Corte Suprema anula ley inconstitucional de porte de armas de Nueva York

El juez Thomas dijo que la ley viola la Constitución al impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley se defiendan en público
Por Matthew Vadum
23 de Junio de 2022 1:10 PM Actualizado: 23 de Junio de 2022 1:18 PM

La Corte Suprema votó 6 a 3 el 23 de junio para anular el draconiano sistema de permisos de porte de armas ocultas del estado de Nueva York.

La Corte Suprema ha estado fortaleciendo las protecciones a la Segunda Enmienda en los últimos años y los observadores han dicho que la gran mayoría conservadora de la corte podría ayudar a ampliar las protecciones de propiedad de armas. En el caso, Distrito de Columbia vs Heller (2008), la Corte Suprema sostuvo que la Segunda Enmienda protege “el derecho individual a poseer y portar armas en caso de enfrentamiento”, y en el caso, McDonald vs la ciudad de Chicago (2010), sostuvo que este derecho “es plenamente aplicable a los estados”.

El fallo se produce tras el aumento de las tasas de criminalidad, las demandas de los activistas para desfinanciar a los departamentos de policía y después de un impulso de la administración Biden para fortalecer las políticas de control de armas. Un paquete de control de armas, presentado a raíz de una serie de tiroteos masivos de alto perfil, está avanzando en el Congreso.

La ley de permisos de armas de Nueva York, al igual que las leyes en otros siete estados, generalmente requiere que el solicitante demuestre una “causa justificada” para obtener una licencia para portar un arma oculta en público.

Nueva York tipifica como delito poseer un arma de fuego sin licencia, ya sea dentro o fuera del hogar. Una persona que quiera portar un arma de fuego fuera de su hogar puede obtener una licencia sin restricciones para “tener y portar” una “pistola o revólver” oculto si puede probar que “existe una causa adecuada” para hacerlo, de acuerdo con la ley estatal. Un solicitante cumple con el requisito de “causa adecuada” solo si puede “demostrar una necesidad especial de autoprotección distinguible de la de la comunidad en general”, según un fallo de 1980 de la Corte Suprema de Nueva York en el caso Klenosky vs Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York.

El problema específico ante el tribunal era si la denegación por parte del estado a las solicitudes de licencias de portación oculta para la defensa viola la Constitución de Estados Unidos.

El 3 de noviembre se escucharon los argumentos orales en el caso, Asociación Estatal de Rifles y Pistolas de Nueva York vs Bruen, archivo judicial 20-843, una apelación de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de EE.UU.

El demandado Kevin Bruen dirige la Policía del Estado de Nueva York. Fundada en 1871, la demandante principal, la Asociación Estatal de Rifles y Pistolas de Nueva York, se describe como “la organización de defensa al porte de armas de fuego más grande del estado y la más antigua del país”, y como la asociación estatal oficial afiliada a la Asociación Nacional del Rifle (NRA) en Nueva York.

La nueva opinión (pdf) fue escrita por el juez Clarence Thomas, quien declaró que el requisito de causa justificada de Nueva York viola la Decimocuarta Enmienda al impedir que los ciudadanos respetuosos de la ley con necesidades ordinarias de defensa personal ejerzan su derecho de la Segunda Enmienda a poseer y portar armas en público para la autodefensa.

“Dado que el Estado de Nueva York emite licencias de porte público sólo cuando un solicitante demuestra una necesidad especial de autodefensa, concluimos que el régimen de licencias del estado viola la Constitución”, escribió Thomas.

“De acuerdo con Heller, sostenemos que cuando el texto sin formato de la Segunda Enmienda cubre la conducta de un individuo, la Constitución presuntamente protege esa conducta. Para justificar su regulación, el gobierno no puede simplemente postular que la regulación promueve un interés importante. Más bien, el gobierno debe demostrar que la regulación es coherente con la tradición histórica de esta nación en materia de regulación de armas de fuego. Solo si una regulación de armas de fuego es consistente con la tradición histórica de esta nación, una corte puede concluir que la conducta del individuo cae fuera del ‘comando no calificado’ de la Segunda Enmienda”, escribió Thomas, citando el caso Konigsberg vs State Bar of California (1961).

El juez Stephen Breyer escribió una opinión disidente, a la que se unieron los jueces Sonia Sotomayor y Elena Kagan.

“En 2020, 45,222 estadounidenses fueron asesinados por armas de fuego. Desde el comienzo de este año (2022), se han reportado 277 tiroteos masivos, un promedio de más de uno por día. La violencia armada ya ha superado a los accidentes automovilísticos como la principal causa de muerte entre niños y adolescentes. Muchos estados han tratado de abordar algunos de los peligros de la violencia con armas de fuego que acabamos de describir mediante la aprobación de leyes que limitan, de diversas maneras, quién puede comprar, portar o usar armas de fuego de diferentes tipos. Hoy, la Corte impone una gran carga a los esfuerzos de los estados para hacerlo”.

Esta es una historia en desarrollo. Se actualizará.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.