Aprovecha las bondades del feng shui y llena de calma y belleza los espacios exteriores

Por La Gran Época
17 de Noviembre de 2018 Actualizado: 17 de Noviembre de 2018

Yo vivía en una casa que estaba a una cuadra de una carretera principal.

Aunque me encantaba la casa, la jardinería era un reto. En algunas partes del patio trasero, las plantas siempre estaban sedientas y secas sin importar cuánta agua recibieran, y otros puntos eran pantanosos y no drenaban bien.

El suelo era como concreto sin importar cuánto mantillo agregara. Cada año, me encontraba reemplazando plantas en las mismas partes del jardín, y en otras secciones sacando plantas que habían crecido fuera de control. He tenido jardines antes, pero este pedazo de tierra en particular me puso a prueba.

Imagen Ilustrativa/Pixabay

Mirando hacia atrás, después de haberme mudado de esa casa, creo que este pedazo de tierra en particular solo tenía energía negativa o qi. Ahora vivo en un lugar escondido en el bosque, al borde de un pequeño arroyo, y la tierra se siente más feliz. Vemos mucha vida salvaje, las plantas crecen sin esfuerzo en el jardín, y disfruto viendo cómo cambian las estaciones desde mi terraza trasera. En este pedazo de tierra, entiendo las propiedades curativas de la naturaleza.

En la medicina china, hay muchos caminos hacia la curación, desde la acupuntura hasta las hierbas y la terapia alimenticia. Sin embargo, una disciplina menos conocida de la medicina china es la geomancia.

En términos más sencillos, la geomancia es una forma de acceder al conocimiento y, en última instancia, a la curación, a través de la conexión con la energía de la tierra.

Imagen Ilustrativa/Pixabay

En su forma más temprana, la geomancia se utilizó para estudiar los patrones de la tierra como una forma de determinar el mejor lugar para colocar los edificios. La geomancia puede parecerse mucho al feng shui y por una buena razón. Sin embargo, el feng shui, que es la práctica de cambiar su entorno para mejorar su energía, es un subconjunto de la geomancia. El feng shui, la adivinación y la astrología están bajo el paraguas de la geomancia.

A través de los principios del feng shui, puedes cambiar casi cualquier espacio en uno que se sienta mejor. Un buen ejemplo de feng shui simple es cuando entras en un lugar que está increíblemente desordenado. Se siente caótico y estresante. Sin embargo, limpiar el desorden para crear un pequeño espacio en blanco hace que ese mismo lugar se sienta más relajante y acogedor.

Cuando se trata de espacios al aire libre, es posible hacer cambios para alterar la energía de un área desafiante. Puedes convertir un lugar que no se siente muy atractivo en uno que sea relajante y equilibrado. He aquí algunas sugerencias:

Limpia el desorden. Como se mencionó anteriormente, el desorden es estresante y daña tus ojos. Guarda las macetas vacías, las mangueras rotas y las herramientas o juguetes que no estés usando actualmente. Es increíble lo diferente que se puede sentir un espacio con solo deshacerse del caos visual.

Imagen Ilustrativa/Pixabay

Agrega agua. Una fuente o cascada añade una sensación de flujo, sonidos relajantes y genera iones negativos. Los iones negativos limpian el aire al adherirse a alérgenos, contaminantes y otras partículas cargadas positivamente en la atmósfera.

Atrae pájaros. Un comedero para pájaros atraerá a visitantes con plumas que añadirán interés y canto de pájaros a tu espacio al aire libre. También, piensa en añadir un baño para pájaros. No sólo atraerá a las aves, sino que también añadirá un elemento acuático a tu espacio. Para generar iones negativos, asegúrate de que el agua se mantenga fresca o fluyendo.

Consigue una campana de viento, pero asegúrate de que te guste su sonido. Las campanas de viento son edificantes y agregan energía positiva a tu espacio.

Incluye plantas en tu área exterior. Ya sea en un jardín o en macetas en tu terraza, las plantas añaden una presencia positiva a tu espacio y lo ponen en contacto con el elemento de madera. Las plantas con flores añaden una dimensión adicional de color y belleza y atraen a los colibríes y mariposas.

Piensa en plantar algunos comestibles fáciles de cultivar. Una vez más, esto puede estar en el suelo o en macetas. Poder comer lechuga, hierbas o incluso fresas que crecieron por la puerta trasera te conecta físicamente con tu espacio y con la tierra.

Aunque no pases el tiempo en el invierno, tu espacio al aire libre puede ser energizante y atractivo para mirar.

Imagen Ilustrativa/Pixabay

Plantar árboles perennes, que vienen en todas las formas y tamaños, mantiene tu espacio vivo durante todo el año. Los comederos mantienen a las aves que llegan durante el invierno, agregando interés, actividad y energía a tu jardín. Las ramas de pino, las coronas y las decoraciones hechas de plantas y árboles nativos también son maneras de mantenerte conectado a tu espacio exterior durante todo el invierno.

¿El feng shui aumentó la energía de la tierra en mi antigua casa? La respuesta fue sí. Trabajamos duro para hacer una serie de cambios, y ellos realmente mejoraron la sensación de nuestro jardín. Reacondicionamos el pasillo exterior, instalamos patios de piedra, plantamos macetas grandes, alimentamos a los pájaros, cultivamos un pequeño huerto y colgamos nuestras campanas de viento favoritas.

En última instancia, era un lugar encantador para sentarse y relajarse y tener una comida al aire libre. Sin embargo, la proximidad de la carretera, el suelo pobre y el agotado qi de la tierra nos desafiaron a crear un espacio exterior armonioso.

Lynn Jaffee es una acupunturista licenciada y autora de “Simple Steps: The Chinese Way to Better Health”. Este artículo fue publicado originalmente en AcupunctureTwinCities.com

TE RECOMENDAMOS