Juez mantiene la prohibición de armas por estado de emergencia del gobernador de Virginia

Por Jack Phillips
17 de Enero de 2020 Actualizado: 17 de Enero de 2020

Un juez del tribunal del distrito de Virginia, ha negado el intento de los activistas de los derechos de las armas, de bloquear un fallo sobre una prohibición temporal de las armas en el capitolio del estado.

La Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia y los Propietarios de Armas de América presentaron una demanda contra el Gobernador Ralph Northam y el jefe de la Policía del Capitolio Anthony Pike, informó el Richmond Times Dispatch. La agencia de Pike haría cumplir la prohibición.

Numerosos activistas a favor de los derechos de las armas planean reunirse en el capitolio el lunes, pero Northam, al emitir la declaración de emergencia el miércoles, dijo que había informes de grupos armados que amenazaban con apoderarse de las instalaciones del capitolio.

La declaración indica que se prohibirán las armas de cualquier tipo en el recinto del capitolio desde el viernes por la noche hasta el martes.

El juez principal de Richmond, Joi Jeter Taylor, emitió el fallo el jueves, según el despacho. No está claro si los grupos involucrados en la demanda presentarán una apelación.

Northam emitió un comunicado después del fallo y defendió la declaración.

El gobernador Ralph Northam pronuncia el discurso sobre el Estado del ELA en el Capitolio del Estado de Virginia en Richmond, Virginia, el 8 de enero de 2020. (Zach Gibson/Getty Images)

“Tomé esta acción para proteger a los virginianos de amenazas creíbles de violencia”, señaló el jueves. “Estas amenazas son reales, como lo demuestran los informes de neonazis arrestados esta mañana después de discutir los planes de ir a Richmond con armas de fuego”.

David Browne, quien representa a los grupos de derechos de armas, expresó que la orden de Northam “no es nada más que una restricción inconstitucional para los manifestantes,” reportó el Washington Post. Antes de la decisión del juez, el organizador de la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia, Philip Van Cleave, aseguró que Northam “ha tocado el tercer carril” y “ha motivado a la gente a conducirse a través del estado y desde otros estados para venir a proteger nuestros derechos,” reportó USA Today.

Lo que, es más, el Día de Cabildeo organizado por la Liga de Defensa de los Ciudadanos de Virginia se ha llevado a cabo por cerca de 17 años, comentó Browne al periódico. Agregó que nunca hubo un problema con las armas durante los eventos anteriores.

Pero Northam argumentó que su oficina ha “recibido información de inteligencia creíble de nuestras agencias de aplicación de la ley de que hay grupos con planes maliciosos para el mitin que está previsto para el lunes”. “La inteligencia muestra la amenaza de que grupos de milicias armadas asalten nuestro capitolio”, añadió.

Los demócratas, que obtuvieron la mayoría en ambas cámaras de la Asamblea General en las elecciones de 2019, afirmaron que llevarían a cabo una serie de medidas de control de armas, lo que impulsó a numerosas oficinas del sheriff en Virginia a declarar sus condados como santuarios de la Segunda Enmienda. El sheriff Scott Jenkins del condado de Culpepper propuso ir un paso más allá y prometió sustituir a los residentes del condado. El jueves, el FBI arrestó a tres presuntos miembros de un grupo extremista de Maryland, y las autoridades le dijeron al Wall Street Journal y a otros medios de comunicación que iban al mitin pro armas en Richmond y que se estaban preparando para una posible guerra racial.

Según un comunicado de prensa del Departamento de Justicia, el FBI arrestó a Brian Mark Lemley de Maryland, William Garfield Bilbrough de Maryland y al canadiense Patrik Jordan Mathews y los acusó de comercio interestatal de armas y, en el caso de Lemley y Bilbrough, por transporte de extranjeros ilegales.

A continuación

Trotskistas de Brasil y EE.UU. coordinan  ataques contra Trump y Bolsonaro

TE RECOMENDAMOS