una especie totalmente nueva. En climas tan áridos, esta adaptación podría soportar semanas, meses o incluso años sin sustento.

El estudio del equipo del BAS, titulado “Rompiendo todas las reglas“, en homenaje a su emocionante descubrimiento, se publicó en la revista científica Frontiers in Marine Science el 15 de febrero.

La superficie total explorada bajo las plataformas de hielo de la Antártida tiene el tamaño de una pista de tenis. (Cortesía del Dr. Huw Griffiths/British Antarctic Survey)

Griffiths, que lleva 20 años trabajando con el BAS, afirmó que el descubrimiento del equipo de investigación plantea más preguntas que respuestas, como por ejemplo “¿Qué pasaría con estas comunidades si la plataforma de hielo se derrumbara?”.

“Para responder a nuestras preguntas tendremos que encontrar la manera de acercarnos a estos animales y a su entorno”, dice Griffiths, “y eso es bajo 900 metros de hielo, a 260 kilómetros de los barcos donde están nuestros laboratorios”.

Hasta la fecha, ocho sondeos antárticos le han permitido a los científicos polares explorar una zona del tamaño de una pista de tenis, aunque con dificultades debido a las extremas condiciones meteorológicas. Queda mucho por explorar; las plataformas de hielo de la Antártida cubren actualmente un área de más de 1.5 millones de kilómetros cuadrados (aproximadamente 580,000 millas cuadradas).

Según Griffiths, los científicos deberán encontrar “formas nuevas e innovadoras” de estudiar el fondo oceánico antártico para responder a las preguntas que aún quedan.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS