Ken Starr: Los demócratas no están “nada cerca” de obtener delitos para enjuiciar a Trump

Por Jack Phillips
21 de Noviembre de 2019 Actualizado: 21 de Noviembre de 2019

El ex consejero independiente Ken Starr dijo el jueves que los testigos que aparecieron en las audiencias del Comité de Inteligencia de la Cámara este mes no han estado cerca de exponer delitos imputables.

Starr, quien se desempeñó como investigador principal en la investigación de juicio político sobre el expresidente Bill Clinton, dijo que el testimonio no ha estado “nada cerca” de la barra establecida en la Constitución de los Estados Unidos.

El testimonio no “alcanza el nivel de traición, soborno u otros delitos menores”, comentó Starr el jueves en Fox News.

“¿Mi evaluación de la evidencia hasta ahora? Nada cerca. La evidencia es conflictiva y ambigua”, señaló.

Starr dijo que el testimonio del embajador de la Unión Europea Gordon Sondland fue contradictorio.

“Claramente en su declaración de apertura, un quid pro quo. Y luego, dice más tarde: “Bueno, el presidente dijo: ‘No quiero nada. ¿Correcto? El presidente Zelensky debería hacer lo correcto’. [Esas son] las palabras del propio presidente”, continuó.

“Por lo tanto, es probable que el registro al final del día sea ambiguo en el mejor de los casos, conflictivo en el mejor (…) y no debe acusar y no puede condenar a un presidente en ejercicio sobre la base de evidencia conflictiva y ambigua y desestabilizar al gobierno estadounidense”, Starr reclamó.

El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, testifica durante la audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes
El embajador de Estados Unidos ante la Unión Europea, Gordon Sondland, testifica durante la audiencia del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes como parte del impeachment del presidente Donald Trump en el Capitolio de Washington el 20 de noviembre de 2019. (Olivier Douliery/AFP vía Getty Images)

El verdadero perdedor en la investigación de juicio político ha sido el pueblo estadounidense, sugirió.

“Durante los años de Clinton y durante el juicio político de Clinton, voces como Dianne Feinstein, que todavía está en el Senado, dijeron: ‘Esto es grave (…) es mala conducta, pero ¿realmente queremos destituir a un presidente en función? Vamos a censurarlo’”, señaló Starr, y agregó que la investigación actual es “muy terrible para el país”.

“Entonces, al menos, espero que los demócratas tengan esa conversación acerca de que no nos gusta la forma en que se condujo la política exterior aquí, la demora [en la prestación de ayuda] y demás. Eso es discutible, pero no es un asunto de juicio político”, le dijo a Fox.

La investigación se centra en la solicitud del presidente en una llamada telefónica del 25 de julio con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky para “investigar” dos casos de presunta corrupción en Ucrania que podrían dañar a los adversarios políticos de Trump. Trump, que publicó una transcripción de la llamada, Zelensky, otros funcionarios ucranianos y funcionarios de la Casa Blanca han negado las acusaciones de los demócratas de quid pro quo o chantaje. Los funcionarios ucranianos también han dicho que no estaban al tanto de la retención de la ayuda para su revisión en el momento de la llamada, negando cualquier posibilidad de presión por parte de Trump.

La investigación de juicio político podría llevar a la Cámara controlada por los demócratas a aprobar cargos formales contra Trump, llamados artículos de juicio político, que se enviarían al Senado controlado por los republicanos para un juicio sobre si lo destituirían de su cargo. Ningún senador republicano ha indicado que votaría a favor de destituir al presidente.

Mira a continuación

Los negocios son una guerra

TE RECOMENDAMOS