Jefe de tecnología de EE.UU. llama al régimen chino “Estado autoritario avanzado” y lanza advertencia

Por Bowen Xiao
11 de Noviembre de 2019 Actualizado: 11 de Noviembre de 2019

 El director de tecnología de EE.UU., Michael Kratsios, alertó a los países que “abren sus brazos” a las empresas chinas por infraestructura clave como 5G e inteligencia artificial, y declaró que el gobierno de Beijing ha construido un “estado autoritario avanzado”, durante una importante conferencia mundial de tecnología en Lisboa, Portugal. 

Kratsios, en sus primeros comentarios internacionales importantes el 7 de noviembre, después de ser confirmado por el Senado en agosto, habló sobre los esfuerzos de la administración Trump para liderar en tecnologías emergentes, instando a que si no actuaban ahora, la influencia y el control del régimen comunista chino sobre la tecnología “no solo socavaría las libertades de sus propios ciudadanos sino de las todos los ciudadanos del mundo”.

Gran parte de su discurso estuvo destinado a instar a Estados Unidos y Europa a trabajar juntos para abrazar la innovación tecnológica y “defender nuestro sistema libre contra nuestros adversarios, que buscan socavar nuestros valores compartidos”. También nombró al gigante tecnológico chino Huawei en la Cumbre Web 2019, destacándolo como un ejemplo del Partido Comunista Chino (PCCh) “extendiendo su autoritarismo al extranjero”. 

“Estamos luchando para defender el sistema de libre mercado que alimenta nuestra innovación”, dijo Kratsios. “Estamos luchando para que los avances tecnológicos que impulsan nuestras economías, fortalezcan nuestra seguridad, fortalezcan a nuestros ciudadanos y definan el futuro que construiremos para nosotros con nuestros valores”. 

“Si le permitimos a Beijing un grado tan profundo de acceso e influencia en nuestro sistema tecnológico, corremos el riesgo de repetir los mismos errores que cometieron los [líderes] de nuestra nación hace casi 20 años. En 2001, nuestros líderes [llevaron] a China a la Organización Mundial del Comercio, esperando que, al abrirles nuestras economías, el país se liberalizaría política y económicamente”, señaló. 

“En cambio, China robó nuestra propiedad intelectual. Obligaron a las empresas a entregar tecnología valiosa… para acceder a su mercado, y ahora requieren acceso a todos los datos, información y secretos contenidos en cualquier servidor en China “, continuó. 

Según la ley china, Huawei y todas las demás empresas chinas deben cooperar con los Servicios de Inteligencia y Seguridad del régimen, independientemente de dónde opere realmente la empresa, señaló Kratsios. También hizo referencia a informes sobre Huawei instalando equipos en la sede de la Unión Africana, con el sistema informático de la Unión [africana] siendo pirateado y la información transferida a los servidores en Shanghai. Dijo que esto ocurrió “todas las noches durante cinco años”. 

El PCCh tiene representantes en casi todas las grandes empresas en China, lo que significa que todas tienen el mismo objetivo en el cumplimiento de las metas del estado, dijo a La Gran Época Charity Wright, asesora de inteligencia de amenazas cibernéticas en IntSights con 15 años de experiencia trabajando para el Ejército de EE. UU. y la Agencia de Seguridad Nacional.  

Tras el discurso del director de tecnología en la cumbre, Huawei emitió una declaración el 7 de noviembre rechazando sus afirmaciones, alegando que su empresa es una “empresa 100% privada de propiedad exclusiva de sus empleados”. Huawei afirmó que no tenían control ni acceso a los datos en la sede de la Unión Africana, diciendo que fue administrado y operado por el personal de TI de la organización. 

Kratsios dijo que Estados Unidos se ha visto “obligado a tomar medidas” para bloquear la infiltración de la infraestructura tecnológica, el robo de la investigación y la innovación estadounidense y el uso de la tecnología resultante para violar los derechos humanos. China es el perpetrador más activo del espionaje económico en Estados Unidos, según un informe de la Oficina de Comercio y Política de Fabricación de la Casa Blanca. 

“Tenemos la voluntad de tomar las decisiones correctas ahora, y el coraje de ratificar nuestras palabras con acciones, el gobierno estadounidense está tomando una posición y no podemos hacerlo sin Europa y nuestros aliados en todo el mundo”, señaló Kratsios. 

En mayo, Trump firmó una orden ejecutiva que permitiría al gobierno bloquear la compra de equipos de telecomunicaciones fabricados en el extranjero que se consideran un riesgo de seguridad nacional para Estados Unidos. La administración Trump también ha presionado previamente a otros países para que no usen el equipo 5G de Huawei. 

El discurso de Kratsios se produjo pocos días después de que Ajit Pai, presidente de la Comisión Federal de Comunicaciones de EE. UU. (FCC), hizo comentarios similares en alcance y tono en el Consejo de Relaciones Exteriores, un grupo de expertos sin fines de lucro. Pai calificó el dominio de Huawei en 5G como una “gran preocupación” para Estados Unidos, que podría abrir la puerta a la vigilancia, el espionaje y otros peligros.

*****

A continuación:

¿Es posible que China tome el control de la economía global?

TE RECOMENDAMOS