Joven estadounidense bloqueada en TikTok acusa a la app de video de “encubrir” la verdad

Por Isabel van Brugen
01 de Diciembre de 2019 Actualizado: 01 de Diciembre de 2019

La adolescente estadounidense, cuya cuenta de TikTok fue suspendida luego de publicar videos que criticaban al Partido Comunista Chino (PCCh) por su opresión hacia los uigures y a otras minorías étnicas en Xinjiang, acusó a la compañía con sede en Beijing a cargo de la app de videos por “encubrir” la verdad.

En un video de tres partes que ahora es viral, disfrazado ingeniosamente como un tutorial sobre cómo rizar las pestañas, Feroza Aziz, una estudiante de secundaria de 17 años en Nueva Jersey, les dice a sus televidentes que “tomen conciencia” sobre los abusos de los derechos humanos en la atribulada región noroeste de China, donde se estima que al menos un millón de uigures, probablemente más, se encuentran recluidos en la red de campos de internamiento masivo de la región.

Poco después, la adolescente musulmana estadounidense dijo que TikTok la había bloqueado durante un mes, compartiendo una captura de pantalla en Twitter del mensaje recibido que decía que esto se debía a “múltiples violaciones de nuestros Lineamientos de la Comunidad [de TikTok]”.

La red social, propiedad de ByteDance de Beijing, ha emitido un comunicado público disculpándose por suspender la cuenta TikTok de Feroza, pero ha seguido negando que la suspensión haya tenido algo que ver con el “contenido relacionado con China”.

En cambio, la app dijo en un comunicado que la cuenta de la adolescente fue moderada por publicar un video satírico en una cuenta separada, previamente eliminada, “que incluía la imagen de Osama bin Laden”. Un portavoz de TikTok luego agregó que el video fue eliminado por 50 minutos debido a un “error de moderación humana”.

En una entrevista telefónica con The Epoch Times, Feroza dijo que cree que la declaración de TikTok es “sospechosa” y “no cuadra en absoluto”, particularmente porque un video que publicó el mes pasado en una cuenta separada destacando la crisis humanitaria en Xinjiang también fue eliminado de la aplicación.

Agregó que aunque su cuenta ha sido restablecida desde entonces, cree que esto solo sucedió debido a la cobertura de los medios que dieron sobre su censura.

“Pensé que la disculpa era muy sospechosa y que estaban encubriendo lo que estaba sucediendo”, dijo Feroza. “Para que digan que mi cuenta fue retirada debido a un video satírico que creé en una cuenta anterior que fue eliminada, me pareció muy dudoso”.

“Creo que me devolvieron mi cuenta porque se vieron bajo presión y sabían que el mundo estaba descubriendo que la verdad finalmente se estaba revelando”, dijo.

La joven de 17 años, que se describe a sí misma como una activista de derechos humanos, también le dijo a The Epoch Times que le resulta extremadamente extraño que TikTok no se haya disculpado en privado con ella desde que les envió un correo electrónico la mañana del 26 de noviembre.

“Se deberían de haber contactado conmigo porque todo comenzó conmigo, así que no sé por qué no lo han hecho”, dijo. “No sé por qué emiten tantas declaraciones públicas y todavía no me han hablado.

“Creo que es muy, muy extraño”.

Los funcionarios del PCCh dicen que las detenciones masivas entre la población uigur, la mayoría de los cuales practican el Islam, son parte de las medidas para combatir el terrorismo, el extremismo religioso y el separatismo en el país. El PCCh se ha referido a posibles “amenazas extremistas” para justificar su estricta vigilancia y represión contra los uigures y otros grupos étnicos minoritarios en la región de Xinjiang.

Los uigures en la región están siendo detenidos por razones como contactar amigos o familiares en el extranjero, viajar a un país extranjero, dejarse crecer la barba y asistir a reuniones religiosas, dijeron a The Epoch Times los uigures que tienen familiares en los campamentos .

Los relatos de primera mano descritos a The Epoch Times también han revelado los intentos de las autoridades de despojar a los detenidos uigures de su cultura e idioma, como lo hizo el partido con los chinos y los tibetanos durante la revolución cultural, obligándolos a denunciar su fe y jurar lealtad al PCCh y su líder. Si los detenidos no siguen las órdenes, pueden estar sujetos a varias formas de tortura como castigo.

