Las últimas sanciones de EE.UU. podrían llevar a que la economía venezolana se “paralice”

Por Luke Taylor
07 de Agosto de 2019 Actualizado: 07 de Agosto de 2019

BOGOTÁ, Colombia–Las últimas sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Maduro podrían hacer que algunos de los principales socios comerciales de Venezuela dejen de hacer negocios con el país, dejándolo financieramente aislado.

“Si la economía venezolana ya se ha desacelerado, se detendrá por completo” si las sanciones se aplican plenamente, predijo Sergio Guzmán, del Colombia Risk Analysis.

La orden ejecutiva, anunciada a fines del 5 de agosto, congela los activos de Venezuela en los Estados Unidos, prohíbe la entrada a ciudadanos venezolanos que se cree que hayan ayudado al dictador y podría llevar a tomar medidas contra cualquier país que continúe comerciando con el gobierno de Nicolás Maduro.

Todos los negocios con “propiedad e intereses en propiedad del Gobierno de Venezuela” dentro de los Estados Unidos estarán ahora prohibidos, según el comunicado emitido por la Casa Blanca.

Las empresas privadas venezolanas no se ven afectadas, ya que la orden no llega a un embargo total, como el impuesto al aliado socialista de Venezuela, Cuba. Sin embargo, sigue siendo la ola más simbólica de sanciones de los Estados Unidos para Venezuela hasta la fecha, aplicando medidas generales en lugar de atacar a las personas, como era el caso anteriormente, para romper el estancamiento político en curso.

“Si bien la orden no llega a un embargo comercial absoluto, representa la acción estadounidense más decidida para eliminar a Maduro desde que la administración Trump reconoció al líder opositor Juan Guaidó como el líder legítimo de Venezuela en enero”, dijo Geoff Ramsey, director asistente de la Oficina de Washington en America Latina.

Guaidó, el jefe de la Asamblea Nacional del país, se declaró presidente interino en enero con el respaldo de los Estados Unidos y de más de 50 naciones, pero aún no ha logrado reemplazar a Maduro, quien según Guaidó fue elegido fraudulentamente.

Restringir a Maduro

Bajo el régimen de Maduro, la economía en Venezuela se ha desplomado, y la producción de petróleo en el país más rico en petróleo del mundo se desplomó a aproximadamente un tercio de lo que era hace solo cinco años. Se estima que la hiperinflación alcanzará los 10 millones por ciento este año, según el FMI, y los economistas reconocen ampliamente que el declive del país es el resultado de una mala gestión.

La orden de Trump podría significar que la crisis económica de Venezuela alcance nuevas profundidades a medida que se une a países como Corea del Norte e Irán: cualquier persona que participe en acuerdos comerciales con el país ahora corre el riesgo de enfrentarse al exilio forzado por Estados Unidos del sistema financiero internacional.

“Esto complica la capacidad de Maduro para mover fondos y vender crudo, lo que restringe sus capacidades financieras”, dijo Asdrubal Oliveros, economista y director de la firma venezolana de análisis de datos Ecoanalítica. “Hasta que se resuelva la situación política y con este escenario, la economía venezolana continuará contrayéndose. Estimamos que caerá 39.9 por ciento este año”.

Los funcionarios de Caracas calificaron el último movimiento de “terrorismo económico”, mientras que la oficina de asuntos exteriores de Maduro dijo que formaliza un “criminal bloqueo económico, financiero y comercial (…) que ha ocasionado severas heridas en la sociedad venezolana”.

Guaidó ha acogido con beneplácito la orden, que ha reiterado “no es un embargo”, ya que exime artículos como alimentos, ropa y medicamentos, que pueden aliviar el sufrimiento humano.

“Es fundamental tener presente que la dictadura no cuenta con apoyo popular, sino de una estructura cuya fidelidad se mantiene a punta de dinero saqueado a la República. Esta acción busca proteger a los venezolanos”, escribió Guaidó en Twitter horas después del anuncio de la orden, alegando que protegía los activos del país de la corrupción.

Sin embargo, aún quedan preguntas sobre cuán estrictamente se aplicarán las sanciones y si se permitirán las exenciones.

“¿Habrán más excepciones a esto? ¿Este embargo significa que los Estados Unidos capitula al tratar de incautar activos en Venezuela?”, preguntó Guzmán, señalando que Chevron Corp. ya recibió una exención.

Video relacionado

Los valores conservadores ganan terreno en Venezuela

TE RECOMENDAMOS