La Vía Láctea está dejando de producir estrellas y su colapso podría ser mucho antes de lo que creían los científicos

08 de Marzo de 2016 Actualizado: 08 de Marzo de 2016

Los principios parecían bastante sencillos: las galaxias generan estrellas a partir del gas y polvo cósmico que contienen, pero cuando el gas se agota, la producción cesa y con el tiempo –en escala de miles de millones de año- pasa a otro estado cada vez más frío y finalmente colapsa.

Sin embargo, recientes estudios ahora resumidos y publicados en la revista científica “New Scientist”, pautan que la evolución de las galaxias no es tan lineal, y podrían haber modificaciones de alta relevancia en un espacio de tiempo mucho más corto, ya que no es necesario que el gas se agote, para que la producción de estrellas cese, ni tampoco para que el “enfriamiento” se produzca.

Analizando los datos sobre la composición química de decenas de miles de estrellas buscando determinar su edad, y haciendo el análisis global en el espectrógrafo de alta resolución del telescopio Sloan Digital Sky Survey, en Nuevo México, los científicos llegaron a la conclusión que existen otros fenómenos: los discos galácticos, que inciden en el proceso.

La Vía Láctea ya está en proceso recesivo

El trabajo, publicado por el equipo encabezado por el astrónomo Mishá Haywood, entiende la existencia de una suerte de discos “finos” y “gruesos” galácticos, cuya interacción está vinculada directamente a la generación estelar.

“La formación estelar se reduce a una batalla entre la gravedad y otros fenómenos, tales como la turbulencia”, asegura Haywood en declaraciones que recoge RT. Para el técnico –que trabaja en el Observatorio de Paris- hacie unos 8.000 millones de años se formó un disco grueso, que retrasó la formación estelar, pasando después a uno fino, que permitió una nueva fase. La galaxia puede dejar de crecer aún cuando todavía existen reservas de gas, un fenómeno que estaría aconteciendo en la Vía Láctea, cuya vida podría haber entrado ya en período recesivo.

Anteriores trabajos, como el de los investigadores de Instituto Federal de Tecnología de Suiza en Zúrich, habían afirmado similar hipótesis –al crear su tipología de galaxias- y sentenciaron que la Vía Láctea ya se encuentra en fase de declinación lenta, algo que nos resulta imposible de precisar, a tal punto que entienden la galaxia, podría ya estar muerta desde hace cientos de millones de años.

Artículo original aquí

TE RECOMENDAMOS