Las 9 promesas del discurso inaugural de Trump para 2024

Por Ivan Pentchoukov
17 de Noviembre de 2022 12:41 PM Actualizado: 17 de Noviembre de 2022 12:41 PM

PALM BEACH, Florida. El expresidente Donald Trump dio a conocer una generosa perspectiva para Estados Unidos durante su discurso de campaña inaugural el 15 de noviembre, abordando temas que incluyen la corrupción gubernamental, la educación pública y la defensa nacional.

En su discurso ante una multitud de simpatizantes en su complejo de Mar-a-Lago el 15 de noviembre, Trump describió una amplia visión para la nación. Hacia el final de su discurso, el 45º presidente pasó a una lista de propuestas políticas concretas, titulada “Agenda de Grandeza Nacional”.

Trump ya había hablado anteriormente de algunos de los puntos de la agenda, como la imposición de límites a los mandatos de los miembros del Congreso y la construcción de un escudo antimisiles. Otros puntos parecen ser totalmente nuevos, como la propuesta de recortar la financiación federal a las escuelas públicas que enseñan la teoría crítica de la raza e ideología de género.

El expresidente dijo que habrá “mucho más por venir en los próximos meses”, lo que parece sugerir que la lista de promesas se ampliará a medida que su campaña cobre impulso.

Teoría Crítica de la Raza e “insensatez de Género”

Bajo un paraguas más amplio de defensa a los derechos de los padres, Trump prometió recortar los fondos federales de las escuelas públicas que enseñan la cuasi marxista teoría crítica de la raza (TCR) y la ideología de género.

La TCR y la llamada educación de género surgieron de los márgenes radicales de la izquierda académica para convertirse en algo casi omnipresente en las escuelas públicas de Estados Unidos. La proliferación de estas y otras ideologías liberales ha desencadenado un movimiento de oposición nacional de base por parte de los padres conservadores.

Como presidente, Trump instituyó una prohibición de capacitación TCR para empleados federales. El presidente Joe Biden, un demócrata, rescindió la prohibición después de asumir el cargo.

“Cuando esté en la Casa Blanca, nuestras escuelas dejarán de promover la teoría crítica de la raza, como lo fueron, el civismo radical y la locura de género. O si lo hacen, perderán todos los fondos federales. Pero haremos que se detengan”, dijo Trump.

Hombres en deportes femeninos

El expresidente planteó el tema de los hombres que compiten en deportes femeninos durante su primer discurso público después de dejar la Casa Blanca en 2021. En ese momento, dijo que era una “locura” permitir que hombres biológicos compitieran en deportes femeninos.

Dieciocho estados han promulgado leyes que les prohíben a los varones competir en deportes femeninos, según el Movement Advancement Project. Idaho fue el primer estado en promulgar una prohibición en marzo de 2020. Otros nueve estados, incluidos Texas y Florida, siguieron su ejemplo en 2021.

“No dejaremos que los hombres, como ejemplo, participen en los deportes femeninos. ¿Está bien? Nada de hombres. Nada de hombres”, dijo Trump. “Hemos tenido tremendos, tremendos problemas, y es muy injusto para las mujeres. Simplemente muy, muy injusto”.

Mandatos COVID-19

Trump prometió revocar los mandatos de Biden relacionados con la pandemia y volver a contratar, con el pago retroactivo completo, a los miembros del servicio militar que fueron despedidos de sus trabajos por negarse a tomar la vacuna anti-COVID.

Si bien los tribunales anularon una parte del régimen del mandato de Biden, el requisito para los empleados federales y los miembros del ejército sigue vigente y afecta a aproximadamente a 3.5 millones de personas.

Hasta el mes pasado, 1760 soldados han sido separados del Ejército por negarse a vacunarse contra el COVID-19. La Armada reportó 1893 separaciones.

“Aboliremos todos los mandatos de COVID de Biden y volveremos a contratar a todos los patriotas que fueron despedidos de nuestras fuerzas armadas, con una disculpa y el pago completo de sus salarios”, dijo Trump.

Escudo antimisiles

Trump ha estado presionando por un escudo antimisiles que lo abarque todo desde su tiempo en el cargo. Como comandante en jefe, declaró en 2019 que el objetivo de este aparato militar era “garantizar que podamos detectar y destruir cualquier misil lanzado contra Estados Unidos, en cualquier sitio, en cualquier momento y en cualquier lugar”.

En el momento de esos comentarios, el ejército había lanzado una estrategia de defensa antimisiles que llamó la atención de los expertos por incluir a China y Rusia como amenazas que deben enfrentarse con firmeza, según la Asociación de Control de Armas.

En comentarios en Mar-a-Lago, Trump discutió específicamente la amenaza de los misiles nucleares, sugiriendo que Rusia y China son las amenazas que está abordando. Irán y Corea del Norte no han demostrado un misil balístico con punta nuclear que funcione.

“Como han demostrado los acontecimientos en el extranjero, para proteger a nuestro pueblo de la impensable amenaza de las armas nucleares y los misiles hipersónicos, Estados Unidos también debe construir un escudo de defensa antimisiles de última generación”, dijo Trump. “Lo necesitamos”.

Limpieza en el FBI y en el Departamento de Justicia

No es una sorpresa que el expresidente haya citado al FBI y al Departamento de Justicia (DOJ) como la mayor amenaza para Estados Unidos, considerando el desafío que él y sus asociados atravesaron como parte de la campaña de desinformación que insinuaba falsamente una conspiración entre la campaña de Trump y Rusia.

El FBI utilizó un expediente financiado por Clinton y ahora desacreditado. El expediente usaba afirmaciones anti-Trump como parte de la justificación para abrir una investigación a la campaña electoral del expresidente y obtener órdenes de vigilancia contra Carter Page, un exfuncionario de la campaña de Trump. Esa investigación se convirtió en la investigación del fiscal especial Robert Mueller.

Después de una investigación altamente intrusiva e intensiva que obstaculizó la agenda de Trump, Mueller no presentó cargos contra el presidente y procesó a un puñado de asociados de Trump por delitos procesales.

Investigaciones posteriores sobre el manejo de la investigación del FBI expusieron un amplio patrón de parcialidad y fallas que llegó hasta los niveles más altos del Buró.

Después de que Trump dejó el cargo, el Departamento de Justicia y el FBI abrieron una de las mayores investigaciones y juicios en la historia contra los manifestantes que asistieron a las protestas del 6 de enero de 2021 en Washington. En mítines a principios de este año, el expresidente sugirió que perdonaría a todos los prisioneros del 6 de enero.

“Pero como dije antes, las amenazas más graves para nuestra civilización no provienen del exterior, sino del interior”, dijo Trump. “Ninguna es mayor que la militarización del sistema de justicia, el FBI y el Departamento de Justicia. Debemos llevar a cabo una revisión de arriba a abajo para limpiar la putrefacción y la corrupción de Washington, D.C.”

Límites de mandato

Los límites de mandato han sido parte de la plataforma de Trump desde 2016, cuando pidió un límite de mandato de seis años para los miembros de la Cámara y un límite de 12 años para los miembros del Senado.

El presidente mencionó brevemente que había estado presionando por límites de mandato en 2018. El 15 de noviembre, en Mar-a-Lago, Trump dijo que la legislación es parte de su plan general para “drenar el pantano” en Washington.

“Para drenar aún más el pantano, impulsaré una enmienda constitucional para imponer límites de mandato a los miembros del Congreso. Es la hora. Es hora”, dijo Trump.

La idea de legislar límites de mandato tiene una larga historia. El límite de dos mandatos para el presidente de Estados Unidos fue consagrado en la Enmienda 22 de la Constitución de Estados Unidos.

A pesar de ganar el apoyo popular en la década de 1990, la legislación de límite de mandato parece ser casi imposible de promulgar, ya que es poco probable que los miembros de alto rango del Congreso propongan o voten por una legislación que no sea lo mejor para ellos.

Prohibición de por vida a los grupos de cabildeo

Trump prometió en 2016 prohibir de por vida el cabildeo para exmiembros del Congreso y miembros del gabinete del presidente.

Como presidente electo, Trump impuso duras restricciones al cabildeo, incluida una prohibición de cinco años para los miembros de la administración que se iban al sector privado. Durante los últimos días de su mandato en 2020, Trump rescindió la orden ejecutiva que dictaba las reglas de ética del cabildeo.

El entonces presidente Bill Clinton revocó de manera similar su propia prohibición de cabildeo de cinco años en diciembre de 2000.

“Ahora veo lo que hacen. Dejan la Casa Blanca o el Congreso, y cobran millones y millones y millones de dólares al año. No, tienes que tener una prohibición”, dijo Trump.

Prohibición al comercio de acciones

La propuesta de Trump de prohibir el comercio de acciones por parte de los miembros del Congreso podría atraer el apoyo bipartidista. Con el respaldo de la presidente de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi (D-Calif.), los demócratas publicaron una legislación para tal efecto en septiembre.

La propuesta de Trump se presenta tras una serie de publicaciones del Wall Street Journal, hechas el mes pasado, que reveló que cientos de altos funcionarios del poder ejecutivo poseían acciones en empresas que estaban presionando a sus agencias. Más de 60 funcionarios negociaron acciones antes de que sus agencias anunciaran acciones de cumplimiento contra las empresas en las que esos funcionarios tenían acciones.

En su discurso, Trump no mencionó si extendería la prohibición comercial a los funcionarios del poder ejecutivo.

“Queremos que se prohíba que los miembros del Congreso se enriquezcan negociando acciones con información privilegiada”, dijo Trump. “Y muchos de nuestros grandes miembros están de acuerdo con eso. De hecho, están de acuerdo con eso”.

Reforma a la Ley de Votación

Las reformas a la ley electoral han estado en lo más alto de la agenda de Trump desde las tumultuosas secuelas de las elecciones de 2020. El expresidente dedicó gran parte de su primer discurso posterior a la Casa Blanca en 2021 al tema de la integridad electoral. Su promesa de campaña de 2024 coincide con lo que había pedido en febrero de 2021: Identificación de votantes obligatoria, un día de votación y boletas de papel.

Trump también dijo que quiere que todos los votos se cuenten la noche de las elecciones. Antes del discurso de Trump, los funcionarios electorales de Nevada y Arizona pasaron varios días contando los votos en dos contiendas por el Senado. Los demócratas terminaron ganando ambas contiendas.

Aunque las elecciones se administran a nivel estatal, el gobierno federal tiene una larga historia de legislación para regular las elecciones. Después de tomar el control de ambas cámaras del Congreso en 2021, los demócratas presionaron por una reforma federal radical a las elecciones, que pedía lo contrario de lo que Trump está pidiendo. HR1, la legislación demócrata, obligaría a los estados a implementar la votación anticipada, prohibiría las leyes estatales de identificación de votantes y exigiría a los estados realizar el registro automático de votantes, entre otras disposiciones.

“Y, por supuesto, haremos lo que sea necesario para recuperar la honestidad, la seguridad y la confianza en nuestras elecciones”, dijo Trump. “Para eliminar las trampas, exigiré de inmediato la identificación de votantes, la votación el mismo día y solo boletas de papel, solo boletas de papel”.

“Y queremos que todos los votos se cuenten para la noche de las elecciones. Gastaron todo el dinero en máquinas y todas estas cosas y terminaron dos semanas después, tres semanas después. En ese momento, todos olvidaron que incluso había una elección. Es horrible”.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.