La pregunta de la ciudadanía de EE. UU. será restablecida en el Censo de 2020

Por Ivan Pentchoukov
28 de Marzo de 2018 Actualizado: 28 de Marzo de 2018

El secretario de Comercio, Wilbur Ross, anunció el 26 de marzo que se restablecería el tema de la ciudadanía en el Censo de 2020.

La pregunta es crucial para determinar la distribución de las bamcas en el Congreso, la ayuda del gobierno y la aplicación de la Ley de derechos electorales. Los datos de ciudadanía en los nuevos resultados de una encuesta, pueden tener un amplio impacto en las futuras elecciones.

La pregunta sobre la ciudadanía se formuló en los censos entre 1790 y 1950. En diciembre del año pasado, el Departamento de Justicia pidió a Ross que la reinstalara.

En respuesta, Ross inició una revisión integral dirigida por la Oficina de Censo. Esa revisión dio como resultado el anuncio de que el censo volverá a preguntar a los encuestados si son ciudadanos de Estados Unidos, o no.

El secretario de Comercio de los Estados Unidos, Wilbur Ross, saluda a otros miembros del gabinete en la sala Este de la Casa Blanca en Washington, el 12 de octubre de 2017. (Benjamin Chasteen /The Epoch Times)

“Este es uno de los logros más importantes de Trump como presidente”, dijo el secretario de Estado de Kansas, Kris Kobach, a Breitbart News el 26 de marzo. “Es un derecho restituido con Neil Gorsuch en el Tribunal Supremo de Estados Unidos”.

“Permite a una Nación soberana saber cuántos ciudadanos tiene”, agregó Kobach. “Esa es la parte más loca de nuestro Censo desde 1950. Ahora tendremos un conteo real de ciudadanos. Esa es una de las cosas más básicas que una Nación soberana debería poder hacer, junto con hacer cumplir sus fronteras”.

Los defensores de las fronteras abiertas y los políticos liberales se opusieron a la adición de la pregunta, argumentando que reduciría las tasas de respuesta y conduciría a datos inexactos. Pero la Oficina de Censo ya hace estas preguntas sobre inmigración en varias de sus más grandes encuestas de población que se utilizan para calcular el desempleo, las tasas de pobreza, los salarios y la cobertura del seguro médico.

“Si preguntar sobre la ciudadanía reduce significativamente la calidad de los datos al disminuir la tasa de respuestas, entonces una gran cantidad de información publicada mensualmente y anualmente por el gobierno federal, basadas en éstas, ya estaría comprometida”, escribió Steven Camarota, del Centro de Estudios de Inmigración .

Ross dijo que la nueva pregunta se redactará de la misma manera que la pregunta actual sobre la ciudadanía, en la Encuesta de la Comunidad Estadounidense (PDF) que actualmente se envía a 1 de cada 6 hogares estadounidenses.

Foto: Pregunta de la Encuesta de la Comunidad Estadounidense 2018. (Captura de pantalla / Dominio público)

Kobach instó a Ross hace unos meses para que agregue la pregunta a la encuesta, argumentando que los votos de los ciudadanos legales se diluyen por visitantes temporales y extranjeros ilegales.

“En este momento, los distritos del Congreso se elaboran simplemente en función del número de cuerpos en cada distrito. No solo se cuentan los extranjeros legales, sino también se cuentan los inmigrantes ilegales”, escribió Kobach.

“Piénsalo de esta manera, -agregó- hay aproximadamente 710.000 personas en cada distrito del Congreso. Pero si la mitad del distrito está formado por extranjeros ilegales, entonces solo hay 355.000 ciudadanos tal distrito. ¡El valor del voto de cada ciudadano en dicho distrito, es el doble!”.

TE RECOMENDAMOS