La destrucción y el vandalismo de los extremistas proaborto se extiende por EE.UU.

Por Jackson Elliott
24 de Junio de 2022 3:32 PM Actualizado: 24 de Junio de 2022 3:32 PM

El sombrío grupo proaborto Jane’s Revenge ha orquestado una campaña nacional de destrucción y vandalismo contra grupos provida. La policía no ha realizado aún ninguna detención tras los ataques.

Los ataques del grupo comenzaron el 8 de mayo en Madison, Wisconsin, donde los miembros de Jane’s Revenge incendiaron la sede del grupo provida, Wisconsin Family Action.

“Tenían cócteles Molotov. Tiraron uno contra la ventana, y la ventana no se rompió. Entonces rompieron una ventana y arrojaron un cóctel Molotov en mi oficina”, dijo Julaine Appling, presidenta de Wisconsin Family Action.

Cuando vieron que el Molotov no destruyó la oficina lo suficiente, los atacantes iniciaron un incendio en la oficina de Appling usando sus libros.

“Lo que más echo de menos son todos los libros que quemaron”, dijo Appling. “Algunos de ellos podrían ser a estas alturas insustituibles”.

Ese mismo día, Jane’s Revenge anunció su existencia, reivindicó el ataque y prometió más ataques en todo el país.

“Nos vemos obligados a adoptar el requisito militar mínimo para una lucha política”, dijo su escritor anónimo en un manifiesto online.

Desde entonces, los ataques a las organizaciones provida no han hecho más que aumentar. Hasta el día de hoy, al menos 28 grupos provida desde Anchorage, Alaska hasta Hollywood, Florida, han sido atacados.

Los ataques fueron provocados por la filtración de un borrador sobre la opinión de la Corte Suprema que anuló Roe vs Wade, una decisión de hace décadas que les prohibía a los estados imponer restricciones al aborto.

¿Qué es Jane’s Revenge?

El ataque a la oficina de Wisconsin Family Action fue el primero reivindicado por Jane’s Revenge.

El único canal público de comunicación de Jane’s Revenge es una página en NoBlogs, un sitio de blogs anarquistas.

En su primera publicación del domingo 8 de mayo, el grupo anunció una “declaración de guerra” contra los grupos provida. Exigió la disolución de todos los grupos provida estadounidenses en los próximos 30 días.

El Centro Gresham Pregnancy Resource, afiliado a NIFLA, fue atacado por activistas radicales a favor del aborto en Gresham, Oregón, el 11 de junio de 2022. (Cortesía de NIFLA)

“Mientras ustedes siguen bombardeando clínicas y asesinando médicos con impunidad, nosotros también adoptaremos tácticas cada vez más extremas para mantener la libertad sobre nuestros propios cuerpos”, escribió el grupo.

En el “Primer Comunicado” también se anunció que Jane’s Revenge tenía “no un grupo, sino muchos” en “todas las ciudades”.

Un segundo manifiesto, el 30 de mayo, llamaba a una “Noche de Furia” la noche en que el Tribunal Supremo diera a conocer el veredicto del caso Dobbs vs Jackson.

Pidió que “los corazones valientes salieran después del anochecer”.

También afirmó que Jane’s Revenge tenía “algunos cientos de personas”, pero necesitaba más miembros.

No está claro si Jane’s Revenge tiene un liderazgo centralizado, células en todo el país, o si es simplemente un eslogan que usan los radicales proaborto desconectados cuando atacan las clínicas provida.

El tamaño real del grupo tampoco está claro.

Muchos ataques contra grupos provida en todo el país han utilizado etiquetas de grafiti relacionadas con Jane’s Revenge.

Los ataques de Jane’s Revenge tienden a tener grafitis en cursiva que dicen “Jane estuvo aquí”, “Jane’s Revenge”, símbolos anarquistas, el número “1312” o alguna versión de la frase: “Si los abortos no son seguros, entonces tú tampoco”.

La policía federal y local aún no ha arrestado a nadie por atacar una clínica provida desde el primer ataque el 8 de mayo.

Atacantes sueltos

The Epoch Times entrevistó a siete de las 28 organizaciones provida atacadas desde la filtración de Dobbs vs Jackson. Varias organizaciones atacadas se negaron a ser entrevistadas porque temían que un perfil más alto provocaría más ataques.

Los 27 símbolos en este gráfico representan ataques contra grupos provida registrados por el sitio web provida Catholic Vote. Imagen capturada el 20 de junio de 2022. (Jackson Elliott/The Epoch Times)

Pero todas las organizaciones que hablaron con The Epoch Times dijeron que no renunciarían debido a los ataques.

“No nos vamos a ir. No nos vamos a callar. Vamos a seguir siendo audaces y fuertes. Porque estamos en el lado correcto de este problema”, dijo Appling, de Wisconsin Family Action.

La gran mayoría de los grupos contactados por The Epoch Times dijeron que tenían videos de sus atacantes y que estaban trabajando con la policía. Varias clínicas que recibieron amenazas de Jane’s Revenge también han pasado información al FBI.

En Long Beach, California, una mujer ingresó a His Nesting Place, una iglesia y hogar de maternidad, según el pastor principal Al Howard. La mujer gritó obscenidades, rompió una Biblia y arrojó un jarrón perteneciente a la iglesia.

Mientras los feligreses la sacaban de la iglesia, la mujer intentó abrir su mochila, dijo Howard.

“Más tarde nos dimos cuenta de que posiblemente ella podría haber tenido un arma”, dijo.

