La batalla de los baños para transexuales se recrudece estado por estado

Resumen de los estados que permiten la entrada de hombres en los baños de mujeres, los que no lo permiten y los que están inmersos en batallas legales

Por Jackson Elliott
04 de Diciembre de 2023 4:37 PM Actualizado: 18 de Diciembre de 2023 8:48 PM

La octogenaria Julie Jaman estaba en la ducha de una piscina gestionada por la YMCA en Port Townsend, Washington, cuando de repente oyó la voz de un hombre.

“Había un hombre con un bañador de mujer, mirando, observando y tocando a unas niñas que se estaban quitando el bañador”, declaró a The Epoch Times.

Estaba conmocionada. En el momento del incidente, el 20 de julio de 2022, llevaba 34 años utilizando la piscina y nunca había visto a un hombre en el vestuario femenino.

El hombre es un cuidador de niños de la YMCA que se identifica como mujer. Estaba supervisando a las niñas en el vestuario como parte de su trabajo, como se informó anteriormente.

Después de que Jaman pidiera a un empleado que se asegurara de que abandonaba el vestuario, se le prohibió la entrada a las instalaciones. De forma permanente.

Muchos estados no tienen leyes que regulen si los hombres que se identifican como mujeres, y viceversa, pueden o no utilizar los baños y vestuarios femeninos.

Eso significa que la ley federal rige lo que es y no es legal en esos lugares.

Una señal de lavado de manos cuelga en un baño de niñas en una escuela en Stamford, Connecticut, el 26 de agosto de 2020. (Foto de John Moore/Getty Images)

Bajo la administración de Biden, el Departamento de Educación ha interpretado la ley federal para permitir que las personas que se identifican como transgénero utilicen los baños y vestuarios que no se alinean con su sexo biológico, si así lo desean.

Varios estados han ratificado esa decisión y han promulgado leyes que permiten a las personas que se identifican como transgénero utilizar el baño que corresponde a su sexo declarado, en lugar de exigirles que utilicen los espacios reservados a su sexo biológico, según un estudio de las leyes estatales realizado por The Epoch Times.

Más de una docena de estados prohíben a las personas utilizar baños y vestuarios que no se correspondan con su sexo biológico, independientemente de cómo se identifiquen.

Jaman dijo que le horrorizó asomarse a la zona de vestuarios y ver a un hombre con un bañador femenino de una pieza interactuando con niñas pequeñas.

Su primera reacción fue preguntar: “¿Tienes pene?”.

Según ella, el hombre respondió: “Eso no es asunto tuyo”.

Entonces intervino un miembro del personal de la YMCA que ya estaba en los vestuarios.

Cuando Jaman pidió al empleado de la piscina que retirara al hombre, el trabajador replicó: “¡Eso es discriminación! Y tú te vas de aquí. De por vida”.

Julie Jaman. (Cortesía de Julie Jaman)

Según Jaman, la empleada anunció que llamaría a la policía y abrazó al hombre.

Atónita, Jaman se marchó e inmediatamente denunció el incidente al Departamento de Policía de Port Townsend. Pero no presentaron denuncia en ese momento, dijo.

Más tarde, el departamento de policía habló con miembros del personal de la YMCA y presentó un informe, revisado por The Epoch Times, que incluía a Jaman como “sospechosa”.

El informe decía que Jaman estaba “gritando”, “insultando” y “negándose a irse”. El informe también decía que el hombre no estaba “asistiendo” a las niñas, sino que las estaba “vigilando”.

“Yo no hablo así”, dijo Jaman, refutando la versión del personal de la YMCA recogida en el informe. “Sé hablar inglés. Y no es así como hablo a la gente”.

Según la ley del estado de Washington, todas las empresas que empleen a más de ocho personas deben permitir que las personas transgénero entren en los baños de sexo opuesto.

La ley, que entró en vigor en diciembre de 2015, también establece: “En una situación de alojamiento público, las normas se aplican a todos los lugares de alojamiento público, incluyendo (pero no limitado a) escuelas, gimnasios, instalaciones públicas, tiendas, restaurantes y piscinas, y las instalaciones segregadas por género dentro de esos lugares de alojamiento público.”