TikTok enfrenta críticas

La noticia de la suspensión de la cuenta de Feroza se produce cuando TikTok, que tiene una audiencia global de más de 700 millones, se enfrenta a un intenso escrutinio. La app de video ha sido objeto de críticas anteriormente, luego de que las pautas de moderación filtradas a principios de este año establecieran que los videos que contienen referencias a la masacre de la Plaza Tiananmen en 1989, la independencia tibetana y Falun Gong, entre otros criterios, deben ser censurados.

Si bien las directrices no hicieron referencia específica al propio Xinjiang, dijo que los videos que contienen “temas muy controvertidos, como el separatismo, los conflictos de las sectas religiosas, los conflictos entre grupos étnicos, como por ejemplo exagerar los conflictos de las sectas islámicas” deben ser moderados, informó The Guardian.

Mientras tanto, un informe recientemente publicado del Instituto de Política Estratégica de Australia (ASPI) titulado “Mapeando a más gigantes tecnológicos de China: Inteligencia artificial y vigilancia”, encontró que ByteDance activamente “colabora con las oficinas de seguridad pública en China, incluso en Xinjiang” para difundir la propaganda del PCCh sobre la región.

La compañía de tecnología también firmó un “acuerdo de cooperación estratégica” en abril con la Oficina de Prensa y Publicidad del Ministerio de Seguridad Pública, para “promover la ‘influencia y credibilidad’ de los departamentos de policía en todo el país” dentro de su versión china de TikTok–Douyin.

“Según el acuerdo, todos los niveles y divisiones de las unidades policiales desde el Ministerio de Seguridad Pública hasta la policía de tránsito a nivel de condado tendrían su propia cuenta de Douyin para difundir propaganda”, indica el informe de ASPI.

“Según los informes, el acuerdo también dice que ByteDance aumentaría su cooperación fuera de línea con el departamento de policía, sin embargo, no está claro qué significa esta cooperación fuera de línea”.

“Beijing ha demostrado una propensión a controlar y dar forma a los medios de comunicación chinos en el extranjero”, escribieron en el informe Fergus Ryan, Danielle Cave y Vicky Xiuzhong Xu.

“El crecimiento meteórico de TikTok ahora coloca al PCCh en una posición en la que puede intentar hacer lo mismo en una plataforma de habla mayoritariamente no china, con la ayuda de un algoritmo avanzado impulsado por IA”.

Joven bloqueada de TikTok no será eliminada

A pesar de recibir un montón de comentarios de odio a través de cuentas de redes sociales que parecen ser oriundas de China continental, Feroza le dijo a The Epoch Times que planea continuar publicando videos en sus plataformas de redes sociales para dar a conocer varios problemas.

“Sé que lo que estoy predicando es la verdad. Sé que millones de personas en todo el mundo están tan felices que pude dar a conocer el tema”, dijo. “Continuaré ayudando a los uigures y a cualquier crisis humanitaria que esté ocurriendo en el mundo. Difundiré mi voz sobre Colombia, Afganistán, Venezuela, Somalia, en cualquier lugar que necesite ayuda”.

Hablando de varios videos filmados en TikTok en un estilo similar, que han surgido desde que publicó su serie de tres partes, Feroza dijo que cree que esto significa que la aplicación podría usarse como una plataforma para el activismo.

“Lo hemos visto en Instagram, Twitter, Facebook, entonces, ¿por qué los jóvenes no pueden usar TikTok como una nueva forma de activismo?

“Creo que es sorprendente que la gente siga mis pasos para ayudarme a hablar sobre cosas sobre las que hay que hablar, de las que la gente realmente no habla, que la gente quiere esconderse. Y creo que es realmente sorprendente que haya creado esta tendencia, o que haya ayudado a crearla”.

Feroza también instó a las personas a tomar nota de los problemas que pueden no estar recibiendo la atención de los medios que se merecen.

“El hecho de que sea difícil de creer no significa que no sea cierto o que no esté sucediendo”, agregó.

A pesar de la aparición de documentos clasificados y la presión cada vez mayor de las comunidades internacionales que condenan a Beijing, el PCCh continúa negando cualquier maltrato a los uigures u otros en Xinjiang.

Descubre a continuación

El alto precio de contar la verdad en China hoy

TE RECOMENDAMOS