La leyenda de los amantes mariposa

Por Leo Timm
21 de Marzo de 2020 Actualizado: 22 de Marzo de 2020

Igual que aquellos de nosotros familiarizados con los desaventurados amantes de Shakespeare, los antiguos chinos no eran ajenos al romance funesto. La leyenda de los “amantes mariposa”, también conocidos como Liang Shanbo y Zhu Yingtai, tuvo lugar hace más de mil años y hoy en día todavía se considera uno de los cuatro grandes cuentos populares de China.

Sin embargo, en cuanto a la historia y el mensaje, los “amantes mariposa” se parecen poco a “Romeo y Julieta”. Aunque el cuento chino contiene su dosis de amor juvenil, éste se da en un marco de acción medida, decoro y firmeza. Los duelos y venenos de los amantes impulsivos de Shakespeare dan paso a los disfraces, las metáforas y los arreglos familiares irrompibles.

Nuestra heroína, una brillante joven llamada Zhu Yingtai, era la novena descendiente en su familia y la única hija. Su anciano padre no solo crió a Zhu con amor y bondad, sino que también le enseñó a leer y escribir. Además de los clásicos, Zhu estudió y admiró a grandes mujeres del pasado de China.

En la antigua China, las escuelas no aceptaban mujeres. Así que Zhu se disfrazó de muchacho y partió a una academia en la ciudad de Hangzhou, donde podía continuar con su amor por el aprendizaje.

Zhu tuvo que vestirse de hombre para que la aceptaran en la escuela. (Dominio público / WikimediaCommons).

En la escuela, Zhu conoció a un chico llamado Liang Shanbo, de quien pronto se hizo amiga. Se volvieron como hermanos, estudiaban, jugaban, comían y vivían juntos. Componían poemas y coplas; y debatían sobre historia y filosofía.

Tres años pasaron y Zhu se enamoró de Shanbo, pero él en ningún momento sospechó que Yingtai fuera, en realidad, una hermosa joven que se había enamorado de él. Ella intentó muchas veces mostrarle su afecto, pero Liang siempre lo malinterpretó.

Finalmente, llegó el momento en que Yingtai tuvo que irse de la academia. Su padre había enfermado y la necesitaban en casa.

Para despedirla, Shanbo caminó con Yingtai durante 5,5 kilómetros del viaje. La caminata en silencio se sentía pesada por el dolor de la separación. Cuando se acercaron a un arroyo, Yingtai notó un par de patos mandarines juntos en el agua y les arrojó una rama. Viendo a los pájaros asustados salir volando en diferentes direcciones, Zhu rompió el silencio.

“Mi hermano mayor, cuando hoy nos separemos, ¿quién sabe cuándo volveremos a vernos? Somos como esos patos, que se separan en vuelo”.

“Estimado hermano, incluso si somos hermanos a punto de separar rumbos, ¿cómo puedes compararnos con dos esposos?”, dijo Shanbo.

Para los chinos, un par de patos mandarines representa el amor entre hombre y mujer, e incluso esta última pista no pudo hacerlo entender. Todo lo que Yingtai pudo hacer fue rogarle a Liang para que la visitara algún día. El momento de la despedida por fin llegó; se despidieron entre lágrimas.

Para los chinos, un par de patos mandarines representa el amor entre hombre y mujer. Imagen Ilustrativa (TheOtherKev/Pixabay).

Yingtai había tenido un plan. Antes de partir, le contó su secreto a la esposa del maestro y le pidió que le informara a Liang, solo entonces, sus sentimientos finalmente llegarían a él.

Pero el destino fue cruel. Shanbo salió apresuradamente para proponerle matrimonio, pero antes pasemos a la casa de Zhu.

En su pueblo, Yingtai era admirada como una rara mujer erudita. Su padre se recuperó de su enfermedad y felizmente le informó de su próximo matrimonio con Ma Wencai, hijo talentoso y culto de un rico y poderoso gobernador de la provincia.

Los chinos sostienen que el matrimonio no es simplemente una unión de hombre y mujer, sino un acto de alianza de dos familias como una sola. En este caso, las familias Zhu y Ma tenían una historia de relaciones amistosas y ambas eran de alta posición social. Cancelar el compromiso en este momento sería impensable.

Así fue que al encontrarse con su amada, Shanbo no recibió la mano de Yingtai en matrimonio. No había palabras; el silencio entre ellos hacía resonar la aplastante negación de su amor inocente.

Liang Shanbo y Zhu Yingtai. (Dominio Público/ Wikimedia Commons)

Shanbo, que como hombre determinado se había consagrado a Yingtai, nunca se recuperó. Devastado, pronto cayó enfermo y murió.

Yingtai estaba destrozada. En su corazón, ella era tan devota a Shanbo como él a ella. Como mujer que le había dado su amor, lo correcto sería serle fiel solo a él. Pero su compromiso con Wencai era un asunto de familia y no podía vivir solo de acuerdo a los caprichos de sus sentimientos personales.

Finalmente, aceptó casarse con Wencai, pero solo a condición de que la procesión del matrimonio pasara por la tumba de Shanbo y que se le permitiera orar y ofrecer un sacrificio ante su tumba. Después de todo, tenía que mantenerse fiel a su promesa.

A través de un intercambio de cartas, Wencai reconoció a Yingtai como una mujer de carácter supremo. Ella no iba a renunciar a su amor por el difunto Shanbo y siendo él mismo, un hombre erudito, Wencai no la culparía por ello.

El día de la boda, Yingtai estaba vestida de un blanco fúnebre. Cuando la procesión pasó por la tumba de Shanbo, el clima se volvió tormentoso. Bajo la lluvia, Yingtai lloró delante de su tumba, lamentando que ni en la vida ni en la muerte estuvieran unidos.

El dia de la boda se volvió tormentoso y Yingtai bajo la lluvia, lloró ante de la tumba de Shanbo, lamentando que ni en la vida ni en la muerte estuvieran unidos. Imagen Ilustrativa (Keli Black / Pixabay)

En ese momento, truenos y relámpagos sacudieron la tierra, abriendo una brecha en la tumba de Shanbo. Yingtai cayó en el abismo. Luego la hendidura se cerró tan rápido como se había abierto.

Mientras ambas familias se apresuraban por rescatar a su hija, el tiempo repentinamente se calmó. Dos mariposas grandes y coloridas salieron revoloteando de la tumba. En un esplendor de ensueño la pareja bailó y se elevó más y más alto en los cielos. ¿Eran las mariposas la desafortunada pareja, ahora reunida después de su muerte?

*****

A continuación:

El último vídeo en vivo antes de ser arrestado y desaparecido en China

TE RECOMENDAMOS