Tanto las cámaras de seguridad como las de los teléfonos celulares captaron el ataque, dijo Howard. Mientras estaba en la iglesia, la atacante dijo que era de la zona. Más tarde, volvió a gritar y amenazar afuera de la iglesia.

Pero la policía aún no la ha atrapado, dijo.

“Ella dijo: ‘No he terminado contigo. Regresaré y voy a quemar este lugar hasta los cimientos y a todos ustedes adentro’”, dijo Howard.

La policía no estableció una guardia en la iglesia mientras la atacante seguía en libertad, dijo.

Los servicios de embarazo de Compass Care en Buffalo, Nueva York, sufrieron el peor ataque hasta la fecha de Jane’s Revenge, según su director Jim Harden.

El atacante arrojó molotovs a la clínica, lo que resultó en daños por incendio “catastróficos”, dijo Harden.

Los daños requerirán una reconstrucción completa, dijo. Pero debido al gran número de donaciones que ha recibido la clínica, tiene previsto hacer un edificio nuevo y ampliado.

“No sólo vamos a reconstruirlo, sino que vamos a hacerlo más grande”, dijo Harden.

La policía y el FBI le han dicho a Harden que tienen pistas sobre múltiples perpetradores, pero aún no han arrestado a ningún sospechoso, dijo.

“La falta de acción del gobierno es notoria”, dijo Harden. “Su trabajo es proteger a todos los ciudadanos por igual, no solo a los que están de acuerdo con ellos”.

Dudas sobre las fuerzas del orden

Thomas Glessner, presidente del Instituto Nacional de Defensores de la Familia y la Vida (NIFLA), dijo que cree que detener la violencia de los extremistas a favor del aborto no es una prioridad para las fuerzas del orden.

NIFLA conecta a más de 1600 grupos provida en todo el país. Jane’s Revenge ha bombardeado dos veces una de las clínicas de NIFLA en Portland, Oregón. Glessner dijo que duda que la policía quiera atrapar a los responsables.

“¿Portland, Oregon? La policía allí dejó que Antifa explotara en el centro de la ciudad. ¿Qué tan en serio se van a tomar esto?, dijo. “Sé que se ha llamado al FBI para algunos [ataques a clínicas], pero, de nuevo, ¿Qué tan en serio se van a tomar esto?”.

La policía rodea la Corte Suprema de EE.UU. mientras los manifestantes de Shut Down DC intentan bloquearla, en Washington, D.C., el 13 de junio de 2022. (Jackson Elliott/The Epoch Times)

Glessner dijo que no es el único dirigente decepcionado por los esfuerzos de la policía para combatir a Jane’s Revenge.

En Wisconsin, Appling comenzó a ofrecer una recompensa por información que condujera al arresto de las personas que atacaron su clínica. Ha pasado más de un mes desde que realizaron el ataque.

“Pensamos que era apropiado ver si había alguna forma de encontrar a alguien que viera o escuchara información sobre este ataque”, dijo.

En Trotter House, una clínica provida en Austin, Texas, los vándalos se tomaron un video cuando destrozaban la propiedad de la clínica y luego lo publicaron en Internet, dijo la directora de la clínica, Lori DeVillez. Pero hasta el momento, la policía no ha realizado arrestos. Ella culpó de la falta de respuesta a la baja financiación del departamento de policía.

“Ahora en Austin, cuando llamas al 911, nadie viene”, dijo.

Más de 120 congresistas han firmado una carta exigiendo que el Departamento de Justicia investigue a Jane’s Revenge.

¿Proaborto, proviolencia?

A pesar de la ola de violencia contra sus opositores políticos, la mayoría de los grupos a favor del aborto a nivel nacional no han hecho declaraciones públicas condenando la violencia.

The Epoch Times contactó a Planned Parenthood, la Liga Nacional de Acción por el Derecho al Aborto (NARAL) y la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU) para solicitar una declaración de respuesta a los ataques a nivel nacional contra los grupos provida. Ninguno respondió al cierre de esta edición.

Uno de los pocos grupos que hizo una declaración sobre los ataques fue el grupo proaborto ReproAction.

Su declaración condenó a los grupos provida durante cinco párrafos, luego declaró brevemente que “Vandalizar clínicas falsas contra el aborto no ayuda a las personas que buscan abortos”.

La presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-CA), se negó a condenar los ataques a los grupos provida cuando reporteros le hicieron preguntas al respecto en una conferencia de prensa.

“Bueno, permítanme decir esto: Una mujer tiene derecho a elegir, a estar a la altura de su responsabilidad, depende de su médico, de su familia, de su marido, de su pareja y de su Dios. Creo que hablar de politizar todo esto es algo exclusivamente estadounidense y no está bien”, dijo Pelosi.

Según Glessner, los grupos a favor del aborto apoyan los ataques. Glessner agregó que NIFLA ha condenado los ataques violentos contra médicos abortistas en el pasado.

“Ellos apoyan los ataques. No saldrán y dirán eso, porque no quieren involucrarse en una acción criminal. Pero en realidad apoyan los ataques”, dijo.

La semana pasada, los activistas a favor del aborto de Shut Down D.C., Patrick Young y Nadine Bloch, les dijeron a los miembros de su grupo que no condenan a quienes usan la violencia para apoyar el aborto.

“Si quieres destruir propiedades, hazlo en secreto. Si lo haces públicamente, probablemente seas un infiltrado”, dijo Bloch. “No hay ninguna condena por derribar el sistema”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.