Juez de Nueva York anula la ley que permite a los no ciudadanos votar en las elecciones locales

Por Bill Pan
27 de Junio de 2022 6:48 PM Actualizado: 27 de Junio de 2022 6:48 PM

Un juez de la Corte Suprema de Nueva York dictaminó el 27 de junio que una ley recientemente aprobada en la ciudad de Nueva York que amplía el derecho de voto en las elecciones municipales a los no ciudadanos es inconstitucional.

En diciembre de 2021, el Ayuntamiento de Nueva York aprobó la medida “Nuestra ciudad, nuestro voto” en una votación de 33 a 14. Fue promulgada por el entonces alcalde Bill de Blasio y entró en vigor en enero, permitiendo a los extranjeros que residen y trabajan legalmente en la ciudad registrarse para votar a nivel municipal. La ley no se aplica a las elecciones estatales o federales.

La medida creó efectivamente más de 800,000 nuevos votantes que habrían podido votar en las elecciones municipales del próximo año.

Una coalición de votantes y funcionarios electos, en su mayoría republicanos, impugnó la ley en los tribunales poco después de su promulgación. El presidente del distrito de Staten Island, Vito Fossella, un republicano respaldado por el expresidente Donald Trump, argumentó en la demanda que la ley entra en conflicto con la propia constitución del estado de Nueva York.

El caso fue escuchado a principios de este mes por el juez del Tribunal Supremo del estado, Ralph Porzio. En su sentencia del 27 de junio, Porzio se puso del lado de los demandantes, subrayando que la ciudadanía estadounidense es un requisito previo para poder votar en Nueva York.

“La Constitución del Estado de Nueva York establece expresamente que los ciudadanos que cumplan los requisitos de edad y residencia tienen derecho a registrarse y votar en las elecciones”, escribió Porzio, haciendo hincapié en la palabra “ciudadanos”.

“Aunque el voto es un derecho que muchos ciudadanos dan por sentado, la ciudad de Nueva York no puede obviar las restricciones impuestas por la Constitución”.

En la demanda, los demandantes argumentaban que la ley “diluiría” el poder del voto de los ciudadanos y obligaría a los funcionarios electos a cambiar su forma de hacer campaña y podría perjudicar sus posibilidades de ganar futuras elecciones. Porzio consideró plausibles estos argumentos.

“El peso del voto de los ciudadanos se diluirá entre los votantes municipales y tanto los candidatos como los partidos políticos tendrán que reconfigurar sus campañas”, escribió el juez. “Aunque los demandantes no han sufrido un daño hoy, el daño que sufrirán es inminente”.

El líder de la minoría del Ayuntamiento de Nueva York, Joseph Borelli, un republicano que representa a la costa sur de Staten Island, aplaudió el fallo.

“La decisión de hoy da validez a los que podemos leer las palabras en inglés de nuestra constitución y estatutos estatales: El voto de los no ciudadanos en Nueva York es ilegal, y es una vergüenza para aquellos que pensaron que podían eludir la ley para obtener beneficios políticos”, dijo en una declaración a la CBS de Nueva York.

“La oposición a esta medida era bipartidista y atravesaba innumerables barrios y líneas étnicas, pero los progresistas optaron por ignorar tanto nuestra constitución como el sentimiento público para adaptarse a sus objetivos. Elogio al tribunal por reconocer la realidad y recordar a la clase de manifestantes profesionales de Nueva York que el estado de derecho importa”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.