La “fuerza fronteriza” de la Guardia Nacional de Texas bloquea los cruces ilegales

Por Tom Ozimek
21 de Diciembre de 2022 2:48 PM Actualizado: 21 de Diciembre de 2022 3:32 PM

Los efectivos de la Guardia Nacional de Texas desplegados en El Paso construyeron una barrera de alambre de púas a lo largo del Río Grande y están bloqueando a las personas que intentan cruzar sin autorización a Estados Unidos en medio de un aumento de migrantes y un debate legal sobre el fin del Título 42, la norma de la era Trump que ayudó a frenar la ola de inmigración ilegal.

Actuando bajo las órdenes del gobernador de Texas, el republicano Greg Abbott, varios cientos de soldados que forman parte de una “fuerza fronteriza de contingencia” se instalaron a lo largo del canal del río que separa El Paso de la Ciudad Juárez, México, con el objetivo de evitar que la gente cruce ilegalmente la frontera.

“Esta mañana, miembros del servicio activo desplegados en El Paso, Texas, construyeron una barrera de concertina de tres hilos cerca de la frontera para asegurar el área de cruces ilegales”, dijo el Departamento Militar de Texas que supervisa la Guardia Nacional del estado, de acuerdo a una declaración del 20 de diciembre.

La Guardia Nacional de Texas dijo a los medios de comunicación que sus miembros en servicio activo están tratando de canalizar a los solicitantes de asilo a los puertos de entrada designados, a la vez que su “objetivo principal” es evitar “cruces ilegales a Texas”.

Un grupo de unas 75 personas que pretendían entrar a Estados Unidos a través de un cruce no autorizado se enfrentó el martes a los miembros de la Guardia Nacional y policías estatales; y un miembro del servicio de la Guardia Nacional les dijo a través de un megáfono que no podrían entrar, según el medio Texas Tribune.

Efectivos de la Guardia Nacional de Texas impiden que los inmigrantes ingresen a un área de cruce fronterizo de alto tráfico a lo largo de Río Grande en El Paso, Texas, el 20 de diciembre de 2022. Imagen observada desde Ciudad Juárez, México. (John Moore/Getty Images)

Abbott ordenó a más de 400 efectivos de la Guardia Nacional de Texas dirigirse a El Paso el lunes como parte de una “fuerza fronteriza de contingencia” que se desplegó en respuesta a los altos niveles de cruces fronterizos ilegales del último período y la expiración pendiente de las restricciones del Título 42.

El Título 42 es la norma de la era Trump que se ha utilizado alrededor de 2.5 millones de veces para bloquear a las personas que presentan solicitudes de asilo en Estados Unidos. Ha sido ampliamente reconocido por ayudar a reducir la afluencia.

“Se espera que el fin del Título 42 conduzca a una afluencia masiva de inmigrantes ilegales, permitiendo a los criminales explotar aún más las brechas mientras las autoridades federales están inundadas de migrantes que deben procesar”, dijo el Departamento Militar de Texas en la declaración.

Efectivos de la Guardia Nacional de Texas colocan alambre de concertina para evitar que los migrantes ingresen a un área de cruce popular a lo largo de la orilla del Río Grande en El Paso, Texas, el 20 de diciembre de 2022, visto desde Ciudad Juárez, México.(John Moore/Getty Images)

El “esfuerzo reforzado de seguridad fronteriza” de Abbott incluirá el despliegue de una Fuerza de Respuesta de Seguridad que incluye elementos del 606º Batallón de Policía Militar, el que de acuerdo al Departamento Militar de Texas está “entrenado en operaciones de disturbios civiles y respuesta a la migración masiva”.

Decenas de miles de aspirantes para cruzar a Estados Unidos se han reunido cerca de la frontera en medio de las expectativas de que se levanten las restricciones del Título 42.

Efectivos de la Guardia Nacional de Texas impiden que los migrantes ingresen a un área de cruce popular a lo largo de la orilla del Río Grande en El Paso, Texas, después de colocar alambre de púas el 20 de diciembre de 2022, visto desde Ciudad Juárez, México. (John Moore/Getty Images)

Título 42 en debate

Texas fue uno de los 19 estados liderados por los republicanos que pidieron a la Corte Suprema de Estados Unidos que extienda las restricciones del Título 42 más allá de la fecha de finalización prevista para el 21 de diciembre.

