La sequía en California continúa y el agua de lluvia se sigue perdiendo en el mar

Por Travis Gillmore
12 de Febrero de 2024 5:18 PM Actualizado: 12 de Febrero de 2024 5:18 PM

Un año después de que el gobernador de California, Gavin Newsom, prometiera almacenar más agua durante la temporada de lluvias, algunos se preguntan si se ha hecho lo suficiente.

Con las recientes precipitaciones récord que caen sobre California, los cortes de electricidad, las inundaciones y los corrimientos de tierra son la principal preocupación de quienes se encuentran en la trayectoria de las tormentas, pero lo que también tiene impacto es la abundancia de agua de lluvia que se escurre hacia el mar debido a la falta de capacidad de almacenamiento.

“En todo el estado tenemos muchas posibilidades de almacenamiento, pero la mayor parte del agua va a parar al océano”, declaró el senador estatal Brian Dahle a The Epoch Times el 7 de febrero. “Una vez que llega al agua salada, no nos sirve de nada”.

El agua fluye por el aliviadero del embalse de Nicasio después de días de lluvia que han llevado el embalse a casi su capacidad en Nicasio, California, el 9 de enero de 2023. (Justin Sullivan/Getty Images)

Aproximadamente el 95 por ciento de todas las aguas pluviales desembocarán río abajo en el océano, según las estimaciones de la Oficina de Reclamaciones de Estados Unidos el año pasado, que cuenta con los datos más recientes disponibles.

“Necesitamos captar esta agua para disponer de ella en épocas de sequía”, declaró Dahle, un republicano.

Según la oficina del gobernador, en las últimas tormentas cayeron billones de litros de agua en todo el estado.

Varias zonas de todo el estado batieron récords de precipitaciones con la reciente ronda de tormentas, y casi 11 pulgadas de lluvia cayeron en una semana en el Cañón de San Gabriel, cerca de Los Ángeles.

Los detalles sobre el agua captada y arrastrada este año estarán disponibles en los próximos meses, según la Agencia de Recursos Naturales de California.

Los totales en todo el estado muestran un promedio de 13 pulgadas de lluvia desde que comenzó la temporada de lluvias en octubre de 2023, y los embalses están promediando 118 por ciento de su capacidad, de acuerdo con la junta de agua del estado.

Los esfuerzos realizados por las agencias estatales y locales —como se indica en la Estrategia de Abastecimiento de Agua del estado publicada en agosto de 2022— ayudarán a preservar parte del agua para su uso posterior durante los meses secos, según la oficina del gobernador Gavin Newsom.

“Nosotros tomamos una serie de medidas el año pasado que nos pusieron en condiciones de captar más agua”, dijo un portavoz de la oficina del gobernador a The Epoch Times por correo electrónico el 6 de febrero. “Esas acciones nos están beneficiando este año”.

Según la Agencia de Recursos Naturales, el proyecto de modernización de la presa de Santa Anita, en el condado de Los Ángeles, ya está dando resultados. El estado invirtió USD 10.5 millones el año pasado para mejorar la capacidad operativa de la presa, con estimaciones de ahorro de agua aún por determinar.

“Este proyecto está aumentando la cantidad de aguas pluviales que [la] presa de Santa Anita puede capturar y almacenar antes de que se convierta en un riesgo de inundación río abajo”, dijo Tony Andersen, subsecretario de comunicaciones de la agencia estatal de recursos, a The Epoch Times por correo electrónico el 6 de febrero. “Y este está ampliando la capacidad del condado para hundir esas aguas pluviales en acuíferos subterráneos para su uso futuro”.

El río Los Ángeles se llena de agua de lluvia después de una tormenta reciente en Long Beach, California, el 6 de febrero de 2024. (John Fredricks/The Epoch Times)

El Sr. Newsom emitió una orden ejecutiva en febrero de 2023 en la que reconocía la “grave escasez de agua” en zonas de todo el estado —incluidas la cuenca del Klamath y el sistema del río Colorado— y señalaba la preocupación por el agotamiento de las aguas subterráneas en el Valle Central.

La orden reconocía la importancia de mejorar el almacenamiento de agua de lluvia en los acuíferos mediante esfuerzos de recarga —es decir, el rellenado de las zonas naturales de almacenamiento subterráneo— donde el agua se dirige al subsuelo.

“Captar y almacenar bajo tierra la escorrentía de las tormentas y de la nieve para recargar los acuíferos es una estrategia importante para ayudar a las regiones a estabilizar el suministro de agua ante” las oscilaciones entre abundancia de agua y sequía, afirmó Newsom en la orden ejecutiva.

