La Corte ordenó a YPF publicar términos del acuerdo con Chevron

11 de Noviembre de 2015 Actualizado: 11 de Noviembre de 2015

La Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó ayer a la compañía estatal YPF que haga públicas todas las cláusulas del acuerdo con la estadounidense Chevron por la explotación de hidrocarburos en Vaca Muerta, provincia de Neuquén.

El Tribunal falló ante una acción de amparo presentada por el senador socialista Rubén Giustiniani, luego que YFP se negara a aportar precisiones del acuerdo, en especial sobre la calidad ambiental y las actividades que desarrollará Chevron en el lugar.

Ayer a última hora, y tras el fallo de la Corte y las adhesiones que sumó por parte de distintos sectores políticos, la empresa YPF a través de un comunicado informó que cumplirá con el fallo de la Corte Suprema de Justicia. “YPF informa que va a cumplir con dicha decisión de acuerdo a la normativa vigente y conforme a los plazos procesales que se establezcan”, indicó en un comunicado la petrolera, cuyo mayoría accionaria es estatal tras la expropiación dispuesta por la ley 26.741, en respuesta al fallo del máximo tribunal, que ordenó hacer públicas las cláusulas del acuerdo de proyecto de inversión suscripto con Chevron Corporation para la explotación de hidrocarburos no convencionales en las áreas de Loma de la Lata Norte y Loma Campana en la provincia del Neuquén.

La Corte en su fallo tuvo en cuenta el derecho de acceso a la información contemplado por organismos como la Corte Interamericana de Derechos Humanos o la Asamblea de Naciones Unidas.

Los jueces evaluaron que YPF funciona bajo la órbita del Poder Ejecutivo en función de haber sido designado el ministro de Economía Axel Kicillof como director de la compañía; el ministro de Planificación, Julio De Vido, como interventor y Miguel Galuccio como gerente.

“La autoridad para gobernar la sociedad que ejerce el Poder Ejecutivo queda demostrada”, expusieron los jueces, y al estar YPF bajo jurisdicción del gobierno “se halla obligada a dar cumplimiento a las disposiciones del decreto 1172/03 en materia de información pública”, dice el fallo.

También tuvieron en cuenta que el decreto 530/12 que aprueba el acuerdo con Chevron, y que fue validado por el Congreso, prevé que YPF debe “asegurar el abastecimiento de combustibles y su importancia a los efectos de garantizar el desarrollo económico con inclusión, proteger a la economía nacional de los vaivenes del precio internacional y consolidar un modelo de crecimiento”.

Para la Corte, “la información no pertenece al Estado sino que es del pueblo de la Nación”.

El fallo fue firmado por los jueces Ricardo Lorenzetti, Carlos Fayt y Juan Maqueda; en tanto que Elena Higton de Nolasco votó en disidencia, pues consideró que previo a resolver se le debía haber dado la palabra a la firma Chevron.

Giustaniani calificó de “trascendente” la decisión de la Corte y sostuvo que la medida “sienta como antecedente el derecho a la información ambiental”.

El legislador indicó que esperará que se notifique a YPF del fallo de la Corte y “después de acuerdo con el fallo le vamos a pedir una copia del contrato”.

El senador apuntó que el yacimiento de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén, supone “la exploración y explotación de gas y petróleo no convencional a través de la modalidad de fracking”, por lo que insistió que “pedimos que se informe a la población los estudios ambientales respecto a la no contaminación”. R ecordó que el acuerdo con Chevron “compromete a reservas de gas y petróleo, la cuarta reserva en el mundo, por 35 años y la sociedad debe conocer las implicancias de este contrato que nunca se ha hecho público”.

El ex secretario de Energía, Jorge Lapeña consideró “una muestra de independencia de los poderes del Estado” el fallo. “La Corte viene a resolver un problema en un momento importante, porque marca sobre esta cuestión un lineamiento a futuro, que ya no debería discutirse cualquiera que sea quien ejerza el próximo gobierno”, dijo.

Los pasos del convenio

El 14 de septiembre de 2012, YPF firmó un memorandum de entendimiento con Chevron para “explorar oportunidades de desarrollo de hidrocarburos no convencionales” en Vaca Muerta, y para “estudiar la potencialidad de aplicar la recuperación y mejora asistida en sus respectivos yacimientos, a través de nuevas tecnologías y componentes”. La firma del acuerdo la realizaron el presidente de YPF, Miguel Galuccio y el titular para América latina y Africa de Chevron, Ali Moshiri. El memorandum marcó el interés de ambas petroleras por evaluar el desarrollo de trabajos en procura de shale oil y shale gas.

Esa asociación llegó tres meses después, el 19 de diciembre, cuando se anunció en Texas, sede de Chevron, la puesta en marcha de la sociedad. Ese día, Galuccio anunció que se iba a poner en marcha “un joint venture por 1.000 millones de dólares”. “YPF le otorga a Chevron un derecho de exclusividad por un período de 4 meses para negociar los términos y condiciones finales”, señaló la compañía. El entendimiento se alcanzó bajo un acuerdo de tipo “farm-in”, por el que YPF tenía la posibilidad de aportar la concesión sobre el área y ambas empresas compartir los costos de exploración y explotación. En julio del año siguiente se firmó el convenio definitivo, que Cristina Fernández defendió en un discurso. El día 19 se publicó en el Boletín Oficial el decreto 929 en el que se ratificó la política petrolera del gobierno.

Galuccio y el mercado del crudo

El titular de YPF, Miguel Galuccio, consideró ayer necesario “mantener” un valor interno del petróleo crudo que “permita desarrollar” los recursos del país, al tiempo que estimó que dentro de cinco años esa materia prima volverá a estar en 100 dólares.

“El precio interno que tenemos hoy es de 77 dólares. Estamos desfasados del precio internacional. Habría que mantener un precio interno, sea el que fuera, que permita desarrollar nuestros recursos”, sostuvo Galuccio al hablar en el marco del encuentro Alacero 56, organizado por la Asociación Latinoamericana del Acero (ver página 15).

El presidente de YPF consideró que “vamos a tener precios bajos durante los próximos dos años, dependiendo de lo que pase con el crecimiento de China” y que, por lo tanto, “hay que tomar las medidas que se tengan que tomar”.

“Si alguien cree que piensa que vamos a tener durante 40 años un valor del petróleo a 40 dólares se equivoca. Pero en cinco años vamos a volver a tener precios de 100 dólares”, explicó el CEO de la petrolera.

De ese modo, Galuccio justificó la decisión de su gestión de mantener el precio interno del crudo más alto, de modo tal de sostener las inversiones en Vaca Muerta con el fin de desarrollar explotación de petróleo y gas no convencionales.

El empresario consideró que la petrolera argentina “le está sacando el riesgo a Vaca Muerta” , por lo que aventuró que en el futuro “va a haber un desarrollo más masivo del que hay hoy” en ese campo de la explotación petrolera.

Galuccio le otorgó un rol “estratégico a la empresa” en el futuro del desarrollo del país y expuso algunos de los logros de su gestión, entre los cuales mencionó inversiones por valor e 6.000 millones de dólares en los últimos tres años.

Con relación al futuro, consideró que la empresa deberá “trabajar con toda su cadena de valor para adecuarse a la realidad de los precios internacionales.

Artículo original aquí.

Encuentre también en LA GRAN ÉPOCA información sin censura sobre China

Le recomendamos: Con la base china en Neuquén, “Sudamérica ya no es una zona de paz”

TE RECOMENDAMOS