Autopsia preliminar apunta a que Julen habría muerto el día de la caída

Por Anastasia Gubin
26 de Enero de 2019 Actualizado: 26 de Enero de 2019

Las autoridades españolas informaron los resultados de la primera autopsia del niño Julen, encontrado muerto cubierto de escombros en un pozo de Totalán, Málaga, a 71 metros de profundidad.  La investigación hasta el momento descubrió que el menor sufrió múltiples traumatismos tras una caída libre, especialmente fuertes traumatismos en la cabeza, por lo que se cree que habría muerto el mismo día de la caída.

“La posición del cuerpo determina que la caída libre llegó hasta los 71 metros y se topó con un suelo de tierra. El pozo a partir de esa zona tenía un tapón de tierra y por encima también”, afirmó en conferencia de prensa el delegado del gobierno español en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, responsable del operativo de rescate que duró 13 días, según La Sexta.

“Sobre la causa del tapón hay diversas teorías, pero ninguna con certeza”, dijo Rodríguez.

El delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis (c), acompañado por el director del Consorcio Provincial de Bomberos, Fernado Delgado; la delegada del Gobierno central en Málaga, María Gámez, el general del Guardia Civil Manuel Contreras; y el comandante Jesús Esteban Gutiérrez, durante la rueda de prensa ofrecida este sábado para dar los detalles de los trabajos que han permitido recuperar el cuerpo sin vida de Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo el pasado 13 de enero. EFE/Álvaro Cabrera

Tras seis horas de autopsia, fuentes de la investigación además dijeron que el menor presentaba múltiples contusiones y un “traumatismo craneoencefálico severo como consecuencia de impactar contra las paredes del túnel a medida que iba cayendo”, informó La Sexta.

La Brigada de Salvamento Minero de Hunosa ha comenzado sus trabajos para entrar en el túnel desde el que intentarán rescatar a Julen, el niño de dos años que cayó a un pozo estrecho y profundo el pasado 13 de enero en Totalán (Málaga). EFE/Daniel Pérez

Recordando el desarrollo del rescate, el delegado de gobierno explicó que “por parte de Bomberos y de la Guardia Civil se trató de llegar a Julen por el pozo en el que cayó y hacer una aspiración, pero era imposible humana y técnicamente”.

Rodríguez sugirió que “en el mismo momento en que el niño se precipitó en el pozo, el último 13 de enero, le pudo haber caído tierra encima, a raíz de que las paredes eran arenosas y su cuerpo fue raspando el orificio de apenas 20 centímetros de diámetro”.

A la 1.25 horas de esta madrugada, los equipos de rescate que bajaron por un túnel excavado en posición paralela accedieron al punto del pozo donde se buscaba a Julen y localizaron el cuerpo sin vida del pequeño.

El delegado anunció que de inmediato que se activó una comisión judicial, añadiendo más tarde que “la Guardia Civil ha grabado toda la actuación para incorporarla a la investigación”.

La Guardia Civil también pidió a la población española que “todo aquel que haya hecho un pozo ilegal en nuestro país está todavía a tiempo de sellarlo”.

https://twitter.com/guardiacivil/status/1089105853733572608

***

A continuación:

Cómo los médicos en China se convierten en asesinos

TE RECOMENDAMOS