El estado se fijó el objetivo de ampliar las reservas de agua subterránea en 500,000 acres-pie (un acre-pie equivale a poco más de 325,000 galones, una cantidad de agua que se estima es suficiente para dos familias durante un año) y ha invertido aproximadamente mil millones de dólares desde 2020 para financiar 13 proyectos de recargas.

Cinco de los proyectos están completados —proporcionando alrededor de 25,000 acres-pie por año de agua adicional— y otros 52 están siendo evaluados por la Junta Estatal del Agua, de acuerdo a la información publicada por la oficina del gobernador el año pasado.

En una vista aérea, el río Klamath fluye junto a la sede tribal de la tribu Yurok en Weitchpec, California, el 9 de junio de 2021. (Justin Sullivan/Getty Images)
Una vista aérea muestra el “Bathtub ring”, una banda blanca de depósitos minerales que muestran niveles de agua anteriores, del lago Mead en la presa Hoover en el río Colorado en la frontera entre los estados de Nevada y Arizona el 28 de junio de 2022. (Patrick T. Fallon /AFP vía Getty Images)

Las agencias locales propusieron alrededor de 340 proyectos por un total de aproximadamente 2.2 millones de galones de agua ahorrados para 2030, pero los analistas advierten que algunas propuestas podrían depender de fuentes de agua excedentes.

Habrá más detalles disponibles una vez que se complete el proceso de obtención de permisos para tales proyectos, aunque los reguladores anticipan alcanzar su objetivo de capturar medio millón de acres-pie adicionales de agua, según el documento de estrategia de suministro de agua.

“Un adicional de 500,000 acres-pie es una estimación razonable del volumen de recarga anual promedio adicional que se puede obtener después de que estos proyectos sean examinados, autorizados y construidos”, se lee en el documento.

Esto es vital porque alrededor del 85 por ciento de los sistemas públicos de agua de California dependen del agua subterránea como su fuente principal, y los acuíferos representan entre el 40 por ciento y el 60 por ciento del suministro de agua del estado, dependiendo de la disponibilidad de agua en los depósitos superficiales, según al gobernador.

Según los expertos, el almacenamiento de agua en la superficie es otra área en la que es posible mejorar la capacidad.

Uno de esos proyectos, conocido como Sites Reservoir, propuesto cerca de Sacramento, aumentaría la capacidad en la región en aproximadamente un 15 por ciento, según las estadísticas de la junta estatal de agua.

El último embalse construido en California se completó en 1979, y los esfuerzos para ampliar los embalses existentes y desarrollar otros nuevos han experimentado retrasos debido a litigios por parte de grupos ambientalistas, incluida la propuesta de Sites, que ha recibido apoyo bipartidista de los legisladores y el gobernador.

“El público solo quiere que se construyan estos proyectos”, dijo el senador Dahle a The Epoch Times. “El embalse de Sites es un ejemplo perfecto de un gran beneficio para el medio ambiente, la agricultura y las ciudades, así que no sé por qué no lo hemos hecho”.

En una vista aérea, se ve el embalse de Nicasio después de una serie de eventos fluviales atmosféricos que inundaron el norte de California en Nicasio, California, el 12 de enero de 2023. (Justin Sullivan/Getty Images)

Se espera que la construcción del proyecto Sites comience a mediados de 2026, según las estimaciones más recientes de la Comisión del Agua de California.

Además, el estado está facilitando la aprobación de siete proyectos de almacenamiento de agua realizados por agencias locales en todo el estado que aumentarían la capacidad de almacenamiento en casi 3 millones de acres-pie.

Otro factor que contribuye a las limitaciones de almacenamiento son los proyectos de infraestructura obsoletos, con 112 represas que han sido calificadas por los funcionarios de inspección estatales como “menos que satisfactorias”. Debido a la preocupación por la seguridad pública, los niveles de agua en 41 de las represas se mantienen por debajo de su capacidad, lo que resulta en una pérdida total de 350,000 acres-pie por año en toda California.

Dado que se espera que las tormentas traigan más lluvia en los próximos días, algunos dicen que la abundancia debe almacenarse para más adelante, hasta que se necesite durante el año.

“Hay mucho para el medio ambiente; hay mucho para todos”, dijo Dahle. “Simplemente, tenemos que capturar eso y guardarlo para más tarde”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo clic aquí


Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.