Para explicar las nuevas leyes estatales, la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Washington publicó un documento de preguntas frecuentes.
En una de ellas se pregunta: “¿Pueden ahora los hombres entrar en los baños o vestuarios de mujeres?”.

La respuesta de la comisión es: “No. Solo las mujeres pueden entrar en los baños o vestuarios de mujeres en una situación de segregación por sexos. Esto incluye a las mujeres transexuales que se identifican como mujeres”, refiriéndose a los hombres que se identifican como mujeres.

La respuesta continúa diciendo que “las normas no protegen a las personas que entran en un baño o vestuario bajo falsos pretextos. Por ejemplo, si un hombre se declara transgénero con el único propósito de entrar en un baño o vestuario de mujeres, la norma no le protegería”.

Activistas por los derechos de los transexuales se enfrentan a manifestantes que protestan contra Christynne Wood, que se identifica como mujer transexual y fue criticada por utilizar los vestuarios femeninos del YMCA de Santee, una ciudad suburbana del condado de San Diego, California, el 21 de enero de 2023. (Foto de Sandy Huffaker/AFP vía Getty Images)

¿Quién puede ir al baño?

La legislación estatal sobre el uso de los baños por personas del sexo opuesto está aún en pañales, y muchos estados todavía no han tomado partido.

En la actualidad, el factor más importante que influye en que los hombres puedan entrar en los espacios reservados a las mujeres es la legislación federal, afirma Sarah Perry, jurista de The Heritage Foundation.

Las normas federales que prohíben la discriminación por razón de sexo se han reconvertido para prohibir la discriminación basada en la identidad de género de una persona, declaró Perry a The Epoch Times.

El Título IX, una disposición de las Enmiendas Educativas de 1972, se elaboró para lograr la igualdad entre hombres y mujeres en la mayoría de las facetas de la educación.

Sin embargo, la interpretación de la legislación por parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. bajo la administración Biden es que el Título IX establece contra la discriminación relacionada con “la orientación sexual y la identidad de género”.

“La administración Biden ha interpretado la ley de derechos civiles para incluir el ‘sexo’ como ‘identidad de género’, que es la definición más amplia que hemos visto nunca”, dijo Perry.

La elección de la administración Biden significa que la posición jurídica por defecto es que cualquiera que anuncie su condición de transexual puede utilizar los baños de sexo opuesto en las escuelas, dijo Perry.

Los niños se mueven en un pasillo de la Escuela Primaria Tradicional Carter en Louisville, Kentucky, el 24 de enero de 2022. (Foto de Jon Cherry/Getty Images)

Estas disposiciones antidiscriminatorias del Título IX no se aplican específicamente a otras instalaciones, y las leyes estatales pueden bloquear esta interpretación de la norma federal, dijo.

“Si ese estado concreto no cuenta con una ley de protección, estará sujeto a la interpretación de la administración Biden de la ley federal de derechos civiles, que es la razón por la que estamos viendo tantas de estas impugnaciones en los tribunales”, afirmó Perry.

A largo plazo, las batallas legales decidirán si la actual administración presidencial puede utilizar las leyes de derechos civiles para conceder a los hombres el derecho a entrar en los baños de las mujeres, dijo.

Uso de los baños en función de la identidad de género

Más de una docena de estados han modificado sus leyes para incluir la “identidad de género” como clase protegida sujeta a leyes antidiscriminación.

Normalmente, estas leyes incluyen protecciones de los derechos civiles en los ámbitos del empleo, la vivienda y los alojamientos públicos, entre los que se incluyen los baños.

Entre estos estados se encuentran Delaware, California, Colorado, Hawai, Massachusetts, Michigan, Maine, Minnesota, Nueva Jersey, Nevada, Nuevo México, Nueva York, Oregón, Pensilvania, Rhode Island y Vermont.

Algunas leyes estatales también protegen específicamente el “derecho” de una persona a utilizar un baño o vestuario que se ajuste a su “identidad de género” elegida.

