La demanda del presupuesto de todo o nada de los demócratas empuja al Congreso hacia un punto muerto

Por Mark Tapscott
07 de Diciembre de 2019 5:27 PM Actualizado: 07 de Diciembre de 2019 5:27 PM

WASHINGTON DC- Los negociadores del presupuesto que se enfrentan a la expiración de la actual resolución continua el 20 de diciembre, se dirigen a las negociaciones de este fin de semana con un trabajo difícil. No solo deben superar desacuerdos importantes sobre temas clave, sino que también deben tratar con la solicitud de los demócratas de que los republicanos se pongan de acuerdo sobre las prioridades de gasto para los 12 proyectos de ley pendientes con asignaciones importantes.

El gobierno se quedará sin dinero durante dos semanas, por lo que el Congreso debe aprobar una docena de proyectos de ley o una nueva resolución continua que permita a los departamentos y agencias mantenerse abiertos con los niveles actuales de financiación durante algún tiempo.

Si ninguno de esos eventos ocurre para el 20 de diciembre, se les pedirá a los empleados federales cuyos trabajos no son considerados “esenciales”, que no se presenten a trabajar porque el Congreso nuevamente no llegó a un acuerdo sobre el presupuesto.

Los negociadores no parecen optimistas con las conversaciones que se van a realizar el fin de semana.

El presidente del Comité de Asignaciones del Senado, Richard Shelby (R-Ala.), dijo a Roll Call el viernes: “estoy más cauteloso porque todavía tenemos grandes obstáculos y no los hemos superado. Y van a ser los más duros”.

El demócrata de mayor rango de la comisión, el senador Patrick Leahy (D-Vt.), fue un poco más optimista, dijo a Roll Call que él estuvo “más entusiasta hace un par de días. Queremos que las negociaciones finales se hagan este fin de semana”.

El Comité Judicial de la Cámara de Representantes tendrá su segunda audiencia de impeachment el lunes y la Presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), dejó claro que quiere que se redacten los artículos del impeachment y se haga la votación a más tardar el 21 o el 22 de diciembre, antes que el Congreso se vaya de la ciudad para el receso navideño.

A principios de esta semana, según informó The Epoch Times, el senador John Cornyn (R-Texas), miembro influyente de los comités de finanzas y judicatura del Senado, lamentó que “el pasado mes de agosto realizamos un acuerdo que proporcionó una hoja de ruta para las negociaciones de este otoño y todos prometimos trabajar juntos con una buena actitud y mantenernos alejados de la píldora venenosa en los corredores de la política y de otras cosas que pudieran descarrilar la aprobación de este proceso”.

Cornyn dijo que el “bipartidismo, el acuerdo bicameral” tuvo por objeto “guiar el proceso de apropiación y, esperaban eliminar esta incertidumbre en la temporada navideña”.

El problema ahora, según Cornyn, es que “desafortunadamente, nuestros colegas demócratas se retractaron de sus promesas debido a un desacuerdo sobre el 0,3% del presupuesto federal” que “descarriló todo el proceso de apropiación y nos deja en nuestro estado actual de disfunción”.

Los comentarios de Cornyn vinieron después de los del líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), quien dijo que “los demócratas se oponen firmemente a que el presidente les robe dinero a las familias de nuestros militares para pagar este muro fronterizo”. Hemos luchado por disposiciones para detener este robo, lo seguiremos haciendo”.

Schumer se refería al plan de Trump de desplazar hasta 5.000 millones de dólares en gastos de defensa previamente aprobados, para ayudar a pagar la construcción de un nuevo muro en la frontera sur de Estados Unidos y México.

La Corte Suprema decidió en julio, a favor de la autoridad de Trump, redirigir los fondos de defensa no gastados en el muro, pero los demócratas están decididos a reescribir la ley para bloquear eso.

Otros asuntos que preocupan a los negociadores son: la demanda de los demócratas para que se incluyan 50 millones de dólares en la investigación sobre la violencia con armas, la financiación de subsidios federales a la planificación familiar con o sin la prohibición de Trump de incluir información sobre el aborto, y otros 8.600 millones de dólares para pagar el muro fronterizo.

El mismo día que The Epoch Times informó sobre los comentarios de Cornyn, Roll Call citó a un ayudante de liderazgo demócrata de la Cámara de Representantes sin nombre que dijo ” Queremos llegar a un acuerdo sobre todos los proyectos de ley antes de empezar a pasar los minibuses. Esa es la mejor manera de evitar un cierre”.

Los negociadores del presupuesto dijeron que una manera posible de lidiar con el atasco de los 12 proyectos de ley que vencen simultáneamente, era dividirlos en grupos de tres o cuatro medidas cada uno – “minibuses”.

Sin embargo, la demanda del “gran acuerdo” expresada por el ayudante, bloquea efectivamente ese enfoque. La resolución de financiación que expira en dos semanas es la tercera medida provisional de este tipo aprobada en 2019.

Lo que complica aún más la tensa situación es el hecho de que el acuerdo sobre los 12 proyectos de ley aún no garantizaría el cese del cierre porque puede que no haya tiempo suficiente antes de la fecha límite del 20 de diciembre para revisar los borradores de los proyectos de ley a fin de que reflejen los acuerdos, para que luego sean aprobados por el Senado y la Cámara de Representantes, y luego firmados por Trump.

El Presidente, que se ha centrado en una reunión de la OTAN en Londres y en la audiencia del 4 de diciembre ante el Comité Judicial de la Cámara de Representantes, ha hablado muy poco sobre el presupuesto en las últimas semanas.

***

Descubre

Esta chica solitaria y acosada recupera su autoestima al asistir a un evento que cambiaría su vida para siempre

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.