La tasa de homicidios subió drásticamente en EE.UU. durante el 2020, especialmente en las ciudades

Por Zachary Stieber
28 de Marzo de 2021
Actualizado: 28 de Marzo de 2021

La tasa de homicidios aumentó significativamente en Estados Unidos en 2020, particularmente en las principales áreas metropolitanas, según datos sobre delitos recientemente publicados.

Las ciudades con una población superior al millón de habitantes experimentaron un aumento del 32,2 por ciento en los homicidios, según las cifras publicadas por el FBI, extraídas de fuentes locales. Todas las áreas, incluidos los condados rurales, experimentaron un aumento en los homicidios, pero los mayores aumentos se produjeron en las ciudades, especialmente en las ciudades con 100,000 habitantes o más.

Los datos confirman un informe publicado el mes pasado que muestra que las tasas de homicidio en una muestra de 34 ciudades fueron un 30 por ciento más altas en 2020 que en 2019.

Los investigadores dijeron que la muestra sugirió que el aumento de la tasa nacional de homicidios, probablemente, excedería el aumento anterior más grande, el cual ocurrió en 1968 con un incremento del 13 por ciento en los homicidios.

Los expertos creen que el aumento de los asesinatos puede estar relacionado con factores estresantes inducidos o exacerbados por situaciones derivadas de la pandemia de COVID-19.

“Los homicidios están relacionados con todas las condiciones de la pandemia: mayor desempleo, estrés mental, emocional, físico, financiero, y luego se concentra en áreas que típicamente contienen niveles más altos de pobreza”, le dijo a The Epoch Times Christopher Herrmann, profesor asistente del John Jay College of Criminal Justice de la City University de Nueva York.

“Las escuelas están cerradas, la gente está sin trabajo, las fuerzas del orden, debido a enfermedades en sus integrantes, al debilitamiento de sus plantillas, a que los agentes ya no participan de forma proactiva en la vigilancia comunitaria, a que no hay programas extraescolares, a que no hay deportes… creo que la combinación de todo ello ha provocado un increíble aumento de la violencia con armas de fuego”, añadió Lisa Dadio, directora del Centro de Vigilancia Avanzada de la Universidad de New Haven.

La tasa de homicidios aumentó a medida que avanzaba el año, según estadísticas recién publicadas que respaldan el vínculo teorizado con la pandemia y las restricciones relacionadas.

Armas de fuego en una tienda de armas, en Richmond, Virginia, el 13 de enero de 2020. (Samira Bouaou/The Epoch Times)

Solo en la ciudad de Nueva York se registraron 149 asesinatos más en 2020 que en 2019, un aumento del 46 por ciento. En Chicago hubo 774 asesinatos en 2020, frente a 506 del 2019, un aumento de más del 50 por ciento. Los Ángeles registró 350 asesinatos, un aumento del 38 por ciento con respecto a 2019, el nivel más alto desde 2008.

El año pasado, muchos estadounidenses sufrieron duras restricciones que buscaban frenar la propagación del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), que causa el COVID-19. Esas restricciones no condujeron a un número más bajo de muertes, pero las áreas en donde las personas se congregaban quedaron vacías.

Kenneth Gray, profesor titular del Departamento de Justicia Criminal de la Universidad de New Haven, dijo que las razones detrás del aumento de asesinatos no están claras, pero hay algunas conjeturas.

Además de que hay más personas desempleadas, “hay encierros, por lo que hay menos personas en la calle que actúan como guardianes para evitar que ocurran delitos”, dijo a The Epoch Times.

“Cuando ocurre un crimen, tienes que tener una víctima en un lugar, tienes que tener una persona que quiera cometer un crimen y tienes que tener la ausencia de un guardián, y un guardián en este caso significa alguien que puede: ver qué está pasando o intervenir y evitar que suceda. Y durante la pandemia, durante el encierro, no hay tanta gente fuera de casa, por lo que no hay tanta gente que pueda interferir en una situación así”, agregó.

