Jóvenes uruguayos intervienen mural homenaje a Marx para denunciar los 100 millones de muertos del comunismo

Por La Gran Época
28 de Septiembre de 2018 Actualizado: 22 de Marzo de 2019

Un controversial mural creado en Montevideo para homenajear a Marx, el ideólogo del comunismo, fue intervenido por jóvenes uruguayos que colocaron cartelessobre el mural en denuncia por los más de 100 millones de muertos causados directamente por los regímenes comunistas en el mundo.

La intervención fue organizada por el movimiento “Uruguay Primero”, y fue transmitida en vivo en su página de Facebook con más de 32.000 seguidores, denunciando además que los sistemas de campos de concentración (gulags), o de “re-educación” y trabajos forzados, continúan existiendo hoy en regímenes comunistas como el chino o el norcoreano.

Según Nicolás Quintana, miembro de este movimiento, luego de la transmisión en vivo, el video de la intervención desapareció de Facebook.

El mural fue hecho por la intendencia municipal de Montevideo, y según denunció Quintana, se hizo con “nuestro dinero”, lo cual significa un abuso de poder, enfatizó.

“Uruguay Primero” es un grupo de jóvenes dedicado a realizar este tipo de actividades e intervenciones “contra la hegemonía cultural marxista”. El grupo hará su lanzamiento en sociedad el próximo 15 de octubre.

El mural evidentemente ha suscitado malestar e inconformidad entre los uruguayos.

En principio, crearon  una petición en línea en la plataforma Change.org, pidiendo “Eliminar el mural de Karl Marx”.

“Eliminar ya el mural de Karl Marx, padre teórico del comunismo, cuya ideología fue pilar para el exterminio y tortura de más de 100 millones de seres humanos y que al día de hoy sigue promoviendo el infierno en Venezuela, Cuba y otros pueblos”, dice la petición.

En las redes sociales también se ha comentado el controvertido mural. El periodista uruguayo Graziano Pascale utilizó una foto en Twitter para manifestar su postura:

“El mural de Marx en la entrada del túnel es una alegoría perfecta, aunque involuntaria, del desasosiego que gana a las sociedades que deciden internarse en ese túnel oscuro del comunismo”.

Legado sanguinario del comunismo

Ha transcurrido un siglo entero desde que el Partido Comunista tomó el poder por primera vez en la Unión Soviética.

Según los registros compilados por el Congreso de EE. UU., los regímenes comunistas son responsables de la muerte de al menos 100 millones de personas.

La introducción al “Libro negro del comunismo” provee una estimación aproximada del número de víctimas mortales de los regímenes comunistas alrededor del mundo. Verificó una cifra de 94 millones, que contiene las siguientes:

20 millones en la Unión Soviética

65 millones en China

1 millón en Vietnam

2 millones en Corea del Norte

2 millones en Camboya

1 millón en Europa del Este

0,15 millones en Latinoamérica (principalmente Cuba)

1,7 millones en Etiopía

1,5 millones en Afganistán

10.000 debido al “movimiento comunista internacional y a partidos comunistas que no estaban en el poder”.

Además de Rusia y China, regímenes comunistas menores han demostrado no estar menos dispuestos a involucrarse en la maldad absoluta. El genocidio camboyano fue el asesinato en masa más extremo llevado a cabo por un gobierno comunista. Según varias estimaciones, el número de camboyanos asesinados por los Jemeres Rojos de Pol Pot, oscila entre 1,4 y 2,2 millones, casi un tercio de la población camboyana en ese momento.

La Gran Época está publicando el libro “Cómo el espectro del comunismo rige nuestro mundo”, que explica en detalle la brutalidad absoluta del Partido Comunista, y cómo este debería ser entendido como un demonio –un espectro perverso forjado por el odio, la degeneración y otras fuerzas elementales del universo.

En 2013, un sitio web de la prensa estatal rusa informó que más de 15 millones de personas habían sido sentenciadas y encarceladas en los campos de trabajo de los gulag soviéticos, y más de 1,5 millones murieron.

El terror de la hambruna soviética provocó en la región ucraniana un genocidio masivo por inanición que dejó entre 2,5 millones y 4,8 millones de muertos.

En el caso de China, las salvajes estrategias del Partido Comunista provocaron que entre 1959 y 1962, China experimentara la hambruna más mortífera de la historia.

En solo tres años, la Gran Hambruna China exterminó a decenas de millones de personas. Luego, en 1966, el PCCh inició la Revolución Cultural.

“Dos años y siete meses de investigación exhaustiva por el Comité Central determinaron que 20 millones de personas murieron en la Revolución Cultural y más de 100 millones sufrieron persecución política”, declaró Ye Jianying, el entonces vicepresidente del Comité Central del PCCh, durante la ceremonia de cierre de la Conferencia Central del Trabajo el 13 de diciembre de 1978.

 

¿Por qué el comunismo no es tan odiado como el fascismo?

TE RECOMENDAMOS