La sonrisa de este perro casi le vale un arresto y su “delito” se volvió viral en las redes

Por La Gran Época
23 de Marzo de 2019 Actualizado: 23 de Marzo de 2019

Todos conocemos la alegría que nos inunda cuando llega un integrante nuevo a la familia, incluyendo a los de cuatro patas. ¿Cómo no compartir ese sentimiento en redes sociales? Fue justo lo que hizo este chico a través de una fotografía nada ordinaria: ni más ni menos que un perro sonriente, pero este acto le valió consecuencias no tan agradables.

Dan Tillery es un músico local de una ciudad de Estados Unidos, que después de comprar su propia casa lo primero que hizo, junto con su novia, fue buscar en Internet mascotas en adopción.

El afortunado fue un adorable perrito al que llamaron cariñosamente Diggy. El cachorro había sido rescatado de las calles por Detroit Dog Rescue (DDR), un refugio local que no practica la eutanasia animal.

Era tanta la emoción de Tillery y su nuevo amigo, que publicó una peculiar fotografía que inesperadamente se volvió viral, alcanzando los 23.000 likes.

“¡Nos acabamos de convertir en mejores amigos!?!?! sí!!! Conoce a diggy”, escribió en su Facebook Tillery.

Pero la alegría de Tillery no duro por mucho tiempo, ya que su foto terminó en una denuncia. Ciudadanos preocupados reportaron a la policía que se estaba quebrantando una ordenanza que prohibía la raza de pitbull en esa ciudad, pues estos perros tienen fama de ser extremadamente agresivos.

Aunque Diggy aparece en los documentos de su adopción como bulldog americano, a simple vista se puede confundir con un pitbull.

“Estoy mirando una foto de este perro y me parece un pitbull”, escribió el teniente de la policía del municipio de Waterford, Todd Hasselbach, al momento de visitar de manera sorpresiva el hogar del músico y de su nuevo amigo. “Si puede demostrar que no es (un pitbull), entonces estará bien”, agregó.

Tillery no estaba dispuesto a renunciar a su amada mascota que además no era pitbull, así que inició una batalla legal en la Corte del Distrito 51 para poder conservarlo, indicó ABC News.

Una petición que lanzó en Care2, para solicitar apoyo para su causa, consiguió más de 100.000 firmas y muchos de ellos no solo apoyaron de esa forma, sino que también fueron personalmente a respaldar que Tillery y Diggy no fueran separados por esa ley antigua, informó The Detroit News.

“Este es probablemente el perro más dulce que jamás conocerás”, dijo Kristina Rinaldi, directora de DDR al The New York Times.

“Le están diciendo a la gente que sus perros, que son como sus hijos, son monstruos. ¿No cree que eso es demasiado?” y “Nunca he conocido a un pitbull malo, pero he conocido a mucha gente mala”, fueron compartidos por los seguidores de Diggy, según publicó The Detroit News.

Otra de las personas que asistió condujo  “una hora y media” hasta el lugar y comentó: “Creo que los pitbull tienen una mala reputación inmerecida”.

Se queda en casa

“Inmediatamente después de recibir las declaraciones juradas firmadas y notariadas de los veterinarios, acordamos que los cargos deben ser desestimados”, fue la sentencia final, dijo Margaret Scott, fiscal del municipio de Waterford, según reportó The New York Times.

Actualmente, Tyllery y su novia siguen compartiendo tiernas fotos en redes sociales.

Diggy fue muy afortunado por encontrar un hogar y un amigo que estuvo dispuesto a no abandonarlo a su suerte, solo por cargar con una reputación inmerecida. ¡Aplausos para este chico!

Mira el video a continuación:

Perrita pastor alemán rescatada logra confiar en humanos

TE RECOMENDAMOS