La tumba de Jesucristo abierta por primera vez en 500 años revela un descubrimiento asombroso

Por Daksha Devnani- La Gran Época
27 de Mayo de 2019 Actualizado: 27 de Mayo de 2019

La tapa de mármol de lo que se cree es la tumba de Cristo, donde se dice que estuvo tres días después de la crucifixión, fue levantada por primera vez en cinco siglos, revelando lo que se cree que es el lecho funerario del Salvador.

Durante mucho tiempo, nadie miró la tumba, pero en octubre del 2016, un equipo de especialistas la abrió.

El arqueólogo Fredrik Hiebert de National Geographic colaboró en el muy necesario proyecto de restauración de la tumba sagrada dentro de la Iglesia del Santo Sepulcro, en Jerusalén. Según Fredrik, “El santuario ha sido destruido muchas veces por el fuego, los terremotos y las invasiones a lo largo de los siglos. No sabíamos realmente si lo habían construido exactamente en el mismo lugar todas las veces”.

El lugar de peregrinación necesitaba una restauración drástica y, para poder abrir la tumba para su reparación, las negociaciones habían comenzado ya en 1959. Una decisión unánime tuvo que ser alcanzada y acordada por un “comité del statu quo” compuesto por tres líderes religiosos.

Una imagen muestra la entrada de la Tumba de Jesús en la Iglesia del Santo Sepulcro en renovación en la Ciudad Vieja de Jerusalén el 28 de octubre de 2016. (Crédito: THOMAS COEX/Getty Images)

El Edicule, o “pequeña casa”, situada en el interior de la iglesia, fue construida alrededor de la roca original que se cree que es el lugar de sepultura de Cristo, llamado “La Roca del Calvario”.

Según Fredrik, “Todo tiene que ser aprobado por el comité, así que incluso cambiar una vela lleva mucho tiempo. Hay una escalera en la entrada principal de la iglesia que no se ha movido en 240 años, y todavía no han tomado una decisión. Se llama la escalera inamovible. Así que el hecho de que finalmente se nos permitiera llevar a cabo este trabajo es un triunfo de la negociación”.

Los expertos finalmente obtuvieron permiso de la iglesia para examinar la tumba, ya que debía abrirse en caso de daños durante el proceso de restauración, y después de medio milenio, la tapa de mármol fue finalmente levantada en presencia de las iglesias ortodoxas griegas, armenias y de los monjes franciscanos.

La presencia de una losa de piedra caliza o “estante” fue revelada, y se cree que es donde yacía el cuerpo de Jesucristo.

Una vista general muestra uno de los lugares más sagrados del cristianismo, la Iglesia del Santo Sepulcro, también conocida como la Basílica de la Resurrección, en la Ciudad Vieja de Jerusalén. (Crédito: THOMAS COEX/Getty Images)

Utilizando radares de penetración en el suelo y escáneres termográficos para registrar la información, se necesitaron 35 expertos durante 60 horas para eliminar la suciedad, recoger el mortero y documentar el proceso.

“Todos nos estábamos cada vez más curiosos. Entonces entramos, miramos en la tumba y vimos muchos escombros. Así que no estaba vacío, aunque no había artefactos ni huesos”, relató Fredrik.

El equipo descubrió el lecho funerario de piedra caliza unas horas antes de tener que volver a sellar la tumba.

“Lo más asombroso para mí fue cuando quitamos la primera capa de polvo y encontramos un segundo trozo de mármol. Éste era gris, no blanco cremoso como el exterior, y justo en el centro de él había una cruz bellamente inscrita. No teníamos ni idea que estaba ahí”, dijo Fredrik según The Mirror.

Una imagen muestra la tumba de Jesús, donde se cree que su cuerpo fue colocado, después de haber sido expuesto por primera vez en siglos como parte del trabajo de conservación realizado por el equipo griego en Jerusalén el 28 de octubre de 2016. (Crédito: THOMAS COEX/Getty Images)

Los investigadores creen que la cruz fue tallada en el Siglo XII por los cruzados. Fredrik admitió: “Cuando nos dimos cuenta de lo que habíamos encontrado, mis rodillas temblaban un poco”.

“A menudo, en la arqueología, el momento eureka no ocurre en el campo”, dijo Fredrik. “Llega cuando llegas a casa y examinas todos los datos que has recogido. Quién sabe qué nos dirá eso”.

A continuación, el equipo recopiló los datos necesarios para iniciar una reconstrucción virtual de la tumba.

Según National Geographic, los últimos resultados de datación han situado la construcción de la tumba en la época de Constantino, el primer emperador cristiano de Roma.

Los expertos griegos en conservación colocan de nuevo la piedra de mármol que cubría la tumba de Jesús, donde se cree que su cuerpo fue colocado, después de haber sido retirado durante tres días para que el equipo pueda realizar los trabajos de restauración y estudio. (Crédito: GALI TIBBON/Getty Images)

“Sin huesos o artefactos, nunca podremos decir con seguridad que esta era la tumba de Cristo”, concluyó Fredrik.

“Es una cuestión de fe. Siempre lo ha sido y probablemente siempre lo será”.

Un informe publicado por National Geographic en noviembre del 2017 reveló más información sobre la tumba sagrada.

Según el informe, las pruebas científicas parecían confirmar que los restos de la cueva de piedra caliza conservados en el interior de la iglesia son restos de la tumba que fueron localizados por los romanos.

(Crédito: Lior Mizrahi/Getty Images)

Además, el mortero tomado de la superficie de piedra caliza de la tumba y la losa de mármol ha sido fechado en el año 345 d.C. Según los relatos de los peregrinos, se dice que el revestimiento de mármol que cubre la cama funeraria se instaló en el año 1555, y se cree que se mantuvo hasta el siglo XIV.

Según Business Insider, se cree que la histórica cueva tiene 1700 años de antigüedad después que los científicos analizaran las sustancias químicas de los restos para averiguar su antigüedad. Anteriormente, se había descubierto que el sitio tenía unos 1000 años de antigüedad.

Además, el National Geographic Museum de Washington, D.C., creó una exposición en 3D titulada “Tumba de Cristo: La experiencia de la Iglesia del Santo Sepulcro” en noviembre del 2017, que duró hasta enero del 2018. Esto permitió a los visitantes probar el radar de penetración en el suelo y ver los escáneres láser utilizados para registrar y preservar el sitio histórico. Los visitantes también tuvieron la oportunidad de conocer el proyecto de restauración que se llevó a cabo en 2016.

Una foto muestra las losas de piedra que cubren la tumba de Jesús, donde se cree que su cuerpo fue colocado (Crédito: GALI TIBBON/Getty Images)

Mira el asombroso vídeo a continuación:

¿Te gustó este artículo?

Entonces, te pedimos un pequeño favor. Compártelo en tus redes sociales, apoya al periodismo independiente y contribuye a que tus amigos se enteren de las noticias, información e historias más interesantes. Tardarás menos de un minuto. ¡Muchas gracias!

Anciano camina 2000 kilómetros y usa 9 pares de zapatos para entregar este poderoso mensaje

TE RECOMENDAMOS