Legislador presiona a EE. UU. para que investigue los ovnis

Por Zachary Stieber
26 de Septiembre de 2021
Actualizado: 26 de Septiembre de 2021

El último proyecto de ley de financiación de la defensa, aprobado por la Cámara de Representantes esta semana, incluye una disposición que establecería una nueva oficina para investigar los avistamientos en el cielo de objetos que no puedan ser identificados.

Si la Ley de Autorización de la Defensa Nacional de 2022 es aprobada por el Senado y sancionada por el presidente Joe Biden, exigiría la creación de una nueva oficina en un plazo máximo de 180 días desde la promulgación de la ley. La oficina se encargaría de establecer los procedimientos para que el Departamento de Defensa recoja y analice los informes sobre “fenómenos aéreos no identificados”, u objetos voladores no identificados (OVNIS).

También evaluaría los vínculos entre esos fenómenos y los gobiernos extranjeros, trataría de averiguar si los avistamientos constituyen una amenaza para Estados Unidos, e informaría sobre los fenómenos cada año al Congreso, debiendo presentar el primer informe antes del 31 de diciembre de 2022.

La oficina sustituiría a un grupo de trabajo creado el año pasado por el Pentágono.

La disposición fue elaborada por el representante Ruben Gallego (D-Ariz.), que considera que el sistema actual es insuficiente.

“Es de interés para la seguridad nacional de Estados Unidos saber lo que está volando en nuestros cielos. Tanto si se trata de tecnología emergente de competidores y adversarios estratégicos como de fenómenos aéreos de origen desconocido, nuestros militares deben tener una visión completa de la inteligencia y las herramientas para responder rápidamente a estas amenazas potenciales”, dijo Gallego en una declaración este mes.

Las personas dentro del Pentágono que actualmente trabajan en el tema de los ovnis y fenómenos similares suelen dedicarse también a otras tareas, dijo Gallego a Politico esta semana.

“Ha habido una falta total de enfoque en todo el aparato de seguridad nacional para llegar realmente a lo que está sucediendo aquí”, dijo. “Creo que ha habido una especie de afán parcial de curiosos que están dentro del Departamento de Defensa, pero no ha habido ninguna iniciativa profesional en toda la empresa de defensa (…) para que realmente podamos tomar algunas decisiones deliberadas y con conocimiento de causa”.

El gobierno de EE. UU. publicó en junio un informe sobre fenómenos aéreos no identificados. El informe de nueve páginas revisaba 144 observaciones que se remontaban a 2004.

Los funcionarios del gobierno dijeron que los fenómenos “plantean claramente un problema de seguridad de vuelo y pueden suponer un reto para la seguridad nacional de EE. UU.”.

Pero también dijeron que hay una cantidad limitada de informes de alta calidad sobre los objetos no identificados y pidieron que se mejore la forma en que el gobierno realiza la recopilación y el análisis.

“Decidí poner realmente acción a las palabras”, dijo Gallego. “Tuvimos una reunión informativa sobre este fenómeno. Una de las cosas que salieron de esa sesión informativa, sin romper demasiados muros aquí, fue que es necesario que haya una mejor recogida de datos. Tiene que haber una recogida de datos estandarizada en todos los servicios”.

La disposición de Gallego no forma parte actualmente de la versión del Senado del proyecto de ley de financiación de la defensa. La S.2610, un proyecto de ley de financiación de los servicios de inteligencia que está siendo estudiado por la cámara alta, mantendría el grupo de trabajo establecido por el Pentágono, pero le exigiría que revelara más datos sobre los ovnis.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS