“La guerra no es una opción”, dice AMLO sobre los cárteles tras asesinato de estadounidenses

Por Zachary Stieber
07 de Noviembre de 2019 Actualizado: 07 de Noviembre de 2019

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo a los periodistas el 6 de noviembre que “la guerra no es una opción” y que su administración se basa en una nueva estrategia contra los cárteles de la droga, incluso tras los brutales asesinatos de nueve estadounidenses, entre ellos seis niños.

“Independientemente de la política, de los medios de comunicación, hay un efecto más profundo. Duele, porque son humanos, en este caso eran inocentes. Pero estamos avanzando con la nueva estrategia”, dijo Obrador.

“La otra opción [el ejército desplegado contra los cárteles] es irracional, la guerra es irracional. Esa no es una opción en nuestro caso”.

Obrador parecía estar respondiendo al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, quien escribió el martes: “Este es el momento para que México, con la ayuda de los Estados Unidos, haga la GUERRA contra los cárteles de la droga y los borre de la faz de la tierra. ¡Simplemente esperamos una llamada de su nuevo gran presidente!”

Agentes de las Fuerzas Rurales de Operaciones Tácticas continúan este martes con la búsqueda de los criminales tras el ataque a una familia de mormones en Bavispe, en el estado de Sonora (México). (Luis Torres/EFE)

“Estamos adoptando un enfoque diferente. Ese enfoque se intentó durante 36 años y fracasó”, dijo Obrador. “Vamos a probar si nuestro enfoque funciona”.

Obrador habló con Trump el martes después de que los carteles mataran a tiros a estadounidenses en Sonora el día anterior.

“Ofreció su ayuda y declaró que estará dispuesto a que le pidamos ayuda en este asunto”, dijo Obrador. “Le agradecí su interés en participar en este tema y le agradecí por ser respetuoso con nuestra soberanía”.

Trump dijo que Estados Unidos está listo para ayudar a México a diezmar a los cárteles, que han incrementado la actividad en los últimos años. Dicha actividad ha culminado primero con un ataque frenético a las fuerzas mexicanas una vez que el hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán fuera detenido en octubre, lo que finalmente aseguró la liberación de un supuesto miembro del cártel, y luego con los asesinatos de mujeres y niños en el desierto del norte de México el lunes.

Miembros de la familia LeBaron lloran mientras ven el coche quemado donde parte de los nueve miembros asesinados de la familia fueron asesinados y quemados durante una emboscada de hombres armados en Bavispe, montañas de Sonora, México, el 5 de noviembre de 2019. (Foto de HERIKA MARTINEZ/AFP vía Getty Images)

Obrador ha optado por una política conocida como “abrazos, no balas” para tratar de detener la violencia en México desde que fue elegido el año pasado, pero se ha enfrentado a fuertes críticas por su afirmación de que la violencia no puede ser enfrentada con más violencia.

“Estoy muy sorprendido de su manera de pensar, y eso no va a resolver los problemas”, dijo William Stubbs, un agricultor de pacanas y alfalfa que trabaja en un comité de seguridad comunitaria en la Colonia LeBaron, donde vivían las víctimas de la masacre.

El analista de seguridad mexicano Alejandro Hope dijo que “hay áreas donde el control del gobierno es muy frágil”, después de que el ejército mexicano tardara más de 10 horas en responder, incluso mientras cinco niños sobrevivientes yacían escondidos en las montañas con heridas de bala.

“La principal herramienta política del gobierno, la Guardia Nacional, no está donde debería estar”, dijo Hope. “Debería estar en las montañas, y no está ahí”.

Una fotografía de archivo que muestra algunas de las víctimas de un ataque de un cártel en Sonora, México, el 4 de noviembre de 2019. Howard Miller, el hombre de la camisa negra, y los tres niños con la cara borrosa sobrevivieron al ataque. Los otros cinco fueron asesinados. (Cortesía de la familia vía CNN)

Después de la liberación del hijo de Guzmán, hay dudas sobre si el ejército mexicano puede hacer su trabajo, incluso cuando está presente.

Los legisladores estadounidenses y Trump apuntaron a las políticas blandas tras los asesinatos.

Trump llamó a los miembros del cártel “monstruos” y dijo que “Estados Unidos está listo, dispuesto y capaz de involucrarse y hacer el trabajo rápida y efectivamente” si México “pide ayuda para limpiar” el país.

El senador Ben Sasse (R-Neb.) dijo en una declaración que “México está peligrosamente cerca de ser un estado fallido”.

“Esto es lo que sucede cuando los políticos de México miran hacia otro lado y dejan que los cárteles de la droga hagan sobornos para llegar al poder. Suficiente. El presidente de México no ha tomado en serio la amenaza y se han vuelto a perder vidas estadounidenses inocentes”, dijo. “El gobierno mexicano debe asociarse con los servicios de inteligencia y las fuerzas de seguridad de los EE.UU. para llevar a cabo una ofensiva a gran escala contra estos carniceros”.

The Associated Press contribuyó a la elaboración de este artículo.

Siga a Zachary en Twitter: @zackstieber

Descubre

El complot entre carteles mexicanos, migrantes ilegales y antifacistas en la frontera México-EEUU

TE RECOMENDAMOS