La biología del café, la mejor bebida de Estados Unidos

El café está relacionado con tasas reducidas de Parkinson, demencia y puede combatir el cáncer
Por POR THOMAS MERRITT , UNIVERSIDAD LAURENTIAN
27 de Enero de 2020 Actualizado: 27 de Enero de 2020

Hay una posibilidad razonable de que usted pueda llegar a leer esto con una taza de café en la mano. Aunque el té es la bebida más popular en el mundo, los estadounidenses beben más café que la soda, el jugo y el té combinados.
Dada la popularidad del café, es sorprendente cuánta confusión encierra la forma en que este néctar caliente y oscuro afecta nuestra biología.

Ingredientes del café

Los principales ingredientes biológicamente activos del café son la cafeína (un estimulante) y un conjunto de antioxidantes. ¿Qué sabemos acerca de cómo la cafeína y los antioxidantes afectan a nuestro cuerpo? Los fundamentos son bastante simples, pero el infierno está en los detalles y en la especulación sobre cómo el café podría ayudarnos o perjudicarnos es un poco salvaje.

Las propiedades estimulantes de la cafeína significan que puedes contar con una taza de café para despertarte. De hecho, el café, o al menos la cafeína que contiene, es la droga psicoactiva más utilizada en el mundo. Parece funcionar como un estimulante, al menos en parte, al bloquear la adenosina, que promueve el sueño, para que no se una a su receptor.

La cafeína y la adenosina tienen estructuras de anillos similares. La cafeína actúa como un imitador molecular, llenando y bloqueando el receptor de la adenosina, evitando la capacidad natural del cuerpo de poder descansar cuando está cansado.

El efecto de la cafeína y la adenosina también puede hacer que las neuronas del cerebro se disparen más rápidamente, lo que la glándula pituitaria interpreta como una señal de que ocurre una emergencia. Esto hace que la glándula libere hormonas que le indican a las glándulas suprarrenales que produzcan adrenalina, la hormona de “lucha o huida”.

Esta combinación es la razón por la cual demasiado café puede dejarle a usted con una sensación de nerviosismo o insomnio. Solo se puede posponer la fatiga por un tiempo, o ser bombeado por la adrenalina por un tiempo antes de que los sistemas reguladores del cuerpo empiecen a fallar, lo que lleva a cosas simples como los nervios, pero también a efectos más serios como la ansiedad o el insomnio. Hace más de 100 años se identificó un posible vínculo entre el consumo de café y el insomnio.

La Junta Nacional de Cine de Canadá produjo un documental sobre la historia cultural del café llamado “Café Negro”: ‘Primera parte, El grano irresistible’.

Respuestas únicas

Diferentes personas responden a la cafeína de manera diferente. Por lo menos parte de esta variación se debe a que tienen diferentes formas de ese receptor de adenosina, la molécula a la que la cafeína se une y bloquea. Es probable que también haya otros sitios de variación genética.

Hay individuos que no procesan la cafeína para los cuales el café podría representar un peligro médico. Sin embargo, incluso lejos de esos extremos, existe una variación en la forma en que respondemos a esa taza de café. Y, al igual que gran parte de la biología, esa variación es una función del ambiente, nuestro consumo de café en el pasado, la genética y, honestamente, el azar.

Puede que estemos interesados en el café por el rumor acerca de la cafeína, pero eso no significa que la cafeína sea el aspecto biológicamente más interesante de una buena taza de café.

En un estudio con ratas, la cafeína provocó la contracción del músculo blando, por lo que es posible que la cafeína promueva directamente la actividad intestinal. Sin embargo, otros estudios han demostrado que el café descafeinado puede tener un efecto tan fuerte sobre la actividad intestinal como el café normal, lo que sugiere un mecanismo más complejo que implica algunas de las otras moléculas del café.

Beneficios antioxidantes

¿Qué hay de los antioxidantes en el café y el rumor que los rodea? Las cosas en realidad empiezan bastante sencillas. Los procesos metabólicos producen la energía necesaria para la vida, pero también crean residuos, a menudo en forma de moléculas oxidadas que pueden ser dañinas en sí mismas o perjudiciales para otras moléculas.

Los antioxidantes son un amplio grupo de moléculas que pueden barrer los residuos peligrosos. Todos los organismos producen antioxidantes como parte de su equilibrio metabólico.

El café y el cáncer

El café no curará el cáncer, pero puede ayudar a prevenirlo y posiblemente también otras enfermedades. Parte de la respuesta a la pregunta sobre la conexión del café con el cáncer radica en preguntar a otro: ¿Qué es el cáncer? En su forma más simple, el cáncer es un crecimiento celular incontrolado, que consiste fundamentalmente en regular cuando los genes se expresan o no activamente.

Mi grupo de investigación estudia la regulación de los genes y puedo decirte que ni siquiera una buena taza de café, o una dosis de cafeína, hará que los genes se apaguen o se enciendan en el momento equivocado empezando de repente a jugar según las reglas.

Los antioxidantes en el café pueden tener un efecto de lucha contra el cáncer. Recuerda que los antioxidantes combaten el daño celular. Un tipo de daño que pueden ayudar a reducir es el de las mutaciones del ADN, y el cáncer es causado por mutaciones que conducen a la mala regulación de los genes.

Los estudios demostraron que el consumo de café combate el cáncer en las ratas. Otros estudios en humanos indican que el consumo de café está asociado con menores tasas de algunos cánceres.

Curiosamente, el consumo de café también se ha vinculado a la reducción de los índices de otras enfermedades. Un mayor consumo de café está relacionado con menores tasas de la enfermedad de Parkinson y algunas otras formas de demencia. Sorprendentemente, al menos un estudio experimental en ratones y cultivos celulares muestra que la protección es una función de la combinación de cafeína y antioxidantes en el café.

Un mayor consumo de café también está relacionado con menores tasas de diabetes tipo 2. La complejidad, los efectos combinados y la variación entre individuos parece ser el tema de todas las enfermedades.

Al final del día, ¿dónde nos deja todo esto en la biología del café? Bueno, como les digo a mis estudiantes, es complicado. Pero como la mayoría de los que leen esto ya saben, el café definitivamente los despertará en la mañana.

Thomas Merritt es profesor y catedrático de investigación de química y bioquímica en la Universidad Laurentian de Canadá. Este artículo fue publicado originalmente en The Conversation.

***

Descubra a continuación

¡El viaje de un ingeniero de software hacia el éxito y la felicidad!

TE RECOMENDAMOS