Keanu Reeves tiene un mensaje para China

Por John Mac Ghlionn
13 de Febrero de 2022 3:07 PM Actualizado: 13 de Febrero de 2022 3:07 PM

Opinión 

La historia de amor de Hollywood con China ha sido bien documentada. Pero el romance de los actores de Hollywood con China no lo ha sido.

En los últimos años, actores estadounidenses como Michael Douglas, Michael Pitt, Frank Grillo (quien desempeñó un papel protagónico en “Wolf Warrior 2”, la película china más taquillera de la historia), Bruce Willis y Adrien Brody han contribuido a la narrativa pro-China.

Por supuesto, no se puede hablar de actores y narrativas pro-China sin hablar de John Cena, un hombre que tuvo la audacia de llamar a Taiwán un país. Por esa “falsa pausa”, se disculpó con el Partido Comunista Chino (PCCh). Profusamente. En un mandarín fluido. Hay disculpas, y luego hay disculpas. La actuación de Cena fue digna de un Oscar.

Afortunadamente, hay un actor que no está interesado en disculparse con el PCCh. Ese hombre es Keanu Reeves. Cuando se trata de China, a diferencia de los actores mencionados anteriormente, la estrella de “The Matrix” claramente ha elegido la píldora roja en lugar de la azul.

Nacido en Beirut, Reeves de 57 años, no solo es un actor consumado. También es un músico consumado. El 3 de marzo, participará en el 35º concierto benéfico anual de Tibet House U.S., junto a artistas como Patti Smith, Trey Anastasio y Jason Isbell.

Fundada a petición del Dalai Lama en 1987, Tibet House es una organización educativa sin fines de lucro con sede en Nueva York comprometida con la preservación y protección de las antiguas tradiciones filosóficas, artísticas y culturales del Tíbet.

Como he mostrado antes, el PCCh está interesado en el Tíbet por una razón muy específica—sus recursos naturales. La meseta tibetana, hogar de más de 46,000 glaciares, tiene una de las mayores reservas de agua dulce del mundo. Conocida como la “torre de agua” de Asia, cerca de 250 millones de personas en 10 países diferentes de Asia—Bangladesh, Camboya, China, India, Laos, Birmania (Myanmar), Nepal, Pakistán, Tailandia y Vietnam—dependen en esta “torre” para obtener agua. No se equivoquen al respecto, el PCCh quiere controlar el suministro de agua del continente, de ahí su obsesión por controlar el Tíbet.

Foto de la época
El río Yarlung Zangbo se ve durante una visita organizada por el estado para los periodistas en Linzhi, región del Tíbet, China, el 4 de junio de 2021. (Kevin Frayer/Getty Images)

Tomar una postura

La gente del Tíbet está desesperada. Mientras la mayor parte del mundo se queda de brazos cruzados, Reeves, a título personal, está dispuesto a adoptar una postura. No es de extrañar que los chinos no estén nada contentos.

Como informó recientemente The Hollywood Reporter , el actor ha “provocado la ira” de millones de nacionalistas chinos. Los “Little Pinks”, un grupo de guerreros digitales jóvenes, hiperagresivos y demasiado jingoístas, sugieren ahora que Reeves, y todo su trabajo futuro, se prohíban en China. La estrella de cine se está convirtiendo rápidamente en una “persona non grata de facto en el panorama del entretenimiento chino”—lo que hace que su voluntad de defender el Tíbet sea aún más impresionante.

Reeves cuyo valor en la región ronda en USD 380 millones, no necesita actuar. Él no necesita hacer nada. Pero él se ha ofrecido. Y eso es algo que vale la pena celebrar.

Después de todo, ha pasado mucho tiempo desde que un auténtico peso pesado de Hollywood no se enfrentaba a China. De hecho, han pasado más de 30 años.

En 1993, Richard Gere, que entonces era una de las estrellas más grandes de Hollywood, fue noticia en todo el mundo, especialmente en China. En los Oscar, Gere subió al escenario para presentar el premio al mejor director artístico. Sin embargo, antes de anunciar al ganador, Gere, un practicante budista y viejo amigo del Dalai Lama, se salió totalmente del guión y criticó la ocupación del Tíbet por parte del PCCh, así como su “horrenda, horrenda situación de derechos humanos”. Por decir la verdad, Gere fue severamente castigado. El comité decidió prohibirle el acceso en futuros premios Oscar, prohibición que sigue vigente hasta el día de hoy.

Es evidente que Gere ha pagado un alto precio por su honestidad. En 2017, el actor dijo a The Hollywood Reporter que había (y todavía hay) “películas en las que no puedo estar porque los chinos dirán: ‘Con él no'”. Agregó: “Recientemente tuve un episodio en el que alguien dijo que no podían financiar una película en la que estuviera yo porque molestaría a los chinos”.

Un año antes de esta entrevista bastante deprimente, la cantante Lady Gaga, una actriz formidable por derecho propio, se reunió con el Dalai Lama. Debido a esto, se encuentra en un caso similar al del Sr. Gere. La artista ahora tiene prohibido realizar giras o vender productos en China.

Lo que nos lleva de nuevo al Sr. Reeves. ¿Por qué tomar una postura? ¿Por qué poner en peligro su carrera como actor?

Cuando se trata de películas, el mercado chino, no lo olvidemos, es por mucho el más grande del mundo. Para Reeves, parece haber cosas más importantes que el dinero. En 2019, The New Yorker publicó un artículo interesante, titulado “Keanu Reeves Is Too Good For This World” (“Keanu Reeves es demasiado bueno para este mundo). Después de leer el artículo, es difícil no estar de acuerdo. Ciertamente parece ser demasiado bueno para Hollywood, un lugar lleno de grandilocuencia moral y preocupaciones superficiales.

Mientras que muchos actores fingen representar algo, Reeves en realidad lo hace. Por esto, se merece un gran reconocimiento.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.