Entre los estados con leyes específicas, decretos o sentencias judiciales que permiten a las personas utilizar los baños de sexo opuesto se encuentran California, Colorado, Massachusetts, Connecticut, Maryland, Minnesota, Illinois, Washington y Delaware.

Un cartel indica que los hombres deben utilizar el baño de hombres y las mujeres el de mujeres en un negocio de Chattanooga, Tennessee, el 13 de enero de 2023. (Jackson Elliott/The Epoch Times)

La ley de California, aprobada en 2013, permite a los alumnos de las escuelas unirse a “equipos y competiciones atléticas, y utilizar instalaciones acordes con su identidad de género.”

Las directrices de Nueva Jersey para los distritos escolares establecen: “Los distritos escolares permitirán a un alumno transgénero utilizar un baño o vestuario en función de su identidad de género.”

En Connecticut, una orden ejecutiva del gobernador Dannel Malloy, demócrata, permite el uso de baños para personas del sexo opuesto en los colegios e institutos públicos.

“El hecho de que una escuela no se adapte a la identidad o expresión de género afirmada de un estudiante está sujeto a la acción coercitiva de la Comisión de Derechos Humanos y Oportunidades”, dice, en parte, la orden ejecutiva de 2017.

En Maryland, el juez George L. Russell III dictaminó en marzo de 2018 que, en virtud del Título IX, las personas con identidad transgénero tienen derecho a utilizar las instalaciones escolares de sexo opuesto.

El Departamento de Educación de Hawái emitió directrices para las escuelas en 2016 que dicen: “Los estudiantes tienen acceso a las instalaciones de baño y vestuarios que corresponden a su identidad de género.”

El gobernador de Luisiana, Bel Edwards, emitió una orden ejecutiva en 2016 que clasifica la “identidad de género” como una clase protegida para los empleados estatales y los empleados de contratistas estatales. “Respetamos a nuestros conciudadanos por sus creencias, pero no discriminamos por nuestros desacuerdos”, declaró entonces el gobernador, demócrata.

Minnesota ha actualizado sus estatutos estatales para hacer de la “identidad de género” un derecho civil protegido, que incluye el acceso a alojamientos públicos como los baños.

El estado se unió a una demanda en 2019 contra un distrito escolar por exigir a los estudiantes transgénero que se cambien en un vestuario de “privacidad mejorada” que construyó para estudiantes transgénero. El fiscal general del estado de Minnesota, Keith Ellison, sostiene que eso sigue siendo discriminación.

“Las personas transgénero (…) se enfrentan a un reto tras otro para ser tratadas con igualdad, incluso en la escuela”, dijo entonces.

En 2016, Carolina del Norte fue el primer estado en aprobar una ley que prohibía el uso de baños para personas del sexo opuesto, pero fue derogada al año siguiente después de que el estado se enfrentara a boicots por parte de activistas enfadados con la legislación. La NBA trasladó su partido All Star en represalia por la legislación y estrellas de la música cancelaron fechas de giras.

“Esta derogación de la ley HB2 elimina inmediatamente las restricciones mezquinas en las instalaciones públicas que obligan a los ciudadanos de Carolina del Norte a utilizar las instalaciones públicas que coinciden con el sexo que figura en su certificado de nacimiento”, declaró el gobernador demócrata Roy Cooper en marzo de 2017.

Estados que defienden los baños para un solo sexo

Otros estados exigen que las personas utilicen solo aquellos baños y vestuarios que se alinean con su sexo biológico, en lugar de su género declarado.

Los estados que protegen al menos algunos espacios para un solo sexo con leyes, normas o decisiones judiciales incluyen Alabama, Arkansas, Florida, Idaho, Iowa, Kentucky, Dakota del Norte, Nebraska, Oklahoma, Kansas, Mississippi, Missouri, Tennessee y Texas.

Sin embargo, sus leyes varían en cuanto al tipo de espacios protegidos.

La ley de Florida establece que un hombre que entre en un baño de mujeres o una mujer que entre en un baño de hombres puede ser acusado de allanamiento de morada.

