Joven padre deja trabajo estable para crear su propia empresa de fontanería, creando más empleo

"El trabajo duro es esencial para el bienestar en la vida, para uno mismo, para su familia, para todo y para la sociedad en general"

Por Louise Bevan
20 de Septiembre de 2021 5:25 PM Actualizado: 20 de Septiembre de 2021 5:25 PM

Un joven fontanero, padre de familia, que dejó un trabajo seguro para emprender un negocio por su cuenta está celebrando los frutos de su trabajo. No solo está empleando a otras personas, sino que acaba de obtener el mayor contrato de fontanería de su carrera hasta el momento.

Noah Fladager, de 26 años, lleva casi siete años casado con Caitlin, de 27. En declaraciones a The Epoch Times, la pareja dijo que la vida con sus dos hijos en Vancouver, Canadá, es “buena, pero ajetreada”.

El gran paso de Noah para convertirse en su propio jefe comenzó cuando fundó Stronghold Plumbing en 2019 después de trabajar cuatro años como fontanero en Vancouver. Quiso intentar proporcionarle la vida que soñaba para su familia.

“Uno se estanca bastante en un cierto techo cuando trabaja para alguien”, dijo.

Noah Fladager con su esposa, Caitlin, y su hijo, frente a un nuevo hotel en el que su empresa se está encargando de las obras de fontanería de 40 habitaciones. (Cortesía de Caitlin Fladager)

Noah no fue a la universidad, pero le dijeron que podía ganar suficiente dinero con un oficio y descubrió que la fontanería era una buena opción. Desde 2021, ha demostrado tener razón: el negocio ha estado en auge.

Caitlin dice que, aunque hace dos años sus familiares y amigos dudaban de que Noah dejara su trabajo seguro y bien pago y se aventurara en un negocio, ha marcado un hito de éxito con su determinación y su duro trabajo.

Ignorando a los pesimistas, Noah trabajó de seis a siete días a la semana hasta que estuvo lo suficientemente bien como para contratar a su primer empleado. Hoy en día, tiene varios empleados y acaba de obtener el mayor trabajo de su historia: la instalación de la fontanería de 40 habitaciones en un nuevo hotel.

Caitlin dice que adora a Noah por su iniciativa y su capacidad para conciliar la vida laboral con la paternidad. Caitlin cree que las dificultades de la vida los ha hecho “más fuertes y más sólidos” en su amor mutuo, y ahora sienten que tienen la sabiduría de un matrimonio de 50 años.

Noah y Caitlin con sus hijos. (Cortesía de Caitlin Fladager)

Caitlin está orgullosa de que el duro trabajo de su esposo les permita vivir bien en Vancouver, y que sus hijos puedan tener “cosas más bonitas” que cuando eran más jóvenes.

“Noah no es el tipo de persona que se limita a decir que quiere algo y luego trabaja lo mínimo”, dice.

“Cuando quiere algo, va por todo y no parará hasta que haya trabajado para lograrlo. Eso me parece realmente admirable, porque es muy difícil de encontrar en alguien hoy en día”.

“También me encanta lo buen padre que es y lo mucho que me ayuda cuando está en casa”.

Noah y Caitlin el día de su boda. (Cortesía de Caitlin Fladager)

Noah y Caitlin, que se conocieron en la escuela secundaria en 2010, han trabajado desde el principio. Cuando Caitlin quedó embarazada a los 17 años, Noah dejó su trabajo en una pizzería y los trasladó a Alberta para empezar un entrenamiento de fontanería.

“Fue muy duro, porque nos mudamos a 10 horas de distancia de toda nuestra familia con un bebé de 3 meses”, recuerda Caitlin.

No fue más fácil cuando la pareja regresó a Vancouver; sus dos familias aconsejaron a Noah que siguiera con su trabajo seguro en lugar de arriesgarse a hacer un emprendimiento solo.

“Mi padre y el suyo tienen sus propias empresas en el sector”, explica Caitlin, y añade que entiende los temores de sus padres y que solo querían que su familia estuviera bien respaldada.

“Pero solo les dije que conozco a Noah y que siempre ha querido hacer lo suyo. Siempre he creído en él porque tiene una mentalidad millonaria”, dijo.

Noah y Caitlin con su hija. (Cortesía de Caitlin Fladager)

El viaje de Noah hacia un mejor futuro no estuvo exento de sacrificios: el tiempo en familia fue uno de ellos.

“Tenemos a los dos niños pequeños en casa”, dice Noah. “Y también es duro para Caitlin, porque siempre estoy trabajando muchas horas, que es lo que hay que hacer. Cuando uno crea una empresa, no se sabe exactamente de dónde vendrá su próximo sueldo”.

Sin embargo, ver que su duro trabajo ha dado sus frutos ha impulsado a Noah a seguir adelante. Caitlin, que trabaja desde casa, se acostumbró a pasar mucho tiempo sola con sus hijos y a cenar sola. Pero a pesar de todo, siguió apoyando a su esposo desde el hogar.

“No sé si sería capaz de llegar a donde estoy hoy sin ella, seguro”, dice Noah de su esposa.

Ahora que Noah tiene personal y que Stronghold Plumbing está creciendo, está intentando aprender a delegar. También se alegra de no tener que seguir luchando contra los escépticos.

Noah con su hijo. (Cortesía de Caitlin Fladager)

Caitlin espera que otros escuchen su historia y sepan que es posible casarse joven, tener hijos joven y seguir viviendo bien. Aunque afirma que la universidad es “importante”, también espera que la gente se anime a ver que una educación universitaria moderna no es un requisito necesario para tener éxito.

“Solo quiero que la gente vea que si uno se equivoca cuando es joven, o se lanza a una situación antes de pensar que está preparado, o antes de que la sociedad piense que uno está preparado, a veces puede ser realmente algo bueno”, dijo.

Por su parte, Noah, que adora a Caitlin por su apoyo y por ser una “gran madre”, no cree que su historia deba ser única.

“El trabajo duro es algo esencial para el bienestar en la vida, para uno mismo, para su familia, para todo y para la sociedad en general”, dijo.

“Mucha gente está en circunstancias más difíciles que otras, pero si uno está dispuesto a esforzarse, puede seguir sus sueños”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.