Jueza que supervisa el caso de Roger Stone argumenta que no es parcial

Por Zachary Stieber
24 de Febrero de 2020
Actualizado: 24 de Febrero de 2020

La jueza federal que preside el caso del exasesor de Donald Trump, Roger Stone, argumentó que no es parcial después de que el acusado la descalificara por comentarios que alababan la “integridad” de los jurados durante la audiencia de sentencia.

Los abogados de Stone, un asociado del presidente Donald Trump, presentaron una moción (pdf) el viernes pidiendo a la jueza Amy Berman Jackson, nombrada por Obama, que se recusara porque elogió a los jurados antes de decidir sobre la petición de Stone de un nuevo juicio que se basa en la cuestión de si los jurados fueron imparciales o no.

La jueza Jackson dijo en una nueva orden judicial que desestimó la moción de Stone que la descalificaba y que sus comentarios elogiando a los jurados fueron parte de una explicación sobre “por qué las mentiras del acusado importaban al Congreso”.

“Claro, la defensa es libre de decir: ¿Y qué? ¿A quién le importa? Pero diré esto: Al Congreso le importó. Al Departamento de Justicia de Estados Unidos y a la Fiscalía del Distrito de Columbia que procesó el caso y sigue procesando el caso les importó. A los jurados que sirvieron con integridad en circunstancias difíciles les importó. Al pueblo estadounidense le importó y a mí me importa”, dijo Jackson en la sala del tribunal.

Jackson señaló que su alabanza al jurado no se refería a una moción que Stone presentó sobre un jurado no identificado.

Sus comentarios no cumplieron con el estándar de “una fuente extrajudicial” que la Corte Suprema esboza, argumentó Jackson. Las opiniones formadas por el juez durante el juicio no “constituyen una base para una moción de sesgo o parcialidad a menos que muestren un favoritismo o antagonismo profundamente arraigado que haga imposible un juicio justo”, dictaminó el Tribunal Supremo en un caso de 1994.

“En otras palabras, los jueces no pueden ser ‘parciales’ y no necesitan ser descalificados si las opiniones que expresan se basan en lo que aprendieron mientras hacían el trabajo para el que fueron designados”, dijo Jackson.

Jackson se inclinó por sus elogios al jurado, escribiendo que los jurados “fueron uniformemente puntuales y atentos” y que mantuvieron “comunicaciones reflexivas con el Tribunal durante la deliberación y el pronunciamiento del veredicto”.

Roger Stone, exasesor del presidente Donald Trump, abandona el Tribunal Federal después de una audiencia de sentencia en Washington, el 20 de febrero de 2020. (Samira Bouaou/Epoch Times)

El equipo de Stone pidió un nuevo juicio después de que alegaran que un miembro del jurado no identificado engañó a la corte con respecto a su capacidad de permanecer “imparcial y justa” y que el jurado intentó encubrir pruebas que contradijeran sus afirmaciones de que era imparcial.

Unos posteos anti-Trump hechos en redes sociales por la presidenta del jurado, Tomeka Hart, salieron a la luz poco antes de la presentación de Stone. Algunos de los mensajes se contradicen con las afirmaciones de Hart ante el tribunal de que no había “prestado tanta atención” a la investigación de la interferencia rusa en las elecciones de 2016. Hart publicó con frecuencia información sobre la evolución de esa investigación, que fue dirigida por el abogado especial Robert Mueller, la cual no encontró pruebas de conspiración o cooperación entre Trump o su campaña y los actores rusos.

Hart dijo a la jueza que no había nada de lo que había oído o leído sobre Stone que afectara su capacidad para juzgarlo con justicia. Ella aseguró que no podía recordar nada específicamente que hubiera escuchado o leído.

“Así que recuerdo haber oído hablar de él como parte de la campaña y alguna creencia o informe sobre la interacción con la investigación rusa y la interacción con él y la gente del país, pero no tengo muchos detalles. No presto tanta atención ni observo a C-SPAN”, señaló, según una transcripción del tribunal.

La cuenta de Twitter de Hart estaba llena de mensajes sobre la investigación del abogado especial, incluyendo la republicación de un mensaje de enero de 2019 de un colaborador de la CNN que intentaba restar importancia a las acusaciones de que la redada del FBI en la casa de Stone no estaba justificada.

Janita Kan contribuyó a este informe.

*****

¿Sabía?

El libro chino más traducido en la historia se lee en 40 idiomas pero está prohibido en China

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS