Legisladores republicanos abren investigación sobre el uso de drones chinos por parte de la policía

Por Ivan Pentchoukov
14 de Mayo de 2020
Actualizado: 14 de Mayo de 2020

Los republicanos del Comité Judicial de la Cámara abrieron una investigación sobre el uso de drones chinos por autoridades policiales estatales y locales, según cartas obtenidas por The Epoch Times.

Un grupo de 14 legisladores escribieron dos cartas al departamento de justicia (pdf) y Seguridad Nacional (pdf) el 13 de mayo, pidiendo información sobre el uso de drones fabricados por Da Jiang Innovations (DJI), una compañía china que representa casi el 80 por ciento de los drones vendidos en Estados Unidos.

Semanas atrás, algunos legisladores sonaron la alarma sobre la noticia de de que DJI prestó 100 drones a entidades policiales locales para ayudar a hacer cumplir el distanciamiento social durante la pandemia del virus del PCCh (Partido Comunista Chino), conocido comúnmente como nuevo coronavirus.

Varias agencias federales ya han prohibido o advertido sobre el uso de drones DJI bajo la sospecha de que los dispositivos podrían enviar datos de infraestructura crítica y del cumplimiento de la ley al régimen comunista chino. Hasta marzo de este año, casi 1100 agencias estatales y locales tienen al menos un dron DJI en sus flotas, según un estudio del Colegio Bard, representando aproximadamente el 90 por ciento de todos los drones en uso por las autoridades locales y del estado.

“Aunque las agencias policiales federales han advertido sobre potenciales peligros a la seguridad de la información con los drones DJI, no queda claro si las agencias policiales estatales y locales están plenamente conscientes de estos problemas”, dicen las cartas de los legisladores republicanos.

El presidente demócrata del comité, el representante Jerrold Nadler (demócrata por Nueva York) no respondió a un pedido de comentario.

Los legisladores le pidieron al Departamento de Justicia que provea una lista de agencias policiales estatales y locales que hayan recibido fondos para comprar drones DJI desde el 1 de enero de 2017. La carta pregunta qué políticas y procedimientos hay para tales compras y si aplica alguna restricción o excepción. Los legisladores buscan saber si han surgido preocupaciones sobre los drones DJI en el grupo de tareas del Departamento de Justicia (DOJ) sobre sistemas aéreos no tripulados.

Los legisladores también preguntaron si el DOJ está vigilando la pandemia de programas de préstamos DJI. DJI, el fabricante de drones al consumidor más grande del mundo, envió 100 de sus drones a la policía, bomberos y organizaciones de seguridad en 22 estados. Los dispositivos al consumidor de DJI envían logs de vuelo, video y audio a sus servidores por defecto. Una persona que los usa tiene que navegar una serie de opciones para desactivar la recolección de datos.

El subjefe de policía de Elizabeth, Nueva Jersey, le dijo a The Epoch Times que el departamento aún usa un par de drones Mavic 2  prestados por DJI.

“El Departamento de Policía está consciente de las supuestas filtraciones de datos y se tomaron apropiadas precauciones”, dijo Giacomo Sacca, subjefe de policía en una declaración a The Epoch Times.

El Ejército, la Agencia de Información y Protección de Fronteras, el Departamento de Seguridad Nacional, y el Departamento del Interior (DOI) han tomado todos los recaudos para advertir sobre, o prohibir totalmente, los drones DJI. Mientras, un informe investigativo reciente de Bloomberg dice que DJI trabajó directamente con el régimen comunista sobre proyectos cuestionables.

El ejército de EE.UU. parece haber usado los dispositivos al menos hasta agosto de 2017, cuando los drones fueron prohibidos “debido a la creciente preocupación sobre ciber vulnerabilidades asociadas con productos DJI”. En ese tiempo, los drones DJI eran los más ampliamente usados como dispositivos aéreos no tripulados en el ejército.

La oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional en Los Ángeles advirtió en un boletín (pdf) el año pasado que “entidades de infraestructura crítica y policiales que usan sistemas DJI están recolectando inteligencia delicada que el gobierno chino podría usar para realizar ataques físicos o cibernéticos contra Estados Unidos y su población”.

El Departamento de Seguridad Nacional publicó una nota similar en mayo de 2019, advirtiendo que funcionarios estadounidenses tienen “fuertes preocupaciones sobre cualquier producto tecnológico que tome datos estadounidenses y los lleve al territorio de un Estado autoritario que permite el acceso irrestricto a sus servicios de inteligencia o que de alguna otra forma abusa de ese acceso”, informó Reuters.

El DOI formalmente paralizó su flota de drones a principios de este año excepto para misiones de emergencia. La nota del departamento no mencionó en particular a los drones DJI, aunque un portavoz le dijo al Wall Street Journal tres meses antes que la puesta en tierra era en respuesta a preocupaciones por la seguridad nacional sobre drones hechos en China. Antes de la clausura, el DOI había aprobado los drones DJI “edición gobierno” en 2019 luego de un extenso estudio.

Un funcionario familiarizado con la puesta a tierra de la flota del DOI le dijo a The Epoch Times que el secretario del interior, David Bernhardt, paralizó la flota luego de recibir “información clasificada sobre preocupaciones por la seguridad relacionada con nuestra flota de drones”.

“Actualmente, estamos trabajando mano a mano con expertos en la rama ejecutiva para coordinar una evaluación detallada de ciertos drones DOI y escanear cualquier potencial amenaza a la seguridad nacional”, dijo el funcionario.

Además de las preocupaciones expresadas por las agencias federales, los servidores de DJI fueron penetradas con éxito por cazadores de tesoros de ciberseguridad a fines de 2017. Un cazador documentó (pdf) haber accedido a datos recolectados del ejército de EE.UU., copias de pasaportes y licencias de conducir y otra información delicada.

Según se dice, luego de fundar DJI desde su dormitorio de estudiante, el fundador de la compañía, Frank Wang, llevó a la firma hasta la dominancia mundial en el mercado de drones al consumidor. DJI ahora tiene el 70 por ciento del mercado, según una estimación de la compañía.

Las grandes empresas en China no pueden existir independientemente del PCCh, el cual tiene acceso legal o virtualmente irrestricto, a cualquier recurso de la compañía. La política de privacidad de DJI en este punto es particularmente imprecisa, diciendo que la compañía puede compartir datos de usuarios “para cumplir con leyes aplicables”.

DJI no respondió a un pedido de comentario de The Epoch Times. La compañía dijo previamente que los dichos de que “rutinariamente” comparte datos con autoridades en China son “falsos”. La declaración notablemente evita aludir si DJI ha compartido datos con las autoridades chinas de una forma no rutinaria.

DJI declaró públicamente en un comunicado de prensa de 2017, luego removido, que estaba cooperando con el buró de seguridad pública en Xinjiang, el cual es conocido por perseguir a musulmanes uigures y practicantes de Falun Gong.

Las capacidades de DJI para detectar y rastrear drones son sorprendentes. La empresa actualmente publicita un sistema llamado AeroScope, el cual es “capaz de identificar la vasta mayoría de drones populares en el mercado hoy, monitoreando y analizando sus señales electrónicas para ganar información crítica”.

Según Bloomberg, Wang había creado un sistema similar a AeroScope para el régimen comunista en China. El sistema le permitiría a las autoridades rastrear cualquier dron hasta el celular de su dueño. DJI no respondió a un pedido de comentario sobre el reporte de Bloomberg.

Siga a Ivan en Twitter: @ivanpentchoukov


Apoye nuestro periodismo independiente donando un “café” para el equipo


Descubre

Cómo Huawei es utilizado como herramienta de espionaje y subversión

Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.

TE RECOMENDAMOS