El Estatuto de Florida 2023 dice: “La Legislatura considera que las mujeres y los hombres deben disponer de baños y vestuarios para su uso exclusivo, según su sexo, con el fin de mantener la seguridad pública, la decencia, el decoro y la privacidad”.

La ley define “sexo” como “la clasificación de una persona como femenina o masculina basada en la organización del cuerpo de dicha persona para una función reproductiva específica, tal y como indican los cromosomas sexuales de la persona, las hormonas sexuales naturales y los genitales internos y externos presentes al nacer”.

Activistas y miembros de la comunidad transgénero se reúnen fuera de un bar LGTB para protestar contra una política de la administración Trump que rescinde una orden de la era Obama que permite a los estudiantes transgénero usar baños escolares que coincidan con sus identidades de género, en el Stonewall Inn en la ciudad de Nueva York el 23 de febrero de 2017. (Foto de Spencer Platt/Getty Images)

Aparte de Florida, Kansas, Montana, Nebraska y Tennessee tienen leyes u órdenes ejecutivas que definen el “sexo” como el sexo biológico al nacer.

Las demandas judiciales, especialmente en relación con las políticas transgénero en las escuelas públicas, han estado impulsando la política en muchos estados.

Una madre de Oklahoma presentó una demanda contra su distrito escolar local después de que su hija de 15 años fuera presuntamente agredida físicamente en el baño de mujeres por un varón de 17 años que se identifica como mujer transexual.

El incidente ocurrió en el Edmond Memorial High School el 26 de octubre de 2022, y la demanda alega que el distrito escolar era consciente de que el estudiante transgénero estaba utilizando el baño de chicas, una violación de la ley estatal.

En Missouri, hay varias demandas en curso, entre ellas una en la que el fiscal general del estado demanda a un distrito escolar por supuestamente discutir en secreto las políticas sobre baños para transexuales. El fiscal general Andrew Bailey ha demandado a la Junta de Educación del Distrito Escolar de Wentzville por un supuesto incumplimiento de la ley de Reuniones Abiertas de Missouri, según la cual las juntas escolares solo pueden celebrar reuniones cerradas al público con fines muy específicos.

“Los ciudadanos de Missouri no coparticipan con el gobierno”, afirma Bailey en la demanda.

En otro caso, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) presentó el 31 de julio una demanda contra el distrito escolar del condado de Platte, en Misuri, alegando que discriminó a un estudiante varón de 16 años que se identifica como mujer.

La ACLU afirma que el distrito escolar se equivocó al amonestar y suspender al alumno por utilizar los baños femeninos, en contra de la política escolar. La ACLU afirma que la actuación de la escuela constituyó discriminación por razón de sexo, discriminación por discapacidad y vulneró los derechos del estudiante en virtud de la Ley de Derechos Humanos de Misuri y la Constitución de Misuri.

Las leyes de Alabama, Arkansas, Idaho, Kentucky e Iowa protegen los espacios para un solo sexo en las escuelas hasta el 12º curso.

La ley de Idaho, promulgada en julio de este año, afirma, en parte: “Exigir a los alumnos que compartan los aseos y vestuarios con miembros del sexo biológico opuesto genera posible vergüenza, pudor y daños psicológicos a los alumnos, además de aumentar la probabilidad de agresiones sexuales, abusos deshonestos, violaciones, voyeurismo y exhibicionismo.”

En Kentucky, el gobernador demócrata Andy Beshear vetó un proyecto de ley más amplio que también prohibía a los menores acceder a hormonas y cirugías transgénero. El poder legislativo anuló el veto y la ley entró en vigor este año.

La legislatura de Kansas también anuló el veto de la gobernadora demócrata Laura Kelly para establecer una carta de derechos de la mujer, fijar la definición de sexo biológico y prohibir a los varones practicar deportes femeninos.

El 30 de agosto de este año, el gobernador republicano de Nebraska, Jim Pillen, emitió una orden ejecutiva titulada “Establecimiento de una declaración de derechos de la mujer”.

