La 4ª fase del agua: nuestra salud celular proviene en parte de la calidad de nuestro “gel”

Por Brandon LaGreca
15 de Agosto de 2021
Actualizado: 15 de Agosto de 2021

Sólido, líquido y gaseoso: estos son los tres estados de la materia que se presentan en el plan de estudios de ciencias para la educación en casa que estaba preparando para repasar con nuestra hija de 7 años. El mejor ejemplo para aprender estos estados es el agua en sus diferentes formas: vapor de humedad en una nube, lluvia líquida y hielo sólido. Sin embargo, no podía detenerme ahí, no cuando la intersección de la biología y la física nos habla de un cuarto estado del agua realmente sorprendente que puede ser la clave de la vida en el reino animal.

El cuarto estado, o fase, del agua es el gel. Como le encanta todo lo relacionado con la cocina y la repostería, nuestra hija pensó inmediatamente en un ejemplo de gel. La gelatina, un tentempié rico en nutrientes cuando se prepara con zumo de fruta puro y gelatina de calidad, es uno de los favoritos en nuestra casa. El proceso de cocción es increíble de ver. La gelatina se funde lentamente en el zumo de fruta caliente hasta que se disuelve. Al enfriarse, las proteínas de la gelatina se fijan y forman una estructura organizada que transforma el líquido en un semisólido. Es un ejemplo ideal de un estado de la materia que tiene cualidades tanto de sólido como de líquido.

A temperatura ambiente, la gelatina permanece semisólida. El calor hace que las proteínas cambien de forma y el líquido se libere. Esto es análogo a cómo se estructura el agua líquida dentro del cuerpo humano. Todos los animales son una compleja interacción de todos los estados de la materia (huesos sólidos, sangre líquida, oxígeno gaseoso y dióxido de carbono), pero es la matriz gelatinosa del citoplasma celular la que permite una eficiencia óptima del trabajo bioquímico.

Aunque los seres humanos somos predominantemente agua, el hecho de que nuestras células tengan gel explica que el agua no se escape cada vez que nos cortamos. Los traumatismos provocan hemorragias, pero los tejidos no se desinflan como un globo de agua pinchado. La integridad de las células y la capacidad de importar potasio y exportar sodio dependen de la existencia de geles sanos.

La estructuración del agua en las células se ve favorecida por el hecho de recibir la luz solar adecuada, seguir una dieta con suficientes proteínas y mantenerse hidratado. Las tres cosas se combinan para crear el gel dentro suyo. Beber agua pura inicia el proceso; consumir gelatina o colágeno proporciona los bloques de construcción proteínicos; y, como dilucida el trabajo de Gerald Pollack, la luz solar es una manera de estructurar el agua en su cuarta fase. La actividad metabólica de las mitocondrias genera trifosfato de adenosina (ATP), la fuente de energía para la mayor parte de nuestra actividad celular. El ATP es como la luz solar bioquímica que “cocina” nuestras células en un estado de gel.

Cuando la cuarta fase del agua se vuelve insalubre, puede ser la base de la formación del cáncer y de muchas otras enfermedades crónicas. Las células se congestionan a medida que las toxinas y los tóxicos afectan a la integridad intracelular. En respuesta, el cuerpo aumenta el calor para convertir el estado semisólido del citoplasma celular en un estado ligeramente más fluido, permitiendo que las impurezas sean expulsadas de las células y transportadas por el sistema linfático. Ese aumento de calor puede ser una inflamación localizada o una fiebre sistémica. Puede iniciarse externamente por el calor del sol o la radiación infrarroja de una sauna. La deshidratación, la ausencia de luz natural y la exposición a carcinógenos químicos pueden superar la capacidad de depuración del organismo.

Es hora de ser amables con nuestros geles. Respirar aire limpio al aire libre, tomar sol y comer alimentos integrales no procesados. Los humanos somos una fusión simbólica de los elementos de la naturaleza y, literalmente, una mezcla de todos los estados de la materia. Las olas del mar palpitan en nuestros vasos sanguíneos, los minerales componen nuestros huesos y el cielo desciende a nuestro ser con cada aliento de vida. La pureza del medio ambiente se refleja en la integridad del cuerpo humano. Por dentro y por fuera, ¡la salud de nuestra materia importa!

Brandon LaGreca, LAc, MAcOM, es un acupuntor certificado en el estado de Wisconsin. Es el autor de Cáncer y Radiación: Cómo protegerse del carcinógeno silencioso de la electrocontaminación y del cáncer, Stress & Mindset: Enfocar la mente para potenciar la curación y la resiliencia. Comparte sus ideas en el blog Empowered Patient.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS