La aterradora historia de Edward Mordrake: el hombre que nació con dos caras

Por La Gran Época
23 de Abril de 2019 Actualizado: 12 de Mayo de 2019

¿Quién fue Edward Mordrake? En realidad se sabe muy poco acerca de este hombre, se tiene la certeza de que nació en el siglo XIX, aunque se desconoce la fecha exacta.

Se trata de un caso interesante para la ciencia médica, debido a una malformación genética. Era hijo de la condesa de Darlington, una terrateniente del sur del condado de Postmouth, en el Reino Unido.

¿Qué tenía en particular este hombre? La respuesta te sorprenderá, pues poseía dos rostros. El segundo, estaba en la parte posterior de la cabeza y según informes escritos, era de menor tamaño, era estrábico y un tanto deforme, pero además tenía la capacidad de moverse, se dice que no podía comer o hablar pero sí reír y llorar.

Se sabe que Edward era odiado y temido, se cree que probablemente esto se debió a su posición privilegiada. En cuanto al temor que infundía era ocasionado por su segundo rostro.

Más allá de la leyenda, esta enfermedad existe y recibe el nombre de “diprosopia”. Según los médicos es causada por el fallo de un gen que es el que le da la forma correcta a la estructura del cráneo. Es una anomalía en la que los rostros vienen del mismo cuerpo.

Los bebés que nacen con esta deformidad no logran vivir más allá de segundos o minutos luego de su nacimiento, principalmente por temas anatómicos.

Pero en el caso de Mordrake, no era un gemelo como muchos pensaban, sino que era otra cara del mismo Mordrake.

Según la historia, este hombre que iba a ser el heredero de una de las familias más nobles de Inglaterra, pidió a los médicos que le quitarán su segunda cara, pues según él, le susurraba cosas “diabólicas”.

A los 23 años, sumido en una profunda depresión, Edward Mordrake se quitó la vida ahorcándose en el balcón de un piso que había alquilado.

Este suceso alimentó muchos mitos y leyendas sobre la espantosa historia del segundo rostro de Edward Mordrake. Probablemente la depresión fue causada por el rechazo de la gente o por cuestiones fisiológicas. Lo cierto es que no se tiene la certeza sobre la funcionalidad de su rostro.

Sin duda alguna es uno de los casos más extraños y tristes por la deformidad humana.

Se dice que cuando murió dejó una carta en la que pedía que la “cara demoníaca” fuera destruida antes de su funeral para que no continuará susurrándole en la tumba.

¿Tu qué opinas? ¿Es una historia real o una leyenda? ¿En verdad le hablaba o era sólo producto de su imaginación?

La mente es sumamente poderosa y nuestros pensamientos generan energía. Un pensamiento positivo o negativo puede hacer la diferencia, por ello es importante cuidar que nuestros pensamientos sean rectos.

Estas personas despertaron hablando otros idiomas

¿Te gustó este artículo?
Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya el periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS