“Lo que estaba en juego no podía ser mayor”, dice Biden a la nación por el acuerdo del techo de la deuda

Por Emel Akan y Lawrence Wilson
03 de Junio de 2023 8:28 AM Actualizado: 03 de Junio de 2023 8:30 AM

En su primer discurso a la nación desde la Oficina Oval este viernes 2 de junio, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, defendió el reciente acuerdo sobre el techo de la deuda que evitó un histórico default del país, y dijo que lo promulgaría como ley el sábado.

Biden comenzó su discurso destacando la importancia del acuerdo alcanzado con el presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy.

“La aprobación de este acuerdo presupuestario era fundamental. Lo que estaba en juego no podía ser mayor”, dijo Biden.

“Había voces extremas que amenazaban con tomarse a Estados Unidos por primera vez en nuestros 247 años de historia”, añadió el presidente. “Nada, nada habría sido más irresponsable. Nada habría sido más catastrófico”.

Biden señaló que ninguna de las partes en las negociaciones recibió todo lo que quería, pero que al final ganó el pueblo estadounidense.

“Evitamos una crisis económica y un colapso económico”.

Durante su primer discurso a la nación desde el Despacho Oval, Biden destacó sus victorias legislativas, afirmando que protegió prioridades importantes como la Seguridad Social, Medicare, las prestaciones a los veteranos, las infraestructuras y las inversiones en energías limpias.

También indicó que seguiría dando prioridad a la recaudación de ingresos, aumentando los impuestos, persiguiendo a los evasores fiscales y asegurándose de que todo el mundo paga lo que le corresponde.

“Voy a volver y, con vuestra ayuda, voy a ganar”, dijo Biden.

Cómo empezaron las negociaciones

En enero, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, informó al Congreso de que Estados Unidos pronto superaría su techo de deuda de 31.4 billones de dólares. Yellen declaró que esto podría retrasarse hasta junio.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Kevin McCarthy, exigió a la Casa Blanca que redujera el gasto a cambio de elevar el límite. Biden, sin embargo, se negó a negociar, alegando que pondría en riesgo “la plena fe y el crédito de Estados Unidos”.

El presidente presentó su propuesta presupuestaria para 2024 el 9 de marzo y pidió a los republicanos de la Cámara de Representantes que hicieran lo mismo.

El punto muerto se rompió el 26 de abril, cuando los republicanos de la Cámara de Representantes aprobaron la Ley de Limitación, Ahorro y Crecimiento, que incluía un aumento del techo de la deuda, así como recortes del gasto que reflejaban las prioridades republicanas.

Las negociaciones comenzaron en serio el 9 de mayo y duraron tres semanas.

El proyecto de ley

La Ley de Responsabilidad Financiera suspende el techo de la deuda hasta el 1 de enero de 2025, reduce ligeramente el gasto discrecional no destinado a defensa en 2024 y limita el crecimiento del gasto discrecional al 1% en 2025.

El acuerdo también incluye reformas de los permisos de perforación de petróleo y gas, revisiones de los requisitos de trabajo para algunos programas de asistencia social y la devolución de 20,000 millones de dólares en fondos del IRS y 30,000 millones de dólares en fondos de ayuda del COVID-19 no gastados.

En ausencia de una acción del Congreso para permitir préstamos adicionales, Yellen advirtió recientemente que el gobierno federal se quedaría sin dinero el 5 de junio.

El proyecto de ley fue aprobado por la Cámara de Representantes el 31 de mayo por 314 votos a favor y 117 en contra, y por el Senado el 1 de junio por 63 votos a favor y 36 en contra.

McCarthy calificó la ley de histórica y la defendió como el mayor recorte de gastos jamás aprobado por el Congreso.

“Hemos salvado al país del azote del impago”, dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer (D-N.Y.), tras la aprobación de la ley en el Senado el 1 de junio.

La medida contó también con el apoyo del líder de la minoría en la Cámara de Representantes, el demócrata Hakeem Jeffries, y del líder de la minoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell.

Compromiso: A ninguno le gusta

Como resultado de los compromisos, muchos legisladores plantearon problemas con el proyecto de ley hasta que finalmente fue aprobado tanto en la Cámara de Representantes como en el Senado.

“Yo creo que lo que tenemos es un compromiso que no tiene lo que todo el mundo quiere”, declaró la senadora demócrata Jeanne Shaheen a The Epoch Times el 1 de junio. “Pero en eso consiste gobernar. Se trata de llegar a compromisos”.

“¿Es todo lo que yo quería? No. Pero en una Cámara con un Senado demócrata y un presidente demócrata que no quería reunirse con nosotros, creo que lo hemos hecho bastante bien para el público estadounidense”, dijo McCarthy en una conferencia de prensa el 31 de mayo.

“No es un proyecto de ley perfecto, pero representa un compromiso entre la Administración y el Congreso. Eso es necesario en un gobierno dividido. Nadie ha conseguido todo lo que quería. Pero el resultado final es un proyecto de ley verdaderamente histórico”, dijo el representante Tom Cole (R-Okla.).

Cole, que votó a favor del proyecto de ley, declaró a The Epoch Times tras la aprobación que el paquete representaba el “mejor acuerdo que podíamos haber alcanzado” y elogió el liderazgo de McCarthy para lograr el acuerdo de compromiso, calificando al portavoz de “maestro del arte de lo posible”.

El representante Greg Landsman (D-Ohio) se limitó a decir que “el proyecto de ley representa el hecho de que el Congreso está dividido”.

“Este tipo de compromiso es exactamente cómo debería funcionar un gobierno dividido”, dijo Kelly Veney Darnell, directora ejecutiva interina del Bipartisan Policy Center, en una declaración del 2 de junio.

Oposición

Conservadores y progresistas constituyeron la mayoría de la oposición en la Cámara (71 republicanos y 46 demócratas).

Aproximadamente la mitad de los 71 votos negativos republicanos fueron emitidos por miembros del Freedom Caucus de la Cámara de Representantes.

“El presidente McCarthy recibió un mandato del pueblo estadounidense con una poderosa posición negociadora de un partido republicano unificado (…) para mantener una línea para el proyecto de ley que nosotros aprobamos”, dijo el representante Scott Perry (R-Pa.), presidente del Freedom Caucus, en una rueda de prensa el 30 de mayo.

Según Perry, el acuerdo bipartidista negociado por McCarthy “fracasó por completo”.

“La conferencia republicana ahora mismo se ha hecho pedazos y estamos trabajando duro para intentar recomponerla este fin de semana asegurándonos de que este proyecto de ley se detenga”, dijo el 30 de mayo el representante Chip Roy (R-Texas).

En el Senado, 31 republicanos votaron en contra de la ley, junto con cuatro demócratas y un independiente.

“En un momento de desigualdad masiva y cuando la gente de arriba nunca lo ha tenido tan bien, no puedo en conciencia votar a favor de un proyecto de ley que perjudica a los trabajadores”, dijo el senador Bernie Sanders (I-Vt.) mientras se debatía el proyecto de ley el 1 de junio.

Con la contribución de Jackson Richman.


Únase a nuestro canal de Telegram para recibir las últimas noticias al instante haciendo click aquí


Done a The Epoch Times

Cómo puede usted ayudarnos a seguir informando

¿Por qué necesitamos su ayuda para financiar nuestra cobertura informativa en Estados Unidos y en todo el mundo? Porque somos una organización de noticias independiente, libre de la influencia de cualquier gobierno, corporación o partido político. Desde el día que empezamos, hemos enfrentado presiones para silenciarnos, sobre todo del Partido Comunista Chino. Pero no nos doblegaremos. Dependemos de su generosa contribución para seguir ejerciendo un periodismo tradicional. Juntos, podemos seguir difundiendo la verdad.