Jueces niegan demandas electorales de republicanos y de campaña de Trump para Arizona y Pensilvania

Por Mimi Nguyen Ly
20 de Noviembre de 2020
Actualizado: 20 de Noviembre de 2020

Las demandas relacionadas con las elecciones de los republicanos y la campaña de Trump fueron rechazadas por jueces estatales en Arizona y Pensilvania el jueves.

En Arizona, el Partido Republicano presentó una demanda solicitando una nueva auditoría de los votos en el condado de Maricopa, el condado más poblado del estado. Su demanda (pdf) presentada la semana pasada acusó al condado de haber violado la ley estatal al no asignar lugares de votación a los votantes en sus propios distritos, como había sido la práctica tradicional en elecciones anteriores. En cambio, los votantes tenían la libertad de emitir sus votos en cualquier centro de votación del condado.

El juez de la Corte Superior del condado de Maricopa, John Hannah, rechazó (pdf) la demanda con prejuicio, impidiendo así que el partido republicano volviera a presentar el caso. Negó la solicitud del partido de una orden judicial para impedir que el Condado de Maricopa certifique oficialmente sus resultados.

El juez dio pocas explicaciones en este fallo, y solo dijo que la solicitud del Partido Republicano para enmendar su demanda era inútil. Prometió una explicación completa de los motivos de la decisión en el futuro.

El estado certificará sus votos el viernes 20 de noviembre y no está claro si el partido planea apelar la decisión.

La secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, demócrata, dijo en un comunicado el jueves: “Otra frívola demanda ha fracasado. Los funcionarios electorales llevaron a cabo esta elección y contaron los votos de acuerdo con la ley de Arizona. Es hora de defender la verdad”.

Kelli Ward, presidenta del Partido Republicano de Arizona, denunció la decisión del juez.

“Los votantes de Arizona merecen tener total confianza en sus procedimientos electorales. También deben tener la máxima confianza en que solo se contaron los votos legales en las elecciones de 2020”, dijo Ward en un comunicado a los medios de comunicación. “No abordar sus preocupaciones daña activamente a nuestro estado y a nuestra nación”.

“Esta elección ha estado cargada de tensión ya que los votantes se vieron obligados a ajustarse a los nuevos procedimientos electorales implementados debido a COVID-19, así como a los esfuerzos organizados por los demócratas en todo el país, que ayudaron a conducir a un proceso de votación tremendamente diferente al de años anteriores”, dijo. “Debido a esto, mantengo mi llamado a una auditoría de conteo manual completa para los resultados de las elecciones de nuestro estado”.

En Pensilvania, un juez estatal rechazó el intento de la campaña de Trump de invalidar 2177 votos en el condado de Bucks.

La campaña de Trump había dicho que los 2177 votos dudosos deberían descartarse porque estaban en un sobre de privacidad sin sellar, o porque no tenían nombres escritos a mano o direcciones en los sobres exteriores, o porque las direcciones en los sobres exteriores no coincidían. La Junta de elecciones del condado de Bucks violó la ley estatal al no rechazar estos votos, alegó la campaña.

El juez Robert Baldi del Tribunal de Alegatos Comunes, del condado de Bucks, dictaminó que se contarán los 2177 votos y que una medida para invalidarlos privaría del derecho al voto a los votantes. En su opinión (pdf) no estuvo de acuerdo con las diferentes afirmaciones de los demandantes con respecto a lo que los votantes están obligados a hacer para que sus votos sean aceptadas como válidos.

El abogado de la campaña de Trump dijo en una estipulación acordada (pdf) que no hay evidencia de fraude, mala conducta, conducta indebida e influencia indebida en la elección del condado de Bucks. Baldi escribió en su opinión reconociendo esta estipulación.

“Cabe señalar que las partes estipularon específicamente en su estipulación integral de hechos que no existe evidencia de fraude, mala conducta o irregularidad alguna con respecto a los votos impugnados. No hay nada en el expediente y nada alegado que lleve a la conclusión de que cualquiera de los votos impugnados fue enviado por alguien que no está calificado o sin derecho a votar en esta elección”, escribió. “En ningún momento los peticionarios presentaron pruebas o argumentos de lo contrario”.

Por otra parte, en Pensilvania, en una victoria para los republicanos, el Tribunal de la Commonwealth de Pensilvania decidió el jueves que no deberían contarse 2349 votos ausentes a los que les faltaba una fecha. La decisión 2-1 (pdf) coincidió con un candidato republicano al Senado estatal que impugnó la validez de las boletas por la falta de la fecha que acompaña la firma del votante en el sobre exterior de la boleta.

Pensilvania certificará los totales de sus votos el lunes 23 de noviembre.

Associated Press contribuyó a este artículo.

Sigue a Mimi en Twitter: @MimiNguyenLy


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí

A continuación

Ciudadanos chinos quieren un sistema de elecciones democráticas

TE RECOMENDAMOS