Jefe del Pentágono ordena “retirada” militar para abordar el extremismo en el ejército

Por Tom Ozimek
04 de Febrero de 2021
Actualizado: 04 de Febrero de 2021

El secretario de Defensa, Lloyd Austin, ordenó el miércoles a los líderes militares que dediquen tiempo a hablar con sus tropas sobre el extremismo dentro de las filas de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos, un tema que ha estado en el radar del Pentágono por un tiempo y que su recién nombrado jefe se comprometió a abordar.

El portavoz principal del Pentágono, John Kirby, dijo que Austin se reunió el miércoles con todos los jefes y secretarios del servicio militar y les dijo que estaba ordenando una “retirada” de todas las unidades en los próximos 60 días.

Si bien aún no hay muchos detalles sobre la iniciativa, Kirby dijo que Austin está decidido a abordar el extremismo dentro de las filas de las fuerzas armadas de Estados Unidos y está recopilando más información sobre la mejor manera de abordar el problema.

“No sabemos cómo vamos a ser capaces de llegar a esto de una manera significativa, productiva, y tangible y es por eso que él tuvo esta reunión hoy y es por eso que ciertamente se ordenó esta retirada”, dijo Kirby a la prensa.

Durante su audiencia de confirmación el 19 de enero, Austin destacó la necesidad de eliminar de las filas del ejército estadounidense a los “racistas y extremistas”.

El secretario de defensa dijo que nosotros “le debemos a nuestra gente un entorno de trabajo libre de discriminación, odio, y acoso”, y prometió “luchar duro para erradicar la agresión sexual, librar de nuestras filas a racistas y extremistas, y crear un clima en el que todos encajen y estén dispuestos a tener la oportunidad de servir a este país con dignidad”.

El general retirado del Ejército Lloyd Austin responde a varias preguntas durante su audiencia de confirmación en el Comité de Servicios Armados del Senado de EE. UU. el 19 de enero de 2021. (Greg Nash-Pool/Getty Images)

Si bien el Pentágono aún tiene que definir cómo lidiará con el extremismo y ofrecer datos actuales que estimen cuántos miembros del servicio tienen ideologías extremistas, una encuesta de 2017 (pdf) sobre las relaciones raciales/étnicas en el ejército puede ofrecer una idea.

La encuesta, que fue diseñada para evaluar tanto las experiencias autodeclaradas de acoso y discriminación racial/étnica en el ejército así como el clima que rodea el tema, descubrió que la mayoría de los miembros negaban tener problemas con delitos de odio (90 por ciento), pandillas (88 por ciento), y organizaciones racistas/extremistas (86 por ciento) en su lugar de trabajo. A pesar de que el problema era más agudo en la comunidad local que rodeaba su lugar de trabajo, la mayoría de los miembros negaron tener problemas con delitos de odio (71 por ciento), organizaciones racistas/extremistas (67 por ciento), y pandillas (63 por ciento) en su zona.

Al hablar con los líderes del servicio sobre las tropas con puntos de vista extremistas, Austin “señaló que aunque las cifras puedan ser pequeñas, es posible que no sean tan pequeñas como nos gustaría que fueran o como creemos que son”, dijo Kirby.

En esta audiencia, Austin ofreció una idea de cómo abordar el tema del extremismo, diciendo que los líderes militares deben ser capacitados “para asegurarse de que estén en contacto con las personas que dirigen, que ellos comprendan quiénes son, qué están haciendo, que están leyendo, que miren al entorno en donde viven y busquen señales de cosas que podrían indicar que algo va en la dirección incorrecta”.

Austin dijo que el problema es algo al que no se puede “poner una curita, arreglar, y dejar en paz”, y que los líderes militares “necesitan poder hablar con sus subordinados e inculcarles los tipos de valores correctos”.

“Comprometerse más con su gente en este tipo de asuntos puede generar grandes dividendos”, dijo, “pero no creo que uno pueda quitar la mano del volante”.

Kirby dijo que aún no hay ninguna decisión sobre la duración de la retirada, y agregó que se desarrollarán materiales de capacitación y se enviarán a las unidades para que puedan tener conversaciones sobre el tema.

Las retiradas no son infrecuentes en las Fuerzas Armadas. Estos suelen durar un día o más y suelen incluir reuniones entre los comandantes y sus unidades sobre un tema específico. A menudo, los servicios militares ordenan retiradas de seguridad cuando varios aviones o barcos están en tierra, y las tropas repasan las pautas operativas y de seguridad. En otros casos, se pueden utilizar para abordar problemas como agresión sexual o suicidios.

Con información del Associated Press y Reuters.

Siga a Tom en Twitter: @OZImekTOM


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


 

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS