Gatito que andaba con un rollo de cinta atascado en el cuello está irreconocible después del rescate

Por La Gran Época
10 de Enero de 2018 Actualizado: 15 de Abril de 2019

ADVERTENCIA: ESTE ARTÍCULO INCLUYE IMÁGENES QUE PARA ALGUNOS LECTORES PUEDEN SER PERTURBADORAS

En el Día de San Valentín, una pareja armó una trampa para capturar a un gato pelirrojo que vivía en las calles de California, ya que notaron que algo extraño estaba firmemente colocado alrededor de su cuello. Aunque no fue una tarea fácil, estaban decididos a atraparlo.

 Kimberly Saxelby y Chris Gattas, colocaron la trampa a 60 centímetros del gato callejero, que llevaba una hora escondido debajo de un automóvil estacionado.

Notaron que su trampa no daba resultado, entonces no tuvieron más remedio que capturarlo con una red.

“Después de perseguirlo por un tiempo y arrinconarlo en un viejo cobertizo, Chris pudo atraparlo con la red mientras intentaba escapar”, dijo Kimberly a Love Meow.

El pobre gato tenía un rollo de cinta adhesiva atorado alrededor de su cuello. Muchas personas, incluyendo rescatadores de Control Animal, ya habían intentado atraparlo pero fracasaron, porque simplemente tenía miedo de los humanos.

Cuando el gato se calmó, comenzaron a examinar su herida. La carne podrida en el cuello del gato “olía a muerto” y creen que el rollo de cinta estuvo allí meses atorado en su cuello.

Después llevaron al gato al Refugio de Animales Rancho Cucamonga para que trataran su lesión.

“Poco después de sedarlo supimos lo mal que estaba su condición, hasta que cortamos el rollo de cinta de su cuello”, recordó Kimberly.

Al ver el cuello del gato gravemente infectado, Kimberly lloró. No podía imaginar el dolor por el que había pasado.

Además de eso, el gato herido estaba demacrado y deshidratado, ya que no podía beber ni comer bien debido a que el rollo de cinta estaba firmemente pegado al cuello.

Afortunadamente, los veterinarios pudieron tratar las heridas alrededor de su cuello y encima de sus orejas. Comenzaba el camino hacia la recuperación.

En honor al día en que fue salvado, este gatito pelirrojo fue llamado Valentín.

Unos días después de su rescate, Valentín comenzó a recuperar su salud.

Valentín al principio estaba gruñón y a la defensiva, pero lentamente, comenzó a confiar más en los humanos una vez que lo colocaron en un hogar adoptivo.

“¡La mamá adoptiva pudo acariciarle la cabeza y se puede decir que eso nos hizo muy felices!”, Escribió Kimberly en la página de Facebook Saving Sweet Valentine.

Con mucho amor y cuidados, Valentín se adaptó bastante rápido. Le encanta dormir en su lugar favorito: ¡El fregadero!

Él pasó por muchas desgracias y Kimberly esperaba poder encontrarle el hogar amoroso que realmente se merece.

Finalmente, el 18 de mayo, Kimberly anunció en una publicación de Facebook“Valentín encontró un hogar permanente y lo mejor de todo, es con su madre adoptiva April Glatzel, quién lo ama …”

Junto con las maravillosas noticias, ella publicó una foto de Valentín “tirado en el sofá”.

¡Solo mira lo guapo que esta ahora!

¡Felicitaciones a Kimberly, April y a todos los demás rescatistas por darle a Valentín una segunda oportunidad en la vida!

Un oficial de policía salva a una gatita atrapada en medio de la carretera

Si esta conmovedora historia inspiró tu corazón, por favor, compártela. Apoya el periodismo independiente y ayúdanos a difundir las buenas noticias a todo mundo.

TE RECOMENDAMOS