Invita a una mujer solitaria a comer sin saber que su “perspectiva de la vida” cambiaría para siempre

Por Louise Bevan
30 de Julio de 2019 Actualizado: 30 de Julio de 2019

La mayoría de las personas van a un restaurante informal para tomar un aperitivo rápido, una sabrosa comida caliente para llevar, o para socializar con amigos. Pero para una viuda anciana que lloraba la pérdida de su esposo en la víspera de su 60º aniversario de bodas, la suya era una mesa solitaria.

Brad’s Bar-B-Que en Oxford, Alabama, también fue anfitrión de una fiesta diferente esa misma noche el 18 de abril de 2019. Jamario Howard y sus amigos habían salido a comer y estaban disfrutando de su comida antes de darse cuenta de que se trataba de una mujer mayor, cuyo nombre era Eleanor, según Fox 29, que estaba sentada sola. Pero Jamario no juzgó en silencio, ni tampoco ignoró la mesa de la mujer.

En vez de eso, se acercó para presentarse.

“Mis pensamientos exactos fueron ‘Odiaría tener que comer solo'”, dijo Jamario más tarde en Facebook. “Así que después de pensarlo un minuto me acerqué a ella y le pregunté si podía sentarme con ella”.

Las intenciones de Jamario eran claras y, al parecer, su gesto amable no podría haber llegado en mejor momento. Eleanor dijo que sí. La pareja comenzó a hablar, y enseguida se supo que la anciana estaba de luto. “Inmediatamente le di mis condolencias”, continuó Jamario, “y le pedí que viniera a comer con nosotros, lo que estaba muy emocionada de hacer”.

Una foto que Jamario compartió en su página de redes sociales muestra a sus amigos, además de a Eleanor, sentada cómodamente en la cabina de un restaurante de Brad’s Bar-B-Que, disfrutando de sus comidas como viejos amigos. Sin embargo, esta improbable reunión social no fue solo para beneficio de Eleanor, ya que Jamario reveló más tarde que la historia de la viuda había desafiado suavemente sus propias percepciones.

“Esta mujer cambió mi visión de la vida”, compartió Jamario, “y cómo miro a otras personas. Todo el mundo tiene una historia, así que no la juzgué”, escribió.

En el transcurso de una noche, una mesa llena de comida y un gesto inesperado de bondad, se formó un vínculo. Quién sabe si Jamario, sus amigos y Eleanor se convertirán en amigos habituales en el futuro, pero una cosa es segura: la amabilidad cambia la vida, y no solo para la persona que tiene una necesidad más obvia.

Según un estudio de Harvard Medical School, “el duelo nunca termina realmente. Se desvanece después de un tiempo”, compartieron los investigadores: “pero puede surgir en cumpleaños y aniversarios, en ciertos lugares, o desencadenado por algo como una canción especial”.

Imagen Ilustrativa. (Crédito: Monkey Business Images/ Shutterstock)

La retroalimentación de la participación de Jamario en las redes sociales fue testimonio de la universalidad de su gesto. Todos, en algún momento de nuestras vidas, perderemos a alguien a quien amamos. Y la compasión que recibimos de otros en nuestro tiempo de mayor necesidad puede realmente significar la diferencia entre luchar y tener éxito.

“Esto es tan hermoso”, compartió un usuario de Facebook. “Tal vez les recuerde a otros americanos que todos somos humanos y que un simple acto de bondad puede cambiarlo todo”.

Howard reiteró sus propios pensamientos en una sincera súplica moral a una audiencia más amplia. “El punto en esto es siempre ser bueno y ser amable con la gente”, dijo, amablemente. “Nunca se sabe por lo que están pasando”.

Una señora de 70 años cayó en un río congelado, estas personas arriesgan sus vidas para salvarla

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS