Juez de Wisconsin dice que hay que cumplir la ley: 234,000 registros de votantes deberán ser eliminados

Por Anastasia Gubin
15 de Diciembre de 2019 Actualizado: 15 de Diciembre de 2019

Un juez de Wisconsin ordenó el viernes eliminar la inscripción de alrededor de 234,000 votantes que no confirmaron su residencia.

Tres residentes representados por un bufete de abogados, Wisconsin Institute for Law and Liberty (WILL), interpusieron una causa legal acusando a la Comisión Electoral Estatal de no cumplir la ley. Se negaron a desactivar en un plazo de 30 días a unos 234,000 votantes que no respondieron a un correo de octubre, informó The Associated Press.

Los votantes fueron señalados como personas que probablemente se habían mudado.

Los demandantes alegaron que la Comisión de Elecciones de Wisconsin (WEC) decidió conceder un período de gracia de dos años antes de desactivar a los votantes que pudieran haberse mudado, lo que sería violar la ley.

Los abogados de la Comisión pidieron suspender esta decisión, pero el juez del condado de Ozaukee, Paul Malloy, denegó la solicitud y ordenó que se siguiera la ley que exige que los votantes que no respondieron sean desactivados.

Malloy explicó que la comisión tenía la clara obligación legal de purgar en un plazo de 30 días.

“No quiero ver a alguien desactivado, pero no escribo la ley”, dijo Malloy según JSOnline, haciendo notar que a la comisión no le gustaba esa política y por eso se alejó de ella.

“No hay base para decir que de 12 a 24 meses es un buen período de tiempo. No es tan difícil hacerlo antes”, añadió. “Si no les gusta, tienen que volver a la legislatura.”

“No puedo decirles cómo hacer eso, van a tener que descubrirlo”, advirtió Malloy sobre la desactivación de los votantes por parte de la comisión.

Por su parte el portavoz de la Comisión, Reid Magney, respondió en un correo electrónico a The Associated Press (AP) que el personal analizará la decisión del juez.

Si la decisión del juez puede ser apelada es probable que en última instancia vaya a la Corte Suprema de Wisconsin, que está controlada 5-2 por los conservadores que harían cumplir la ley ya establecida.

“La Comisión Electoral de Wisconsin fue advertida en octubre de que estaban actuando en contra de la ley estatal al permitir que las inscripciones de votantes en antiguos domicilios permanecieran activas más allá de 30 días”, dijo el presidente y consejero general de WILL, Rick Esenberg, según AP, en una declaración en noviembre.

“En lugar de invertir el curso, la Comisión Electoral de Wisconsin se ha obstinado. Esta demanda se trata de rendición de cuentas, estado de derecho y elecciones limpias y justas”.

Quienes piden cumplir la ley argumentan que permitir que no residentes permanezcan en las listas aumenta el riesgo de fraude electoral en las próximas elecciones. El presidente Donald Trump ganó por menos de 23,000 votos en 2016 en Wisconsin.

En su portal, Will explica que el Estado “tiene un interés obvio en contar solamente las boletas de los votantes elegibles”. La razón que manifiesta es que “concede a los votantes el derecho a votar reduciendo el riesgo de colas y confusión en las urnas” y además “permite a los administradores electorales tener la capacidad de planificar mejor el día de las elecciones”.

“Con este fin, la ley de Wisconsin ha establecido procedimientos para asegurar y mantener la exactitud de las listas de votantes”, concluye.

Las cartas llegaron a alrededor de un siete por ciento de los votantes registrados de Wisconsin. De las 234,000 cartas que se enviaron, unas 60,000 fueron devueltas como no entregadas al 5 de diciembre, según la Comisión Electoral. Unos 2,300 destinatarios de las cartas dijeron que seguían viviendo en su domicilio y unos 16,500 se habían inscrito para votar en nuevos domicilios, según JSOnline.

Algunos de los porcentajes más altos de votantes que no respondieron a la consulta estarían en las dos ciudades más grandes de Wisconsin y áreas con campus universitarios de apoyo Demócrata, encontró un análisis del Milwaukee Journal Sentinel. Milwaukee y Madison citado por AP. Podrían ser estudiantes que se han mudado.

***

h2>Descubra

Cómo el comunismo destruye a la familia


TE RECOMENDAMOS