Esta abuela de 90 años toca el mar por primera vez y su reacción te arrancará lágrimas de alegría

Por La Gran Época
09 de Enero de 2019 Actualizado: 09 de Enero de 2019

¿Y si viviste durante 90 años y nunca sentiste la arena bajo tus pies? A esta madre anciana, los sonidos de las olas, la vista del horizonte con nada más que mar y el contacto con el agua por primera vez, la hicieron llorar.

Enid Marie Weide nació en 1927 y ha vivido una larga y fructífera vida. Se casó con Edward, un exmarinero naval, y la pareja tuvo dos hijas, Jeanne y Dorothy.

Ilustración – Pixabay

Después de la muerte de Edward en 2014, sus hijas dieron un paso adelante para ayudar a cuidar a su madre. Así que Enid Marie se encontró pasando tiempo en California con Jeanne y en Nueva Jersey con Dorothy.

A sus 90 años, ha vivido muchos de los grandes acontecimientos del mundo, como la Segunda Guerra Mundial y la Gran Depresión. Pero de alguna manera, se perdió algunos de los placeres simples de la vida, como una visita a la playa.

Al no haber estado nunca antes en la playa, le dijo a Jeanne que quería que sus cenizas se mezclaran con las de su marido y que se esparcieran en el océano.

Ilustración – Pixabay

Jeanne le dijo a StoryTrender que Enid Marie dijo, “eso haría feliz a papá, y finalmente podré poner los dedos de mis pies en el océano por primera vez”.

Cuando Jeanne oyó esto, decidió tomar cartas en el asunto. La familia y los amigos ayudaron a organizar una silla de ruedas especial para que la usara Enid Marie, y el 26 de junio, Jeanne llevó a su madre a la playa por primera vez.

“Al principio, mamá estaba confundida en cuanto a por qué alguien traía una silla de ruedas, después de todo, ella sabía que ya teníamos una silla de ruedas”, dijo Jeanne.

“La realidad no tardó en percibirse; estaba bajando a la playa, metiendo los dedos de los pies en el agua y estaba muy emocionada”.

Cuando los pies de Enid Marie tocaron la playa de Ensenada, Baja California, se conmovió hasta las lágrimas.

“Mamá lloró lágrimas de alegría al poder finalmente entrar en el océano, sin tener que estar muerta para experimentarlo”, compartió Jeanne.

“Fue abrumador poder darle este regalo, pensé que estaría feliz, pero no estaba preparada para lo feliz que se sentiría con este simple acto de amabilidad de amigos, familiares y vecinos”, agregó.

A veces son las cosas simples de la vida, son las que más significados tienen.

Mira el momento en que Enid Marie siente las olas lavando sus pies por primera vez en el vídeo de abajo:

El océano por primera vez

Como Enid Marie, el deseo de toda la vida de Tim Brown es experimentar el agua. El residente de Dayton, Ohio, de 66 años de edad, nunca ha viajado más allá de donde nació y creció, y su sueño de toda la vida es ver las interminables olas del vasto océano azul.

A diferencia de Enid Marie, Tim tuvo una vida dura, y el cáncer acababa de quitarle la vida a su hermano. El sueño de Tim no fue logrado por la familia, sino por la ayuda de una organización benéfica, “Wish Of A Lifetime“.

Creciendo en la pobreza, Tim tuvo una infancia difícil viviendo con seis hermanos y un padre que era alcohólico. En sexto grado, no tuvo más remedio que abandonar la escuela, y nunca regresó para terminar sus estudios. La falta de certificación de Tim significaba que solo podía conseguir trabajos de obrero, como la colocación de ladrillos y la jardinería.

Ilustracion – Ronaldo Schemidt/AFP/Getty Images

A pesar que apenas podía llegar a fin de mes, el hombre de buen corazón seguía tratando de ayudar a los demás. Además de alimentar a las personas sin hogar en la estación de autobuses local, Tim a veces incluso invita a personas sin hogar a su casa para una comida caliente o una ducha caliente.

Pero cuando su hermano murió de cáncer, se dio cuenta que su sueño de toda la vida quizás nunca se iba a cumplir. Sabía que tenía que actuar rápidamente si quería ver el océano, solo una vez.

“Mi hermano tampoco había salido nunca de Dayton”, dijo Tim a Inspire More. “Cuando murió, supe que salir de Dayton era algo que tenía que hacer antes de morir. No quiero morir y no ver las cosas que todos los demás han visto”.

Todo el mundo cercano a Tim conocía su deseo, y finalmente, cuando Wish Of A Lifetime se enteró de ello, la organización benéfica decidió hacer realidad su deseo.

“Este deseo significaría mucho para mí. ¡Es mi sueño! Rezo por esto. No puedo explicarlo. Me llenaría de lágrimas”, dijo Tim.

Nunca olvidará la primavera del 2018, cuando la organización benéfica organizó un vuelo a California para él. Por primera vez en su vida, Tim pudo entrar en las aguas azules del océano.

Ilustracion – gail/Flickr

“Era tan grande y tan hermoso. ¡Me encantó! ¡Si muero mañana, moriré como un hombre feliz! No puedo agradecer a Wish of a Lifetime and PK Management lo suficiente por esto. Desde el fondo de mi corazón, aprecio esto”, aseguró Tim.

A veces, lo que la gente da por sentado, los simples placeres de la vida, significa más que todas las riquezas del mundo para aquellos que las han anhelado por años.

Este hombre hizo la cosa más dulce para su mamá

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

TE RECOMENDAMOS