El presidente de la Corte Suprema, John Roberts, accedió a la petición, lo que llevó a la administración Biden a solicitar al alto tribunal que levante el Título 42 y que le dé algo de tiempo para prepararse ante una afluencia de cruces fronterizos ilegales.

La administración Biden quiere que las restricciones se apliquen hasta fines del 27 de diciembre si la Corte Suprema actúa antes del 23 de diciembre. Si la corte actúa el viernes o más tarde, el gobierno quiere que los límites se mantengan hasta el segundo día hábil siguiente a dicha orden.

“El gobierno reconoce que el fin de las órdenes del Título 42 probablemente provocará trastornos y un aumento temporal de los cruces fronterizos ilegales. El Gobierno no pretende en modo alguno minimizar la gravedad de ese problema”, dijo un abogado del Departamento de Justicia (DOJ) en una presentación ante la Corte Suprema.

El abogado añadió que “la solución a ese problema de inmigración no puede ser prorrogar indefinidamente una medida de salud pública que ahora todos reconocen que ha superado su justificación de salud pública”.

Lee Gelernt, abogado de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU), que demandó junto con otras organizaciones para poner fin al Título 42, dijo que Abbott no tiene derecho legal a impedir que los migrantes pidan asilo en cualquier parte de la frontera. “Lo que está haciendo Texas al impedir que la gente solicite asilo es manifiestamente ilegal y debe cesar de inmediato”, dijo Gelernt en una entrevista.

En una vista aérea, los efectivos de la Guardia Nacional de Texas impiden que los migrantes ingresen a un área de cruce fronterizo de alto tráfico a lo largo de Río Grande en El Paso, Texas, el 20 de diciembre de 2022, visto desde Ciudad Juárez, México. (John Moore/Getty Images)

Antes de que los efectivos se desplegaran en El Paso el lunes, cientos de personas habían cruzado la frontera y esperado en fila para ser procesados por los agentes de la Patrulla Fronteriza, y muchos fueron liberados más tarde en la ciudad.

El alcalde de El Paso, el demócrata Oscar Leeser, advirtió de que los refugios al otro lado de la frontera, en Ciudad Juárez, estaban llenos hasta los topes, con unas 20,000 personas pretendiendo cruzar a Estados Unidos.

Leeser declaró el domingo el estado de emergencia en El Paso en medio de un aumento de los cruces no autorizados que ha dejado a la gente durmiendo en las calles.

El alcalde dijo que las medidas de emergencia permitirán a la ciudad acceder a más recursos y autoridad para albergar a la gente, añadiendo que las medidas serían aún más necesarias después de que finalice el Título 42, ante lo cual predijo que el aumento del número de cruces fronterizos ilegales sería “increíble”.

En la última semana, los agentes fronterizos se han enfrentado a una media de unos 1500 extranjeros ilegales al día en un tramo de 268 millas de la frontera conocido como el Sector de El Paso, de acuerdo a las cifras publicadas por la ciudad.

El Departamento de Seguridad Nacional (DHS) informó el martes en una declaración de que, en la última semana, los agentes han trasladado a más de 3400 extranjeros ilegales, expulsándolos a México en virtud del Título 42 o devolviéndolos a sus países de origen en vuelos de expulsión acelerada del ICE.

En un intento de aliviar la presión sobre El Paso, los agentes también han trasladado a 6000 extranjeros de la zona a otros sectores para su tramitación.

Inmigrantes venezolanos miran hacia cientos de otros migrantes que cruzaron el Río Grande hacia El Paso, Texas para buscar asilo el 19 de diciembre de 2022, en una imagen observada desde Ciudad Juárez, México. (John Moore/Getty Images)

“El promedio de encuentros diarios también se ha reducido en un 40 %, de aproximadamente 2500 al día a unos 1500 al día, en los últimos tres días, mientras seguimos trabajando con nuestros socios en México para desalentar la migración desordenada y desbaratar las operaciones de contrabando criminal”, dijo el DHS en la declaración.

Ante las bajas temperaturas que azotan Texas, Abbott pidió el martes al presidente Joe Biden que despliegue de inmediato los recursos federales “para hacer frente a la grave crisis fronteriza, en particular en la ciudad de El Paso, a medida que un vórtice polar peligrosamente frío se desplaza hacia Texas esta semana”.

En una carta dirigida a Biden, el gobernador de Texas culpó a la “inacción federal” de poner en peligro la vida de los migrantes, advirtiendo de que el número de personas que cruzan ilegalmente la frontera aumentaría si se pusiera fin a las expulsiones contempladas en el Título 42.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.