Lindsey Graham dice que Trump podría retirar más de 3000 tropas de Afganistán en cuestión de semanas

Por Katabella Roberts
17 de Diciembre de 2019 10:21 AM Actualizado: 17 de Diciembre de 2019 10:21 AM

El senador Lindsey Graham (R-S.C.) ha dicho que el presidente Donald Trump está planeando una retirada parcial de las tropas estadounidenses de Afganistán a partir del próximo año.

El senador de Carolina del Sur hizo los comentarios durante una visita a la ciudad capital de Kabul el lunes, y agregó que es probable que Trump anuncie la retirada, lo cual podría reducir el número de tropas de 12.000 a 8600, en las próximas semanas.

“Las fuerzas de seguridad afganas se están volviendo más capaces”, dijo Graham. “A medida que alcanzan la capacidad, la cantidad de fuerzas estadounidenses necesarias puede disminuir”.

“Si el presidente Trump decide en las próximas semanas reducir nuestras fuerzas por debajo de los 12.000 que tenemos, yo podría apoyar eso, porque creo que la situación militar nos permitiría reducir nuestras fuerzas”, dijo.

Graham dijo que las Fuerzas de Seguridad Nacional de Afganistán son “más que capaces” de defender a su país.

Aunque el senador se opone a la retirada total de las tropas estadounidenses del país, dijo que apoya la retirada parcial de Trump, ya que 8600 tropas serían suficientes para garantizar que “Afganistán nunca se convierta en una plataforma de lanzamiento para otro ataque contra la patria de los Estados Unidos”.

Sin embargo, enfatizó que la retirada debe estar “basada en la condición” y que los talibanes deben cumplir las promesas que hicieron durante las conversaciones.

“Nuestro objetivo es retirar nuestras fuerzas, pero nuestro objetivo final es hacerlo de manera sostenible. Para no tener que regresar y no debilitar nuestro prestigio y nuestra posición en todo el mundo”, dijo.

Sus comentarios se producen luego de que las negociaciones entre Estados Unidos y los talibanes se detuvieron la semana pasada tras un ataque fuera de la base aérea de Bagram que dejó dos afganos muertos y 73 heridos, incluidos cinco soldados estadounidenses.

Los funcionarios estadounidenses recibieron un nuevo golpe a principios de este mes cuando The Washington Post publicó un informe explosivo que detallaba las “fallas fundamentales” de la guerra en Afganistán, que presentaba transcripciones de entrevistas confidenciales con figuras clave involucradas en el enjuiciamiento del conflicto estadounidense de 18 años.

El informe contenía declaraciones de más de 400 personas que criticaron sin restricciones lo que salió mal en Afganistán y afirmaron que el gobierno había ocultado pruebas y estadísticas distorsionadas para engañar deliberadamente al público para que pareciera que Estados Unidos estaba ganando la guerra.

Uno de los entrevistados fue Douglas Lute, un general del ejército de tres estrellas que sirvió como zar de guerra para Afganistán bajo las administraciones de George W. Bush y Barack Obama.

Según el Post, en una entrevista de 2015, Lute dijo: “Estábamos desprovistos de una comprensión fundamental de Afganistán, no sabíamos lo que estábamos haciendo (…) Si el pueblo estadounidense supiera la magnitud de esta disfunción, 2400 vidas perdidas”.

A pesar de las revelaciones explosivas hechas en el informe, los funcionarios estadounidenses han desestimado en gran medida su importancia, y muchas preguntas aparentemente eludieron la transparencia del gobierno hacia el público en general.

El exsecretario de Defensa, James Mattis, dijo a los periodistas en un evento del Washington Post la semana pasada que tiene “dificultades para verlo como algo tan revelador”.

“La dificultad de Afganistán se entendió bien desde el principio. La idea de que hubo algún tipo de esfuerzo para ocultar esto me deja perplejo. (…) Si lees [los artículos], casi pensarías que es un desastre total, y no lo es en absoluto. Ha sido muy duro, pero no es solo una derrota sin distinción tras otra”, agregó.

Mientras tanto, el secretario de Defensa Mark Esper reveló que aún no ha “leído todas las historias”, y dijo a los periodistas la semana pasada: “Pero las historias abarcaron múltiples administraciones, múltiples funcionarios uniformados y civiles, y creo que es bueno mirar hacia atrás. Creo que en este punto donde estoy mirando es hacia adelante”.

El presidente ha abogado durante mucho tiempo por una reducción en el número de fuerzas estadounidenses en Afganistán y Medio Oriente.

El mes pasado, durante un servicio de Acción de Gracias en la base aérea de Bagram, la mayor base estadounidense en Afganistán, dijo que “reduciría” las fuerzas allí “de manera muy sustancial”.

¿Sabía?

Google estaría intentando evitar la reelección de Trump

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.