“Hay razones legítimas para distinguir entre sexos en el deporte, las prisiones u otros centros de detención, los refugios para víctimas de violencia doméstica, los centros de crisis por violación, los vestuarios, los baños y otras áreas en las que la biología, la seguridad y/o la privacidad están implicadas”, afirma la orden de Pillen.

Mississippi tiene una ley que prohíbe al gobierno estatal actuar contra las personas que establecen “normas específicas por sexo” para vestuarios, baños y otras instalaciones.

Utah tiene una ley similar en su Ley contra la Discriminación, enmendada en 2023, con la salvedad de que los empleadores “realicen ajustes razonables basados en la identidad de género” con respecto a los baños, duchas y vestuarios.

El tribunal del Cuarto Circuito de Virginia falló en contra de la junta escolar del condado de Gloucester en 2020, afirmando que el Título IX permite que los estudiantes con identidad transgénero utilicen los baños del sexo opuesto.

“La Cláusula de Igual Protección de la Decimocuarta Enmienda y el Título IX de las Enmiendas Educativas de 1972 pueden proteger a los estudiantes transgénero de las políticas de baños escolares que les prohíben afirmar su género”, afirma el fallo judicial.

Una política educativa más reciente, ratificada en 2023 por el gobernador de Virginia, el republicano Glenn Youngkin, establece que “los estudiantes utilizarán los baños que correspondan a su sexo, excepto en la medida en que la ley federal exija lo contrario”.

La política continúa diciendo: “Los alojamientos para pernoctar, los vestuarios y otros espacios íntimos utilizados para actividades y eventos relacionados con la escuela se basarán en el sexo.”

Peligro para las mujeres

Las políticas que permiten a los hombres desnudarse en espacios reservados a las mujeres pueden ser peligrosas para ellas, declaró a The Epoch Times Doreen Denny, asesora principal de Concerned Women for America.

Para las mujeres, entrar en un espacio apartado con un hombre potencialmente depredador puede ser una cuestión de vida o muerte, afirmó.

“Las mujeres tienen espacios separados en baños, vestuarios, prisiones femeninas y otros lugares porque es una cuestión de seguridad”, afirmó. “Somos el sexo débil”.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el hombre medio es cinco centímetros más alto y pesa casi 29 libras más que la mujer media.

Otro estudio publicado en una base de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina descubrió que los hombres tienen mucha más fuerza en la parte superior del cuerpo que las mujeres.

Estas diferencias físicas hacen que las mujeres sean vulnerables a la violencia física de los hombres, dijo Denny. Por eso las mujeres necesitan sus propios espacios como precaución contra la violencia masculina, dijo.

Una mujer lleva comida de la cocina de “Strengthen Our Sisters”, un refugio para mujeres que han sufrido violencia doméstica, en Paterson, Nueva Jersey, el 25 de febrero de 2021. (Foto de Kena Betancur/AFP vía Getty Images)

“Siempre se nos ha enseñado, incluso condicionado, desde nuestra más tierna infancia a entender que estar con otras mujeres es un lugar que nos proporciona una mayor seguridad”, afirmó.

Históricamente, el gobierno estadounidense ha reconocido mediante leyes que las mujeres son más vulnerables a la violencia que los hombres, dijo Denny.

Pero la idea de que algunos hombres son mujeres elimina estas protecciones.

“Todos los avances que hemos conseguido se están borrando por culpa de un individuo que -por sus propios deseos, confusión, identidad o cualquier otra crisis- asume ahora una identidad diferente que es la de una mujer”, afirmó.

Bajo la bandera de la transexualidad, los hombres han entrado en hermandades, centros de crisis por violación y cárceles de mujeres. En algunas cárceles de mujeres, hombres con identidad transgénero han violado a reclusas.

Permitir la entrada de hombres que dicen ser mujeres en espacios femeninos da a las mujeres otro lugar en el que deben permanecer cautelosas, dijo Denny.

“¿Cuántas mujeres tienen que ser violadas para que nos demos cuenta de que tal vez no sea una buena idea?

Alice Giordano ha contribuido a este artículo.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.