La situación de las fuerzas policiales que fueron desfinanciadas, amenazadas con recortes de fondos o con que se redujera o eliminara su capacidad para llevar a cabo sus funciones, también pudo jugar un factor, según Gray.

Manifestantes en una marcha de protesta de Black Lives Matter, en Manhattan, Nueva York, el 13 de julio de 2020. (Chung I Ho/The Epoch Times

Varias ciudades de Estados Unidos recortaron drásticamente los fondos policiales, algunas hicieron los recortes de inmediato y otras definieron sus recortes en próximos presupuestos. La ciudad de Nueva York, por ejemplo, recortó 1000 millones de dólares del presupuesto de la policía de Nueva York. Los funcionarios de Portland, donde los asesinatos se dispararon en 2020, recortaron 15 millones de dólares de los fondos policiales. El alcalde Ted Wheeler pidió recientemente al Concejo Municipal que aprobara USD 2 millones para invertir en la policía, justo después de una ola de asesinatos.

Pero los agentes de policía generalmente tienen como objetivo resolver los asesinatos, no detenerlos, dijo Tio Hardiman, director ejecutivo de Violence Interrupters, a The Epoch Times.

El grupo de Hardiman aprovecha las conexiones locales y utiliza llamamientos cara a cara para tratar de evitar que se produzcan asesinatos.

En un caso reciente en Chicago, un hombre en libertad condicional, que supuestamente estaba espiando a la esposa de su vecino, fue confrontado por el vecino. El vecino blandió un arma de fuego y amenazó con matarlo.

Hardiman fue contactado y después pudo usar a la abuela del hombre en libertad condicional y sus contactos para convencerlo de que se retirara.

“Necesitamos personas especialmente capacitadas que sepan interceptar las primeras manifestaciones de violencia en la calle para detener las muertes que pueden ocurrir después”, dijo Hardiman. “Porque todo el mundo está en modo de respuesta”.

Hardiman, quien también es profesor adjunto de justicia penal y restaurativa en la Universidad de North Park, pidió que se tratara a la violencia armada como una epidemia de salud pública, y que tal trato se enfocara principalmente en convencer a los jóvenes para que impulsen la paz entre sus compañeros.

El presidente Joe Biden sale del East Room luego de la primera conferencia de prensa de su presidencia, en el East Room de la Casa Blanca, el 25 de marzo de 2021, en Washington, D.C. (Chip Somodevilla/Getty Images)

A nivel federal los demócratas empezaron a buscar nuevas medidas de control de armas, debido, principalmente, a dos nuevos tiroteos masivos. El presidente Joe Biden planea tomar medidas ejecutivas, mientras que el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.) y la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), están elaborando propuestas para tratar de que el Congreso las apruebe.

Los expertos están divididos sobre si las nuevas restricciones podrían tener un gran impacto.

Herrmann, de John Jay, dijo que hay investigaciones sólidas que muestran que los estados que tienen leyes de control de armas más severas tienen tasas más bajas de homicidios. Algunos ejemplos de leyes que funcionan, afirmó, son los períodos de espera obligatorio de siete o 14 días para la entrega de armas y los llamados proyectos de ley de bandera roja, que permiten a un vecino o familiar alertar a las autoridades sobre posibles malhechores, lo que puede llevar a la incautación de armas.

Dadio, de la Universidad de New Haven no estuvo de acuerdo.

“La mayoría de las personas que están cometiendo este tipo de delitos que estamos viendo, homicidios con armas, no obtienen el arma legalmente de todos modos”, dijo, y señaló que muchos tiradores son delincuentes a los que ya se les ha prohibido comprar o poseer armas de fuego.

“Chicago es probablemente un ejemplo clásico de eso. Tienen algunas de las leyes de control de armas más estrictas del país y las han tenido siempre, y, sin embargo, continúa estando plagado de una terrible violencia armada”, agregó.

Sigue a Zachary en Twitter: @zackstieber

Siga a Zachary en Parler: @zackstieber


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS