La lección de una mamá a una hija desagradecida que arrojó un regalo a la basura se volvió viral

Por Isabel Valencia - La Gran Época
30 de Agosto de 2019 Actualizado: 01 de Septiembre de 2019

Los niños son nobles por naturaleza, y especialmente cuando en su hogar se les inculcan valores morales y tener compasión por los demás. Pero no se puede negar que a veces las cosas se salen un poco de control producto de la sobreprotección que damos a nuestros hijos, lo que hace que se vuelvan caprichosos y exigentes cuando no obtienen exactamente lo que quieren. 

Esto fue lo que sucedió en Florida, Estados Unidos, cuando Haley Hassell se dio cuenta de que su hija no estaba yendo por buen camino y decidió darle una lección que probablemente nunca olvidará.

Presleigh le había pedido a su mamá que le compre un nuevo estuche para lápices y le dio las especificaciones de cuál quería exactamente. Haley, queriendo complacer a su amada hija, estuvo buscando el estuche que tanto le gustaba a Presleigh hasta en tres tiendas distintas. Cuando la consiguió se sintió muy feliz de poder darle a su hija ese regalo tan especial.

Pero lo que Haley jamás imaginó fue la reacción de la niña que la dejó absolutamente desconcertada.

Cuando Haley, entusiasmada, llamó a su hija para entregarle el estuche de lápices, la niña inmediatamente lo miró y lo tiró a la basura. Luego se fue furiosa a encerrarse en su cuarto sacudiendo la puerta con fuerza mientras gritaba y chillaba: “Es estúpido, todos en mi clase la tienen … ya no la quiero”.

Haley impactada por la reacción que había tenido la niña, aseguró que probablemente le estaba saliendo humo de sus oídos por la rabia que sentía, pero antes de reprender a Presleigh, prefirió darle una lección que pueda recordar por el resto de su vida y que pueda ayudarle a ser una mejor persona.

Lo que había hecho Presleigh era intolerable. Esta madre soltera es la que se ha encargado de educar y sostener económicamente a su hija, pero al parecer la niña no estaba al tanto de todo el esfuerzo que esto implica.

“Pensé que siempre le había enseñado a estar agradecida [y] saber lo afortunada que era, pero aparentemente necesitaba un pequeño llamado de atención”, dijo Haley en la publicación de Facebook.

Así que se le ocurrió una idea genial: le iba a presentar a Presleigh la “cartuchera ideal”. Así que fue a la cocina y buscó una bolsa de cierre hermético para guardar alimentos, la marcó con su nombre y escribió “bolsa de lápices”.

Cuando llamó a su hija para entregarle la nueva cartuchera que llevaría a clase todos los días, la niña no lo podía creer. De repente, la cartuchera que estaba tirada en la basura era perfecta para el regreso a clase, pero ya era demasiado tarde para Presleigh.

En la publicación que se volvió rápidamente viral, Haley compartió que le dijo a su hija “que la sacara de la basura y que encontraríamos una niña para dársela mañana… una cuya mamá y papá no tengan dinero para comprar útiles escolares o alguien que ni siquiera tiene mamá o papá”.

Haley estaba decidida a que aprendiera que sus actos tienen consecuencias y que hay que valorar todo lo que se tiene en la vida. “Le expliqué que ella no tiene derecho a nada especial y que da por sentado lo afortunada que es… Así que por ahora usará una bolsa ziploc y personalmente entregará la bonita cartuchera a una niña que podría beneficiarse de ella”.

La joven madre admitió que puede ser un poco exagerada, pero que ella habría hecho cualquier cosa por tener lo que tiene su pequeña hija cuando tenía su edad. “Realmente creo que cambiar tu percepción y estar agradecido puede cambiar cualquier situación en la vida”, concluye.

La publicación de Haley ya ha tenido 131 mil reacciones, ha sido compartido 51 mil veces y tiene casi 500 comentarios. La madre incluso se sorprendió de la acogida que había tenido su pequeña “lección de vida”.

“Nunca en un millón de años pensé que mi simple comentario sobre Presleigh siendo desagradecida y enseñarle una lección aparecería en otras páginas o se volvería viral como lo había hecho… Pero me encantan todos los comentarios y mensajes que he recibido. Ser madre es difícil, ser madre soltera de una niña fuerte y decidida es aún más difícil… pero mientras yo permanezca cuerda y ella esté agradecida, nosotras ganamos”.

Lo cierto es que la lección que dio esta madre a su hija puede ser de mucha ayuda, no solo para que otras madres puedan ver una forma más asertiva de educar a sus hijos, sino también para que los niños que vean esto, se den cuenta de la necesidad de ser agradecidos.

El sueño de esta niña se hace realidad en su cumpleaños

TE RECOMENDAMOS