La niña salvaje que creció entre leopardos y elefantes dice que su corazón quedó en África

Por La Gran Época
29 de Marzo de 2019 Actualizado: 29 de Marzo de 2019

Vivir en armonía con la naturaleza implica respetar a todo ser vivo, ya sea la flora o la fauna, pero convivir con animales salvajes puede ser muy riesgoso para una persona, a menos que se trate de una película. Sin embargo, existe una niña que vivió su infancia entre las criaturas más temidas del mundo salvaje.

Tippi Degré, esta nacionalizada como francesa, pero nació en Namibia, África el 4 de junio de 1990, y durante sus primeros 10 años de vida creó un vínculo especial con el entorno de las indómitas tierras africanas.

Tippi, desde muy pequeña, corría descalza a campo abierto y logró una conexión especial con muchos animales salvajes como leones, jirafas, chitas, avestruces, cocodrilos, elefantes y muchos más.

Con cinco años, acariciaba leopardos. Con su cabello al aire libre como una melena de león, empuñaba arcos y flechas para cazar, o se subía con gran destreza en la trompa de Abu, su elefante amigo.

“Abu me protegía como si yo fuera su pequeño elefante”, asegura Tippi según la publicación de la  La Vanguardia.

Los padres de Tippi, Alain Degré y Sylvie Robert, fotógrafos de la vida silvestre, recorrieron África austral para realizar un verdadero trabajo artístico de la pequeña en la naturaleza.

Tippi se crió muy cercana a las tribus himbas y bosquimanos, y aprendió mucho de ellos, como cazar y métodos de supervivencia.

Recuerda a sus amigos bosquimanos como gente adorable, curiosa y muy acogedora.  El amor de ellos por la naturaleza es tal que “cuando acaban la caza, le piden perdón al animal y le agradecen haberlos alimentado”, recuerda Tipi.

Tippi se trasladó con sus padres a Madagascar, otra linda experiencia que duró año y medio hasta que regresó a París, y esta fue la parte más difícil para ella, ya que su vida y su corazón quedaron en África.

“Yo he perdido parte de mí misma, porque mi cabeza y mi espíritu siguen allí”, sentencia Tippi.

“Aunque nunca lo confesó, Tippi siempre extrañó África. Cuando llegamos a París quería hablar con los animales, se sentía prisionera entra las calles y los edificios. nunca estuvo feliz”, confesó su madre, según publicó diario Perú.com.

Tippi se volvió famosa por interactuar con mucha naturalidad con animales salvajes y luego con su participación en seis historias y películas destinadas a crear conciencia ambiental en los niños. También escribió Mon livre d’Afrique que fue traducido a varios idiomas y tuvo un gran éxito.

La infancia de Tippi fue una realidad cercana a la fantasía y algo que siempre estará presente en su vida, y gracias a que compartió su experiencia con el mundo, podemos recordar la importancia de restablecer el vínculo roto del hombre con la naturaleza, con lo esperanza de un renacer de amor y respeto por todos los seres vivos que habitan en nuestro planeta tierra.

Mira el video a continuación:

Sterling Campbell, baterista de David Bowie, cuenta cómo dejó las drogas en solo 2 semanas

Si esta linda historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS