La unión hace la fuerza: la integración es la solución para América Latina

30 de Junio de 2017 Actualizado: 30 de Junio de 2017

Crisis en Venezuela, corrupción en Brasil, escándalo por el caso Odebrecht, son sólo algunos de los principales títulos con los
que se relaciona a América Latina, hoy en día, en los medios del mundo.

En sus esfuerzos por diferenciarse del resto de sus pares, los países de América Latina están desperdiciando los beneficios que
podrían resultar de una mayor unión regional. Intentando separarse de la entramada red de corrupción que une a los países de América Latina y los escándalos que derivan de la misma, los gobiernos de la región buscan reivindicar su imagen. El énfasis puesto
en los Tratados de Libre Comercio, demuestran el poco interés de los latinoamericanos en fortalecer los lazos con los países vecinos.

Considerando las cifras publicadas recientemente con respecto a la situación de la región, es entendible que algunos gobiernos
quieran sobresalir del caos generalizado que presenta América Latina. Según un estudio del Banco Mundial publicado esta semana, América Latina y el Caribe es el tercer territorio que registra el mayor incremento de matriculados en educación superior. Colombia, Perú, Ecuador y Chile son los países con un mayor aumento de estudiantes matriculados. Sin embargo, sólo la mitad de los alumnos logran graduarse.

[insert page=’todos-hablan-de-venezuela-pero-quien-ofrece-ayuda’ display=’template-relacionadas.php’]

La situación laboral de los jóvenes de la región tampoco presenta grandes esperanzas. 4 de cada 10 jóvenes en América Latina está
por fuera de la formalidad. Es decir que el 40% de los jóvenes no se encuentran inscriptos dentro del sector formal de la economía. Así lo indica el estudio ‘Perspectivas económicas de América Latina 2017’, llevado a cabo por la Organización para la Cooperación
y el Desarrollo Económicos.

Se estima que en la región los jóvenes de entre 15 y 29 años suman más de 163 millones, lo que equivale a una cuarta parte de
la población. Considerando que esos 163 millones de jóvenes son quienes representan el futuro de la región, su presente laboral resulta de gran relevancia.

Las proyecciones presentadas por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe junto con la Organización Internacional
del Trabajo tampoco son muy alentadoras: el desempleo urbano en América Latina y el Caribe aumentará este año al 9.2% como consecuencia de la debilidad del mercado laboral. El año pasado, el incremento del desempleo urbano fue el de mayor magnitud de las dos últimas décadas. La situación del mercado laboral está ligado al débil crecimiento económico que se espera en la región, ya que se prevé que el mismo suba 1.1% a fines del 2017.

Las cifras son contundentes y parecieran formar parte de una cadena interminable donde la palabra que resuena es “crisis”. Sin
embargo, no todo está perdido para América Latina. Tal como se expresó durante el Congreso Latinoamericano de Comercio Exterior, la unión intrarregional de América Latina puede resultar una oportunidad para los países de la región.

[insert page=’venezuela-democracia-america-latina-noticias’ display=’template-relacionadas.php’]

Los escándalos de corrupción, las tasas de desempleo e informalidad, no deberían ser los únicos lazos que unen a la región. El
aprovechamiento de los mercados internos entre países vecinos podría resultar en oportunidades de crecimiento e integración. Una región sólida e integrada puede a su vez, reconfigurar el contexto mundial, generando nuevas oportunidades.

[insert page=’noticias-news-82′ display=’template-relacionadas.php’]

La integración regional serviría para consolidar un motor que impulse el crecimiento económico para así elevar el nivel de vida
de la población. También permitiría crear las condiciones de solidez necesarias para continuar reduciendo la pobreza.

La unión hace la fuerza y una región unida genera esperanzas de prosperidad, después de años de bajo crecimiento. Los intentos pasados para lograr una mayor integración sirven como una base, aunque esta debe ser reforzada. El último estudio de opinión pública de Latinobarómetro, registró que el 77% de la población regional está de acuerdo con la integración económica con países vecinos y con el mundo. Sólo queda que los gobiernos le den forma a este deseo, para así sacar adelante a la región.

Las opiniones expresadas en este artículo son propias del autor y no necesariamente reflejan las opiniones de La Gran Época

TE RECOMENDAMOS