Liberan a jefe de seguridad de oposición venezolana, detenido tras golpiza a policías

23 de Mayo de 2016 Actualizado: 23 de Mayo de 2016

CARACAS, 23 mayo (Reuters) – El jefe de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional venezolana fue liberado el lunes, luego de pasar cuatro días detenido bajo acusaciones de que planificó una golpiza contra funcionarios que custodiaban una protesta de la oposición, informó un portavoz del parlamento.

Videos difundidos por el canal de televisión estatal mostraron la semana pasada cómo media docena de jóvenes atacaron con palos y puñetazos a varios agentes de la policía, entre ellos una funcionaria que dijo que recibió golpes durante la manifestación organizada por la alianza de partidos opositores.

Coromoto Rodríguez, jefe de seguridad del presidente de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, fue arrestado el jueves por los servicios de inteligencia del Gobierno, según informó ese día el presidente Nicolás Maduro, quien lo acusó de ser el autor intelectual del ataque contra la mujer.

“¡Coromoto en libertad!”, fue el breve mensaje que difundió el jefe de prensa del parlamento venezolano, Oliver Blanco, en la red social Twitter en la noche del lunes.

“La fiscalía se abstuvo de presentar cargos contra el comisario Coromoto Rodríguez por no tener ni una prueba en su contra”, agregó.

El presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos, fue uno de los líderes que encabezó una marcha de opositores que buscaba llegar a la sede del ente electoral en Caracas para pedir la activación de un referéndum revocatorio contra Maduro, pero que fue disuelta con gases lacrimógenos por las fuerzas de seguridad.

Diputados opositores calificaron la detención del ex policía como un intento de intimidar a la dirigencia de la Asamblea Nacional.

La oposición controla el parlamento tras derrotar al gobernante chavismo en unas elecciones en diciembre y, desde entonces, busca un referéndum revocatorio contra Maduro, aprovechando su pérdida de popularidad por el manejo que ha hecho de una severa crisis económica que vive la nación miembro de la OPEP.

Maduro, quien asumió en el 2013 tras la muerte de su predecesor Hugo Chávez, dice que la oposición, apoyada por Estados Unidos, busca dar un golpe de Estado para derrocarlo.

TE RECOMENDAMOS