La confianza de las pequeñas empresas se elevó a un nivel récord en EE. UU.

Por Emel Akan - La Gran Época
22 de Febrero de 2018 Actualizado: 23 de Febrero de 2018
 El optimismo entre los propietarios de pequeñas empresas en Estados Unidos continúa elevándose y alcanzó su nivel más alto en años. Gracias a la reforma fiscal los emprendedores tienen más confianza en el futuro de sus empresas.

El índice trimestral de confianza de pequeñas empresas de CNBC/SurveyMonkey se disparó cinco puntos, de 57 a 62, alcanzando un nivel récord. Este es el salto de trimestre a trimestre más grande desde que CNBC y SurveyMonkey comenzaron a medir la confianza empresarial el año pasado.

Según CNBC, en el cuarto trimestre del año pasado, los propietarios de empresas estaban divididos equitativamente con respecto al impacto de los recortes impositivos en sus negocios. No obstante, ahora hay un fuerte consenso sobre el impacto positivo de la reforma fiscal.

“Actualmente el doble de empresarios espera que los cambios en la política fiscal tengan un efecto más positivo que negativo en sus negocios”, declaró un informe de CNBC.

El 46 por ciento de propietarios de pequeñas empresas encuestados dijeron que la nueva ley impositiva tendría un efecto positivo en sus negocios, mientras que el 23 por ciento respondió que tendría un impacto negativo.

Según la encuesta, la confianza aumentó en casi todos los grupos demográficos y fue más alta en las empresas con, entre cinco y nueve empleados.

La Federación Nacional de Empresas Independientes (NFIB, según sus siglas en inglés) también monitorea el optimismo de las pequeñas empresas y descubrió que los empresarios tienen una creciente confianza con respecto a la economía de EE.UU.

El índice de optimismo de pequeñas empresas de la NFIB aumentó rápidamente en los meses recientes y alcanzó uno de sus niveles más altos en 45 años.

“Los propietarios de pequeñas empresas no solo reportan mejores ganancias, sino que también están listos para crecer y expandirse”, declaró en un informe la directora ejecutiva y presidente de la NFIB, Juanita Duggan.

A pesar del creciente optimismo, las pequeñas empresas enfrentan desafíos tales como los costos de asistencia médica y la escasez de trabajadores calificados.

Según CNBC/SurveyMonkey, el aumento de costos en asistencia médica a empleados es uno de los problemas más cruciales que enfrentan las pequeñas empresas. El 30 por ciento de los propietarios de pequeñas empresas quieren que el Congreso aborde este problema.

Las pequeñas empresas también enfrentan dificultades para encontrar trabajo calificado. La mayoría aumentó los sueldos para mantener a sus trabajadores.

En enero, las indemnizaciones a trabajadores alcanzaron su nivel más alto desde el año 2000, según la NFIB.

“Encontrar trabajadores calificados es ahora la preocupación más grande para las pequeñas empresas que los impuestos y las regulaciones “, afirmó Duggan.

TE RECOMENDAMOS